La nueva temporada de Claudia Bahamón: de la tv a la activista verde del Pacífico

La nueva temporada de Claudia Bahamón: de la tv a la activista verde del Pacífico

Octubre 21, 2018 - 10:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo / editora Equipo de Domingo
Claudia Bahamón

Claudia Bahamón

Especial para El País

El pasado 9 de septiembre fue la final de MasterChef Celebrity, el reality show del Canal RCN que ella conducía y el 11 de ese mismo mes ya estaba montada en una lancha recorriendo playas del Pacífico colombiano en aras de conocer en vivo y en directo las iniciativas de Ecopazífico, la fundación que se beneficiará con su nuevo emprendimiento como empresaria y ecologista: la línea ‘OQ by Claudia Bahamón’.

La presentadora huilense no es de las que solo pregona sobre los cuidados para preservar el planeta, sino que sus palabras las aplica con hechos. En esta ocasión hizo una alianza con la empresa caleña OQ para lanzar una línea de zapatos y carteras. Pero ella les sugirió a las dueñas de la compañía que los productos fueran ecoamigables con el medio ambiente y fue así como esta iniciativa se convirtió en la primera campaña verde de esta firma que tiene más de diez años en el mercado.

Paula Quintana, gerente general de OQ está feliz con los resultados. “Los diseños han gustado mucho y Claudia no es solo la imagen de la campaña, sino que diseñamos juntas, escogimos la fundación que queríamos ayudar, fuimos al Pacífico para conocer exactamente lo que íbamos a apoyar, estuvimos en Los Ángeles haciendo las fotografías. Realmente es una socia y ha sido muy chévere trabajar con ella”, asegura.
Antes de partir a Los Ángeles, donde vive con su esposo, el director de cine y videos Simón Brand y con sus dos hijos, Claudia Bahamón habló con El País:

Y ahora se lanza como diseñadora…

Más allá de lanzarme como diseñadora quiero que quede claro que es una colaboración con la empresa OQ. No son diseños ciento por ciento míos. No soy diseñadora, pero soy arquitecta, así que el arte corre por mis venas, entonces sí hay colaboración, el diseño es pensado, hablado en conjunto y decidimos incursionar en esta alianza para ayudar al Pacífico colombiano.

¿Por qué escogieron Ecopazífico?

Decidimos buscar una fundación que tuviera que ver con ayuda ambientalista. Y escogimos Ecopazífico porque ellos hacen una misión muy bonita en Juanchaco, Ladrilleros y La Barra, lugares que reciben demasiada basura. Según un estudio, ocho toneladas de plástico llegan a la semana a este sector, que son muy difíciles de sacar. Y con Ecopazífico se está haciendo una labor bonita de educación ambiental, construyendo senderos ecológicos con puntos de reciclaje para que la comunidad, más adelante, llegue a una futura planta de reciclaje. Esa es una de nuestras ideas: hacer una planta de reciclaje para que termine siendo una cooperativa de sustento económico.

¿Por qué se caracterizan los diseños?

Son diseños básicos, muy lindos, muy cuidados. Alguien que los vio hace unos días me dijo: ‘Claudia, esos diseños son muy tú’. Y sí, me siento identificada con ellos, por obvias razones. Pero, además, son diseños hechos en cuero que no tienen tintes ni cromo, y usamos lonas naturales.

Pasando a otro tema. ¿Ya sabe si habrá una nueva temporada de MasterChef?

No sé, no tengo ni idea. Acabamos de terminar esta temporada con celebridades que fue muy buena, a la gente le gustó muchísimo, tuvimos una muy buena aceptación y nos ganamos el premio Tv y Novelas como el mejor reality de Colombia. Pasamos bueno, nos reímos, soñamos, cocinamos, viajamos por toda Colombia, conocimos y dejamos enseñanzas sobre la gastronomía de nuestro país.

¿Y cómo le va a usted en la cocina?

Me va bien y cada vez mejor. Siempre he considerado que tengo sazón, que cocino bien, no tengo la mejor técnica quizá, pero a través de los años y de haber estado en cuatro temporadas de MasterChef puedo decir que no fui mejor cocinera, pero sí soy más exigente (risas).

¿Pero de verdad, sí le gusta cocinar?

Me gusta. Me gusta cocinar en familia, en planes con amigos, quizá como buena mamá termina uno fastidiada de tener que cocinar todos los días, porque eso sí tengo que decirlo: cuando estoy con mis hijos y tengo que cocinar todos los días se me va la creatividad y termino cocinando los mismos cinco platos, termina uno cansado (risas).

¿Con qué puede descrestar?

Con un salmón al horno en teriyaki con unos buenos vegetales al vapor. Y quiero decirle que como buena huilense, el mejor arroz del mundo lo cocino yo.

¿Qué sacrificios le exige la grabación del programa? ¿A qué convenios debe llegar con su esposo e hijos?

A nivel personal, todos. Es un sacrificio muy grande, es un sacrificio de familia completo, yo no vivo en Colombia hace muchos años, tengo dos hijos y el hecho de tener que mudarme a Colombia durante todo ese tiempo es dejarlos un rato con su papá y con mi mamá, que es la que se va para Los Ángeles a estar con ellos. Pero dentro de las condiciones que tengo muy amablemente con el Canal es que a mis hijos me los tienen que traer, porque sino, me desmayo. Ellos me visitan, también viene mi esposo, y vuelven y se van.

¿Cómo fue que la arquitectura la llevó a ser presentadora en el Canal RCN?

Yo estaba haciendo las prácticas universitarias con Sanín Asociados, una empresa que hace escenografías y que duró haciéndole la escenografía al reinado de Miss Colombia casi quince años. En el 2001 terminé haciéndole la escenografía al Miss Colombia, cuando ganó Vanessa Alexandra Mendoza y conocí a la gente de RCN y me invitaron a ser presentadora.

¿Gabriel Reyes (presidente entonces del Canal) le hizo la propuesta?

Sí, él me invitó.

Me imagino que esos inicios fueron difíciles al no ser comunicadora…

La verdad es que fue súper complicado, pero me dieron esa oportunidad y no la quise desaprovechar porque era una oportunidad única. Hice cursos, tomé clases de dicción, de interpretación, fue una odisea, me equivoqué mil veces estando al aire, fue un tema complicadísimo, pero cuando uno persiste, hay paciencia y gente que cree en ti, sale adelante. Porque eso fue lo que pasó: ellos creyeron en mí y hoy puedo decirles gracias, porque no se equivocaron y pude demostrarles que podía llegar muy lejos y agradezco un montón esa oportunidad.

¿Y por qué renunció a la presentación en el noticiero?

Porque me enamoré y me fui a Los Ángeles, esa fue la única razón. Me fui feliz, yo estaba dichosa.

¿Es cierto que Chayanne fue quien le presentó a su esposo?

Sí. Yo estaba entrevistando a Chayanne, él fue a Noticias RCN y me propuso hacer parte del video ‘Sentada aquí en mi alma’ y cuando fuimos a hacerlo, resultó que el productor y director del mismo era quien es hoy mi esposo. Ahí hicimos clic y ya nunca más dejamos de hablar.

¿Qué la enamoró de su esposo?

Todo.

¿Qué resalta de él como padre?

Es un papá moderno, que se puede quedar con sus hijos solo y no necesita ayuda para cumplir con los deberes del hogar.

¿A qué convenios llegan para llevar de la mejor manera las separaciones que tienen como pareja por sus compromisos laborales?

No necesitamos hacer ningún tipo de convenio. Es natural de nuestra propia vida viajar y trabajar en diferentes partes del mundo. En la medida de lo posible cuadramos calendarios para que siempre uno de los dos esté con los niños, si no, mi mamá nos ayuda.

¿Cuando sus amigas le piden consejos para tener un matrimonio estable como el suyo, qué les responde?

Que aprendan a ser creativas en las reconciliaciones.

¿Tuvo la oportunidad de diseñar el lugar donde viven en Los Ángeles?

Ha sido un proceso de 14 años. Como buena arquitecta me aburren los espacios luego de un tiempo y siempre estoy en búsqueda de constantes cambios.

Compártanos unos de sus secretos para cuidar su bonito rostro...

Soy fanática de los aceiticos mágicos.

¿Qué tipos de lecturas disfruta más?

Últimamente me gusta mucho la lectura que empodera a las mujeres.

Más de Claudia

Crisis
En 2012, medios especularon sobre una posible separación de Claudia Bahamón y su esposo, por una supuesta infidelidad de él con una actriz extranjera. Pero ella desmintió el asunto. “Confieso que mi relación no es modelo de perfección... pero frente al tema les digo que es mentira y no nos separaremos”.

Destape
En mayo pasado, la presentadora divulgó por Instagram que un deudor moroso no le había pagado por un video institucional que hizo para la Gobernación del Huila hace tres años. Y reveló de quién se trataba. Lo que despertó comentarios.

Cirugía

Claudia ha confesado que se ha hecho una cirugía: la de los senos. “Yo era ‘Sin tetas no hay paraíso’ y luego cuando tuve los dos hijos estas me crecieron un montón, entonces me las quité”, dijo en el programa de entrevistas en la web ‘Autostar’.

Qué experiencia

De luna de miel hizo un recorrido por varios países, finalizando en Tailandia. Allí estuvo en Phuket. Una vez salió con su esposo de ese lugar se produjo un tsunami. “El hotel donde nos hospedamos fue el único que quedó en pie y fue refugio de todas las personas de Phuket”, contó en el programa ‘Pillow sessions’.

Vea también: En imágenes: seis mamás famosas que son un éxito en redes sociales

Feliz y divertida

Rommy Schreiber, directora de la Fundación Ecopazífico, y Paula Quintana, gerente de OQ, coinciden, cada una por su lado, en recordar la misma situación vivida con Claudia Bahamón, durante el recorrido que hicieron por playas del Pacífico para ver sobre el terreno los proyectos que adelanta la entidad ambientalista y de paso, avistar ballenas.

Luego de ver las estaciones de reciclaje y todo lo que hace Ecopazífico en pro de las playas, cuando fueron a ver las ballenas -cuentan las caleñas- Claudia, con la careta puesta, se tiró en la mitad del mar para escuchar a estos animales, ya que estaban cerca.

“Eso nos asustó y nos sorprendió, pero eso refleja lo que es ella: mucho más que una cara bonita es una mujer súper fresca, que lo que está haciendo lo hace con el corazón, no porque esté de moda, le parezca chévere o sea tendencia, sino porque es una causa en la que cree”, comenta Paula Quintana.

La opita de 39 años, que no usa nada de piel de animal y que se ha unido a variadas causas verdes, es, según su amiga, la periodista y relacionista pública Paola España, una persona correcta, con unos valores impresionantes, que se preocupa por el medio ambiente, por la familia, por los amigos, por sus hermanos, porque todo el mundo esté bien. “Es la persona más feliz que haya conocido, se ríe por todo y disfruta cualquier comentario. Siempre te recibe con una sonrisa y sale con chistes o con cualquier curiosidad. Siempre está ahí para sacarte sonrisas”.

Además de poner el toque divertido, de ser la que pone la música, la que hace el chiste y se burla de ella misma para que todo el mundo se burle a la par y romper el hielo, tal como lo asegura su colega y amiga, la caleña Andrea Serna, es una muy buena consejera,objetiva en sus apreciaciones. “Si tiene que decir algo que no le ha parecido bien, es muy clara, no tiene problema en decirte ‘yo no pienso así, me parece que eso no está bien’, o ‘fantástico, hazlo, no te dé miedo’. Ella siempre tiene un consejo valioso para los amigos en general”.

En muy raras ocasiones se le ve furiosa, pero sí la pone de mal humor, revela Paola España, que la gente no se concientice respecto a lo que está acabando el planeta, las injusticias contra los niños, contra los animales y que los papás no cuiden a sus hijos, “eso no solo la molesta, si no que le entristece el alma”.


Su sensibilidad la ha llevado a que a veces sea criticada por llorar mucho, incluso, cuando presenta MasterChef. Y aunque sensible, como opina España, “es una mujer luchadora, como muchas colombianas cuando están fuera del país; que disfruta y le sonríe a la vida y la vida le sonríe a ella”.

No al desorden

El próximo 27 de noviembre la expresentadora de noticias de entretenimiento del Canal RCN cumplirá 14 años de matrimonio con el director de cine Simón Brand. Ellos son padres de dos niños: Samuel, de 10 años, que físicamente se parece a su papá y Luca, de 7, parecido a su mamá.

Precisamente, después de dar a luz a este último, vivió uno de los episodios más amargos de su vida: sufrió de depresión posparto “y no se me va a olvidar que no lo quise ver ni tocar durante como seis meses”, le contó al programa de entrevistas en la red  ‘Autostar’.

Hoy es una madre “que más que mamá, es amiga de sus hijos. Es una amiga que cría, que enseña, que, sobre todo, les da fuerza para disfrutar y enfrentarse al mundo”, comenta su amiga, la bogotana Paola España.

Es una progenitora consentidora, pero a la vez firme en la formación de sus hijos. “Cuando está Simón cerca me vuelvo más alcahueta que estricta. Cuando estoy sola sí me toca ser muy estricta”, cuenta entre carcajadas.

Esta mujer de 1,72 m de estatura, cabellera rubia y rostro angelical, no les acolita a sus hijos “la mala educación, comer mal, no saludar de beso y abrazo, hablar con la boca llena, no bañarse, que se olviden de lavar los dientes, hablar mal de la gente, ser desordenados”... por eso reconoce que “soy muy ‘mis papás’ a la hora de educar”.

Impaciente al extremo, le cuesta ser flexible cuando ha cuadrado algo y le toca mover la agenda. No tolera para nada el desorden, “me cuesta demasiado”, dice, de ahí que no soporte “una cama mal tendida; la crema dental mal espichada y tirada por el lavamanos o que el lavamanos no esté limpio”.

En la vida real y en redes sociales se muestra auténtica y sin filtros. Y por eso, a veces, genera críticas o risas. Como en aquella ocasión que mostró su derriere en Instagram y lo analizó: “Mis nalgas han pasado por crecimiento desmesurado a los 14 años, han soportado 25 y 24 kilos de más por los dos embarazos, así que imagínense la piel y el mapamundi estriado que tengo. Eso sí, mi marido es dichoso con ellas y eso es lo que vale”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad