Eddy Herrera: "El homenaje a Javier Solís era un sueño que tenía por cumplir"

"El homenaje a Javier Solís era un sueño que tenía por cumplir": Eddy Herrera

Julio 02, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Anderson Zapata Reyes / reportero de El País
Eddy Herrera, cantante de merengue

Eddy Herrera, cantante de merengue

Especial para El País

El merenguero Eddy Herrera vuelve a sus raíces en el bolero con un tributo al cantante mexicano Javier Solís. Con este disco dedicado al gran intérprete, Eddy buscará conquistar el mercado de América Latina.

“Inicié mi carrera con Wilfrido Vargas, pero desde que era niño tenía pasión y gusto por la música mexicana, en especial por la de Javier Solís”, afirmó el intérprete de éxitos como ‘Ajena’, ‘Pegame tu vicio’ y ‘A dormir juntitos’, entre otros.

En entrevista con El País, el dominicano de 55 años reveló detalles del primer sencillo del álbum titulado ‘Sombras’, recordó cómo terminó cantando merengue y explicó por qué este género en los últimos años ha sido remplazado por la música urbana.

¿Cómo nace la idea de interpretar el tema ‘Sombras’ del maestro Javier Solís?

El tributo a Javier Solís nace a raíz de que en mis primeros 20 años fui cantante romántico, pues en mis inicios yo no soñaba con cantar merengue. Cantaba baladas, boleros y rancheras.

Recuerdo que a los 14 años inicié a cantar rancheras porque mi papá, Iván Herrera, era un loco empedernido escuchando a Javier Solís. Él todos los fines de semana escuchaba a Javier y sus temas se quedaron grabados en mi mente. Incluso mi papá me decía: “Eddy ven, cántame con la guitarra ‘Sombras’, ‘Payaso’ y otras canciones.

Lea también: Juanes en Rock al Parque: lluvia, pogo, rock y un tributo épico a Metallica

Es importante aclarar que yo participé en un festival de la voz a los 19 años y gané. Por esos días Wilfrido Vargas me vio en televisión y se me acercó para que yo formara parte de sus cantantes, algo que me impactó mucho porque yo no era merenguero y no sabía cantar en este género, sin embargo él me dijo: “No te preocupes mi hijo, te voy a contratar para que seas parte mi grupo”. Tuve que abandonar mis estudios de arquitectura y el béisbol, para irme con Wilfrido.

¿Por qué el homenaje a Javier Solís inició en el 2000 y solo hasta ahora sale a la luz pública?

Ese año grabé el disco ‘Me enamoré’, álbum donde está el tema ‘Pegame tu vicio’, uno de mis más grandes éxitos. En aquella época hablamos para que la mitad del disco fuera romántico pero no se concretó nada. Fue hasta el 2017 que Jorge Avendaño se me acercó y me dijo que creía que era el momento de retomar el homenaje a Javier Solís, a lo que le respondí que eso era un sueño que tenía por cumplir. Días después empezamos a trabajar en el disco que se grabó todo en México.

¿Qué reto significó interpretar el tema ‘Sombras’?

Desde los 14 años vengo interpretando rancheras y boleros. Más que un reto es un honor, es quitarme el sombrero ante el rey de la ranchera y es un privilegio inmenso. Además, haber grabado un disco en tributo a Javier Solís es posible que sea el hecho más importante en toda mi carrera artística.

Es imposible tenerlo al otro lado de la línea telefónica y no preguntarle sobre el presente del merengue...

El merengue hoy en día no es como era años atrás, pues antes era el género número uno igual que la salsa. Debo reconocer que tenemos un género musical predominante que se llama reguetón, cada día más fuerte y poderoso.

Es increíble lo que pasa, yo tengo una canción nueva que se llama ‘Contigo’ y está sonando en la radio de algunas ciudades importantes de Colombia, Panamá, Costa Rica y República Dominicana; sin embargo, hoy en día es muy difícil posicionar en primer lugar un merengue en las emisoras tropicales. A pesar de todo seguiré haciendo merengues por siempre y para toda la vida, nadie me lo va a quitar.

¿Ha pensado en unirse al género urbano para sonar en la radio?

Claro que sí pero es muy difícil porque lo usual en el reguetón es que quienes interpretan sus canciones son todos jóvenes, es decir, que después de los 35 años a uno no lo ven tan joven.

Los intérpretes más antiguos de ese género son Daddy Yankee, Don Omar y Tego Calderón. Yo tengo 55 años, por lo que grabar reguetón con alguien es muy difícil, pues son generaciones totalmente diferentes. El homenaje a Javier Solís se realizó porque es mi línea, mi onda y los temas le gustan a mi público.

¿Cuál considera que ha sido la clave para mantenerse vigente durante tantos años en la industria?

Trabajar mucho con un buen equipo y no desfallecer nunca. Todo esto lo hago con el objetivo de inventar temas comercialmente poderosos. Yo no paro de trabajar, esta es la tercera gira de medios que hago en un año y medio entre México, Miami y Colombia. Estaré activo siempre hasta que Dios me lo permita.

A sus 55 años, ¿qué siente cuando repasa su carrera y recuerda todo lo que ha logrado?

Ayer le comentaba a mi esposa, Martha Herrera, con quien llevo 32 años de casado y le decía que era increíble que yo hubiese trabajado tanto durante 35 años de carrera profesional, 30 como Eddy Herrera y 5 con Wilfrido Vargas. Estoy un poco cansado por los viajes y otros compromisos, pero todavía tengo energías suficiente para continuar.
Cuando yo vea que no puedo más y que me canso, se lo diré a mi equipo y mi familia, mientras tanto seguiré trabajando.

¿Su agenda sigue siendo igual de agitada?

Soy muy tranquilo y hogareño. Siempre estoy con mis hijas en las propiedades de Miami y República Dominicana. Tenemos una casa de campo en la que juego golf. Haber participado en ocho ferias de Cali para mí significó mucho y sigo haciendo shows privados por lo menos dos veces al año en la ciudad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad