Escuchar este artículo

La caleña que brilla en la New York Jewelry Week

Noviembre 10, 2020 - 12:28 a. m. Por:
 Isabel Peláez R., reportera de El País
Ana María Bedoya Wagner

La joyería no es solo ornamental, es una expresión ideológica de cada cultura. Me siento responsable de preservar técnicas orfebres y contar por medio de metales y gemas, la historia de nuestro país”, Ana María Bedoya Wagner, joyera caleña.

Especial para El País

La caleña Ana María Bedoya Wagner es la primera colombiana en participar en New York Jewelry Week, la semana de la moda de las joyas del New York Fashion Week que se realiza del 16 al 22 de noviembre, este año, de manera virtual.

Con su marca Holystone (@holystonestore) esta neuropsicóloga y joyera fue una de las 15 seleccionadas entre millones de aspirantes del mundo, en el programa Here We Are, que apadrina talentos en esta área.

Ana María, que vive entre Miami, Cali y Bogotá, es la creadora y artífice de piezas de joyería hechas a mano, atemporales, versátiles y modulares o intercambiables: Jackets, que se pueden combinar de diversas maneras. “Me inspiro en las mujeres del siglo XXI, que cumplimos con muchísimos roles, y necesitamos piezas funcionales que se adapten a cualquier estado de ánimo, estilo, escenario y entorno y que evolucionen con nosotras”, dice.

Puede leer: Corto Circuito: el festival del nuevo cine inicia una fiesta virtual y gratuita de cuatro días

Hablamos con ella antes del gran evento que se realiza por tercer año consecutivo y que en los últimos dos años fue presencial, pero este será virtual, debido a la pandemia. Toda la programación está en línea, las personas se pueden registrar para disfrutar de charlas y asesorías, en el link http://nycjewelryweek.com.

Todas nuestras piezas son elaboradas a mano. Estoy sacando mi certificado de joyería por medio de Artesanías de Colombia.

¿En qué consiste el programa en el que fue seleccionada entre muchos joyeros emergentes del mundo?

New York Jewelry Week, o la Semana de Joyería de Nueva York, tiene un programa aparte de las exhibiciones, Here We Are, en donde escogen 15 o 20 marcas relativamente nuevas, que tengan entre uno y tres años de creadas, y durante un año te apadrinan y ponen más de 20 personas de la industria, entre ellos fotógrafos de Vogue Magazine, especialistas en joyería, modelos o representantes del Gemological Institute of America, GIA, que nos apoyan y capacitan y nos ganamos el derecho de participar este año y el que viene.

Ana María Bedoya Wagner

¿Cómo es el proceso de selección?

Es un formulario súper largo, donde te preguntan tu perfil y el de la empresa, debes anexar fotos de tus diseños, materiales. Cuando apliqué lo hice más por la práctica, uno desconoce todo lo que hay detrás de la industria. por ejemplo que si quieres llegar a almacenes de cadena, te debes preparar y crear un Lookbook, tener un perfil y reunir un montón de requisitos. Durante la pandemia me puse a investigar y vi que a mi marca le hacían falta muchas cosas y dije: “Voy a aplicar a ese programa para ganar práctica”. Pero lo veía imposible, son millones de personas las que se inscriben. Es una oportunidad increíble, al final todo se dio y aún no me lo creo.

En esta nueva colección incluimos jackets en filigrana en honor a nuestras tradiciones y con la misión de preservar un arte milenario”.

¿Qué significa ser seleccionada entre muchos y en medio de una situación crítica mundial?

Estar en este evento, y más durante una pandemia, significa muchísimo, me llena de orgullo y motivación, representa un reto enorme de seguir apostándole a piezas funcionales y con responsabilidad social. Me confirma que en la vida debemos lanzarnos, que no es necesario tener todo perfecto, porque nunca lo va a estar, pero sí saber que en el camino iremos mejorando.

Ana María Bedoya Wagner

¿Cómo pasó de la neuropsicología a la joyería?

Cuando me gradué del colegio en Cali, me fui a estudiar neuropsicología en Estados Unidos, mi experiencia laboral fue con organizaciones no gubernamentales como Unicef y la Asociación Americana del Corazón, para mí ha sido muy importante la parte social. Mientras vivía y estudiaba en Estados Unidos con una de mis hermanas empezamos a ver la oportunidad de vender joyas, nos pedían que les consiguiéramos en nuestro país. Y tomé la decisión de apostarle todo a las joyas, vi que no tenemos joyería responsable en nuestro país. Quería crear un concepto de sostenibilidad y conciencia social. Usamos oro reciclado de 18K y plata reciclada, oro vermeil y piedras preciosas, (todas con certificado de minería legal).

La joyería no es solo ornamental, es una expresión ideológica de cada cultura. Me siento responsable de preservar técnicas orfebres y contar por medio de metales y gemas, la historia de nuestro país”, Ana María Bedoya Wagner, joyera caleña.

¿Dónde estudió joyería?

Era consciente de que debía estudiar bien para mi emprendimiento. Tuve la oportunidad de estudiar en París, en L’École des Arts Joailliers by Van Cleef & Arpels sobre gemología, piedras de colores y diamantes, y en Estados Unidos me gané una beca para estudiar en el Gemological Institute of America, GIA. En Cali tuve la suerte de estudiar en el Taller & Joyería Ortiz Rojas, de una familia de Mompox, y allí me enamoré de este arte.

En Cali no hay escuelas de joyería, el año pasado cerraron la del Sena. Este taller ubicado por el Parque del Perro es mi casa, somos joyeros de diferentes marcas muy unidos, una familia, y nos apoyamos. Esta experiencia me ayuda a motivarlos para que sientan que nuestras piezas y trabajo valen muchísimo y tenemos la responsabilidad de llevarlas afuera.

Ana María Bedoya Wagner

¿Cuál es el elemento diferencial de sus piezas de joyería?

Era clave crear piezas que pudieran crecer con nosotros en el tiempo. Las mujeres somos muy cambiantes, en la mañana estamos tranquilas, por la noche queremos irnos de fiesta y ser más atrevidas, algunas vamos al gimnasio, luego trabajamos, otras son mamás, qué chévere que una joya se adapte a estos roles que tenemos.

¿Como empresaria, qué enseñanza le ha dejado la pandemia?

He tenido días de incertidumbre, de miedo y hasta he llorado, pero también días de gratitud, de fuerza, de determinación. Una de las mayores lecciones ha sido ver que hay opciones que uno a veces no considera, que el mundo es enorme y hoy en día todos estamos conectados, que muchas estructuras están cambiando, que el e-commerce llegó para quedarse. Esta oportunidad me dio el empujón para hacer realidad mi marca con responsabilidad social.

Piezas versátiles

-Jackets

“Nuestras piezas se conocen en Estados Unidos como Jackets, son intercambiables, por ejemplo, tienes unos topitos, pero le puedes poner unas candongas o un arete más estilizado o unos Jackets de diamantes para una boda. De esta forma contribuimos a cuidar el medio ambiente, porque son piezas multiusos”.

Vea las joyas de Ana María Bedoya Wagner en Instagram como: @holystonestore

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS