Conozca los detalles de 'Alias María', la apuesta colombiana al Óscar

Conozca los detalles de 'Alias María', la apuesta colombiana al Óscar

Septiembre 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Isabel Peláez / Reportera de El País
Conozca los detalles de 'Alias María', la apuesta colombiana al Óscar

'Alias María', está basada en una investigación que muestra cómo muchos menores de edad, al intentar huir de sus familias, caen en las garras de la guerrilla.

La película colombiana nominada al Óscar es 'Alias María', sobre una niña guerrillera. Está basada en una investigación que muestra cómo muchos menores de edad, al intentar huir de sus familias, caen en las garras de la guerrilla.

Karen Torres, “una pequeña de 13 años, de grandes silencios y una mirada de mil años”, como la describe el director de cine José Luis Rugeles, entró en la piel de ‘Alias María’ con la naturalidad de una colombiana más  que ha vivido en carne propia el conflicto, sin tener la mínima  idea de su gran potencial como actriz. 

Da escalofríos verla interpretar,  en ‘Alias María’, a una niña en las filas de la guerrilla, que en medio de  enfrentamientos con el ejército tiene a su cuidado a un bebé ajeno, el  hijo de su comandante, mientras que el que lleva en su vientre es un secreto que, de saberse, le sería arrancado a la fuerza por órdenes de sus superiores. Mientras su personaje evita a toda costa que  eso pase, el espectador sufre a su lado.

Confiesa Rugeles que a la  naturalidad de Karen se suma que su papá estuvo hace mucho tiempo relacionado con el conflicto. Prefiere no especificar de qué manera. 

“Tratamos de alimentarle esa memoria y de buscar en ella  esa emotividad que refleja en la película”. 

Karen es la protagonista de ‘Alias María’, postulada  al Óscar y una coproducción de Rhayuela Cine (Colombia), Sudestada Cine (Argentina) y Axxon Films (Francia). 

“La Academia Colombiana nos informó de dicha selección justo  el mismo día que la guerrilla empezó a entregar los niños que tenía en sus filas. Nunca hubiéramos imaginado que  se convertiría en la historia de Colombia.

El escenario de los Óscar permite lograr un gran interés sobre esas miles de historias hasta ahora invisibles”, dice Rocío Caro Villamil, directora de proyectos de  Rhayuela Cine S.A., quien estuvo a cargo de la investigación que antecedió a la película.  

‘Alias María’ nació hace siete años, según José Luis Rugeles, su director, “de una investigación previa, después de una serie de entrevistas a mujeres desmovilizadas que habían sido reclutadas siendo niñas. Muchas de ellas quedaron embarazadas  en las filas y habían sido obligadas a abortar”.

Lo que más le sorprendió  es que  el 70 % de los  niños y jóvenes en el campo y las periferias de las ciudades que terminan en las filas de los grupos armados lo hacen de manera ‘voluntaria’.   “La situación de violencia, de hambre, de abuso sexual es tan complicada que prefieren entregarse a la guerrilla que vivir en su casa”, explica Caro.

Y aunque la guerrilla ha sostenido que en sus filas solo hay 21 menores de edad, según ONG internacionales hoy hay 11.000 niños reclutados, es decir,  el 20 % de los alzados en armas. 

Según el estatuto de la Corte Internacional de Justicia, un menor de 15 años no puede estar en dichas filas, pero    la edad  promedio de ingreso  en Colombia es de   13 años.  

De acuerdo con  la Unidad para la Atención y Reparación de las Víctimas, hasta el 1 de noviembre de 2014 se registraron  7.722 niños, niñas y adolescentes víctimas de reclutamiento por parte de grupos armados ilegales. La Defensoría del Pueblo resalta que, cada mes, 10 menores son víctimas de este delito.

Más del 70 % de las niñas que han estado vinculadas a grupos al margen de la ley, iniciaron su vida sexual antes de los 14 años, lo cual implica que fueron víctimas de abuso sexual en los grupos armados o en sus familias. 

La mayoría de  veces sucede en su hogar o en su entorno social, lo que  posiblemente  las lleva a escapar  de casa y entregarse a la guerrilla. 

Así lo narra ‘Águila’,  exguerrillera, en un informe de la Agencia Pandi: “En mi casa había pobreza, a veces se comía, a veces no. Éramos 11 hermanos y mi papá me quería mucho. Pero voy a contarle por qué me vincule (pide una pausa para retomar fuerzas). Mi tío (por parte de  mamá) abusaba de mí desde los 9 años. Mi mamá no me creía y después me decía que yo era la culpable. No le conté a mi papá porque  me daba miedo que mi tío lo matara. A los 12 años  me fui para  buscar venganza”. 

Dice Rugeles que querían contar “esas historias que no se han contado porque están al otro lado de esa frontera invisible. Siempre  tratamos a  la gente que vive en la clandestinidad como cifras, como el estereotipo del maleante. Pero nos encontramos con que una gran cantidad de  ellos eran niños, y que  también son víctimas”. 

Las  entrevistas con excombatientes hasta ese momento eran un tema tabú. Cuenta Rugeles que el camino no ha sido todo de rosas, “nos acusaron de oportunistas, pero  demostramos que veníamos con una investigación seria,  y que  el tema  se aborda desde el lado  humano y muestra  una realidad”. 

[[nid:579347;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/09/p6gaceta-sep25-16n1photo04.jpg;left;{Grabación de la película colombiana 'Alias Maria'Especial para GACETA}]]La búsqueda de los actores principales, que debían tener  12 o 13 años,  se hizo en colegios de los Llanos Orientales,  en zonas  vulnerables al reclutamiento para la guerra:  “Era importante la fisionomía y   que tuvieran esa verdad  del conflicto en  ellos”, explica Rugeles, quien dice que de 1000 candidatos  surgieron  Karen Torres (María), Anderson Gómez (Byron) y Erik Ruiz (Yuldor). 

Junto a ellos estuvieron Carlos Clavijo,  actor de la escuela de Casa Ensamble; Lola Lagos (Diana), actriz argentina y Fabio Velasco (el comandante), quien lidera el movimiento Ingeniería Teatral. 

“Karen es muy talentosa y está lista para interpretar cualquier papel”, dice Rugeles, que con  solo 50 personas terminó rodando  en el Magdalena Medio. 

Rodar no fue tarea sencilla. En la selva los desplazamientos eran de una hora y media a pie, en tractor, en caballo o en lancha, llevando a cuesta  lentes, cámaras, todo  un andamiaje en medio de una zona roja donde no estaban libres de peligros. Hechos  que el director, concentrado en la historia,  ignoró. 

Otra espina fue hallar  el dinero para rodar. “Nos demoramos cinco años para  encontrar  el financiamiento de una historia en la que los colombianos no quieren verse reflejados; no les gusta ver películas del conflicto donde se muestren  verdades o que no tengan  humor. La gente se le esconde  al espejo y cierra  la ventana”.

Tuvieron que lidiar con obstáculos  desde la primera escena,  porque Karen -mientras jugaba en una hamaca- terminó inconsciente en un hospital. 

En cuanto a  difusión, la película  arrancó con pie derecho. Abrió   el Festival Internacional de Cine de Cartagena y fue  escogida para la Selección Oficial de Cannes, Un Certain Regard.

Ha recorrido más de 70 festivales del mundo, fue elegida  Mejor Película en  el Festival de Haifa, en  Israel y Mejor Guion en Beijing, fue a la selección oficial de Cannes y ahora a los Óscar. 

“Un camino aún desconocido para mí, pero  ya recorrido por Ciro Guerra con ‘El Abrazo de la Serpiente’”, dice Rugeles, a quien le preguntaban en    Luxemburgo y Münich  si eso que mostraba la película era real. “Algo que para nosotros se volvió  cotidiano, allá no podían  creerlo”.

Del Fondo  de Desarrollo Cinematográfico salió parte del dinero para la película. Vienen  nuevos gastos, con miras a su promoción para el  Óscar. Habrá un relanzamiento y la llevarán de  nuevo a salas del país: “Su difusión acá fue muy corta, como ocurre con la   mayoría de películas colombianas. Llevarla a salas es un camello”. 

Y  se  está terminando un documental en coproducción con Señal Colombia y Galaxia 311,  ‘Nombre de Guerra Alias Yineth’, dirigido por Daniela Castro, que  cuenta lo que viene después de ‘Alias María’.

Rugeles dice que “ganarse el Óscar significa un reestreno mundial de la  película, a nivel de dirección tendremos acceso a grandes presupuestos. Pero además crea una visualización y una reflexión real de nuestro conflicto,  y un reconocimiento de lo que acá ha pasado. No conozco un cineasta que diga que no quiere una estatuilla, uno la ve muy lejana pero la queremos para ‘Alias María’, para Rhayuela, pero en especial, para que esta historia nunca se repita”.

JOSÉ LUIS RUGELES, EL DIRECTOR [[nid:579349;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/09/p6gaceta-sep25-16n1photo05.jpg;left;{Director José Lusi Rugeles. Elpais.com.co / AFP}]]Realizador y productor de cine bogotano. Estudió en Unitec, en Colombia. Creó Rhayuela Films y empezó trabajando en la realización de videoclips como el de ‘Bolero Falaz’, de Aterciopelados, y de comerciales encomendados por diversas  agencias de publicidad. Hizo el cortometraje ‘El Dragón de Comodo’, que contó con muy buena receptividad.  Y su empresa,  Rhayuela, fue la    productora   de películas como  ‘García’ (2010), con Margarita Rosa de Francisco y  Damián Alcázar; ‘El Páramo’ (2011), de Jaime Osorio Márquez  y ‘Días de Vinilo’ (2014), de Gabriel Nesci. Luego el director y productor empieza su exitoso recorrido internacional con la película ‘Alias María’.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad