Con campaña online buscan fondos para tratar el cáncer de Carlos Donoso

Escuchar este artículo

Con campaña online buscan fondos para tratar el cáncer de Carlos Donoso

Marzo 04, 2020 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
Carlos Donoso

Carlos Donoso, humorista y ventrílocuo venezolano.

Archivo de El País

Carlos Donoso le dijo una vez a El País, medio en chiste y medio en serio, en una de sus visitas a Cali: “No me cuido. Fumo, tomo y trasnocho. Soy un perro callejero, no suelo enfermarme. Entre más te pongas con cuidados excesivos, más se predispone el cuerpo para que se enferme”. Sin saber que años después un tumor en el pulmón derecho le jugaría una mala pasada.

El abogado venezolano que le ha dado voz y vida a Kini, Lalo, Chipingo y Toño, el mismo que como ventrílocuo ha participado en el Festival Internacional del Humor, en Colombia, más de una decena de veces, está en Bogotá, recluido en una clínica, a la espera de un tratamiento para el cáncer, ya que sus servicios de salud están adscritos a Venezuela.

Por eso, David Donoso, uno de sus hijos, abrió una campaña de recaudo en la plataforma GoFundMe, donde esperan recolectar 27.000 dólares (cerca de 94 millones de pesos) para cubrir gastos médicos y adicionales, como el viaje que hará uno de sus hermanos desde Estados Unidos para acompañar al artista.

“Hace un par de meses ya tenía síntomas que creíamos que era bronquitis bajo concepto médico, pero a finales de febrero recibió los resultados de una biopsia, vimos que había tumoración maligna, dicen que es el pulmón derecho”, aseguró David.

Lea también: Michael Douglas llegó a Cali este miércoles desde Medellín

Ventrílocuo, según el diccionario, es quien tiene la habilidad de hablar cambiando su voz natural sin apenas mover los labios ni los músculos de la cara, de manera que da la impresión de que es otra persona la que habla. En eso se especializó Donoso, quien además es abogado, cantante, imitador y productor, y ha sentido una profunda inquietud por la alquimia, disciplina filosófica que combina la química, el misticismo, la metalurgia, la medicina, el espiritualismo y el arte.

Dice él que al principio de su carrera se hizo pasar por mexicano, porque “en Venezuela querían más a los humoristas extranjeros”. Por eso su mono Kini tenía ese acento y se quedó con este.

Para este coleccionista de monos y de espadas y dagas, que le encanta vestir de negro y con gafas oscuras, “no hay chistes viejos, quienes envejecemos somos nosotros. Y no hay chistes malos sino mal contados”.

Admirador de Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina, Donoso tiene cuatro hijos: Carlos, Ronald, Juan Alejandro y David. Precisamente este último ha manifestado que quiere escribir sus memorias y por eso a través de su cuenta de Instagram @DaveTheAsbestos empezó a subir una serie de videos en los que su padre cuenta sus anécdotas.

Historias como las que el humorista, quien varias veces ha tenido funciones en Cali, cuenta sobre el origen de sus personajes. Por ejemplo, dice que fue viendo películas como Tarzán que confirmó lo divertidos que son los monos. “Un día llegó a sus manos un mono destartalado, lo arreglé, le puse esos ojos azules saltones y le di voz y vida”.

Y no es que Kini diga lo que Donoso no es capaz de decir con voz propia, porque es tan franco como su muñeco, “lo que pasa es que Kini tiene más gracia que yo para expresar lo que pienso. Este personaje está inspirado en todo lo que hacemos los latinos. Va diciendo las cosas como son, sin filtro”.

Sobre Lalo, su otra creación, no se atreve a aseverar que pertenezca a la comunidad Lgtbi, “yo en la vida privada de mis muñecos no me meto. Pero Kini dice que sí, que es muy raro”.

Relata que nació un día que quería agregarle algo nuevo al show, pero todo nuevo muñeco que llegaba, siempre se veía opacado por la arrolladora personalidad del simio. “Lalo por ser la antítesis de Kini fue quien sobrevivió”.

Este hombre, que odia las langostas, los mariscos y el pollo, admite que lo único que hace antes de un show es no comer, para evitar accidentes estomacales, “los mismos que deberían padecer ciertos políticos mientras dicen sus discursos”, bromea.

Aunque él prefiere no meterse en asuntos de política, “porque me parece que hay temas más importantes como el sexo”, afirma.

Ese sentido del humor que lo caracteriza en el escenario y fuera de él es lo que más le admira su hijo David. Fue él quien hizo el llamado público para pedir ayuda económica para el tratamiento de su padre.

“Recientemente mi papá, el humorista Carlos Donoso fue diagnosticado con cáncer en los bronquios. Entre sus hijos organizamos una recaudación de fondos y un programa de entrevistas para rescatar sus memorias. Ayudemos a mi papá en su lucha contra el cáncer”, aseguró.

La última presentación de Donoso fue hace dos meses en Miami, donde sus dolencias le impidieron continuar ofreciendo shows.

En redes sociales, David compartió detalles de la historia y la difícil situación económica que atraviesan, por lo que pide ayuda desesperada a los fans del hombre que le dio vida a ‘Kini’ y a ‘Chipi’, quien permanece en Colombia bajo cuidados médicos y a la espera de que este viernes le entreguen detalles del tratamiento al que debería someterse.

“Papá vive a dos horas de Bogotá, donde actualmente se está tratando por los dolores. Los gastos más fuertes han estado destinados principalmente a arriendos, transporte, servicios y la dieta recomendada. Nuestra intención es visitarlo a Colombia, pero estando en otros países se complica a sobremanera mantener los compromisos laborales que en el fondo están destinados a cubrir sus gastos”, publica David.

Además agradece al “doctor mágico”, Jairo Ortega, y al médico Carlos Canencio, “por ser pilares de nuestra fe en estos momentos y por velar por su comodidad. ¡Muchas gracias Colombia! ¡Muchas gracias a todos!”, dice.

“Los dolores han complicado que mi papá pueda hacer sus funciones, sus shows, por eso se pierde una fuente de ingreso con la que él se mantenía. Los dolores hacen que él no tenga sus presentaciones y sus hijos en el exterior trabajamos por recaudar fondos y asistirlo de manera personal”, agregó.

Muchos admiradores de Donoso se han unido a la causa. Hasta la tarde de este miércoles, se había alcanzado un monto de donaciones de $8,797 de $27.000 que es la meta.

Pero además, en el sitio hay comentarios como el de John Fredy Rivera, quien afirma que donó porque “él fue parte de mi historia desde niño”.
O Alexander Gutiérrez, quien asegura que su donación es poca “para todo lo que me hizo reir con sus ocurrencias”.

La colombiana Ángela Zúñiga afirma: “Doné porque sé qué es estar en ese proceso. Dios lo bendiga y se logre rápidamente la meta”.
Carlos Donoso, según su hijo David, “está feliz con el asunto de la ‘vaca’, pero a la vez un poco abrumado pues no quería alarmar a nadie”.

En datos

  • 279 donantes se han unido a la causa de colaborar para los gastos médicos de Carlos Donoso.
  • En más de 15 festivales internacionales del humor ha participado Carlos Donoso en Colombia.
  • Donoso nació en 1948. Inició a sus 19 años en su carrera como ventrílocuo y es llamado ‘El padre de los ventrílocuos’ por su excelencia humorística.
  • Lleva más de 46 años de carrera.
  • Aunque el parecido de Chipingo con Kini es innegable, este último siempre ha negado su paternidad.
  • “Señor, no escupa que se ve feo”, le dice Donoso a Kini y dice este: “se ve feo pero se siente bien”.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS