Escuchar este artículo

Andrés Suárez, el galán que tiene flechadas a las televidentes

Julio 04, 2021 - 07:55 a. m. 2021-07-04 Por:
Sara Gómez, del Semillero de periodismo UAO - El País
Andrés Suárez

En el presente este actor hace parte de la serie con mayor rating nocturno del Canal RCN televisión, ‘Enfermeras’.

Foto tomada de la cuenta del actor en Instagram. Fotógrafo: José Veira

Una mirada verde seductora, una mandíbula poblada y una sonrisa perfecta hacen parte del rompecabezas facial de un doctor que hace palpitar los corazones de muchas colombianas cada noche: el médico Agustín Garnica, en la producción ‘Enfermeras’, del Canal RCN.

Detrás de la bata blanca, el fonendoscopio y el título de director científico del Hospital Universitario Santa Rosa está el guapo actor colombo-venezolano Andrés Suárez Montoya, de 43 años, uno de los galanes maduritos de la televisión colombiana; un hombre calmado y resiliente, aficionado al deporte; esposo de la modelo cordobesa María Claudia Cueter, padre de una bebé llamada Emma; un ser agradecido con la vida y un soñador que se esmera para hacer sus metas realidad.

Andrés ha sobresalido en el cine, el teatro y principalmente en la televisión. En este último medio se abrió paso desde muy joven con personajes como el de un sacerdote en Padres e Hijos; el de Juan Ventura, un campesino inmerso en una historia de amor en la telenovela ‘Juan Joyita’; el de Francisco Vergara, antagonista del Joe Arroyo en ‘El Joe, la leyenda’, en donde pretendía a la enamorada del famoso cantante. Con este rol fue el villano más amado por los colombianos, tanto así, que por su papel fue galardonado con un premio India Catalina.

Más tarde representó en ‘La esclava blanca’ a Francisco Granados, un capitán que le hizo la vida imposible a muchos esclavos. Siguiendo por la misma línea, otro malvado personificado por Suárez que logró despertar el desprecio de los televidentes fue Tribuno Emilio, un político y militar del Imperio Romano en la serie ‘María Magdalena’, que hoy se encuentra en Netflix.

Y actualmente sigue vigente todas las noches, cautivando a la teleaudiencia con su talento, personalidad y belleza en la serie ‘Enfermeras’, donde interpreta al noble y experimentado doctor Agustín Garnica.

¿Le gusta que le digan que hace parte de los galanes de las telenovelas colombianas?

Me siento muy honrado, muy halagado. A los 43 años que lo estén catalogando a uno como galán, pues chévere, aunque todavía falta para ser galán otoñal (risas).

¿Algún fan le ha coqueteado?

Sí, en mi Instagram, por ejemplo, acabo de montar una foto y hay fans que son bastante directos, hombres y mujeres. ¡Buenísimo!

Y su esposa, ¿es celosa con ese tema?

No, ella no es celosa para nada, incluso, ayer estábamos viendo unas escenas que hago con ‘María Clara’ (su actual novia en la tenenovela interpretada por la actriz Diana Hoyos) y no, ella lo toma muy bien. Incluso, yo le pregunté: “¿Te dan celos?”, y ella: “naaaaahh”. Creo que es sincera.

¿Cuál ha sido la experiencia más memorable con sus fans?

Hace poco me dejaron ahí en la repisita de descanso, una fotico de una señora, en ella me dice: “Te amo, Juan Joyita”, eso me pareció algo muy bonito. Pero, personalmente, no he tenido tantos encuentros con fans. Yo trato de responder mucho por Instagram, por mensajes trato de tener contacto y me dedico a hablar con ellos un rato, pero no, directamente no he tenido la oportunidad.

¿Qué de bueno y de malo le ha traído ser un hombre atractivo en su carrera profesional?

Pues yo creo que en mi carrera artística es bueno y malo. Bueno porque sí trae castings, de que trae, trae, eso es una realidad. Pero es paradójico. Es malo también porque te cierra la posibilidad de algunos personajes.

Cuesta que lo llamen a uno para personajes de carácter o algo así, aunque no me puedo quejar porque siento que tengo una carrera muy variada, muy versátil, en la que he hecho muchos tipos de personajes, lo cual me hace sentir tranquilo y contento, pero yo creo que es eso, a pesar de todo si, por tenerlo a uno como galán, a veces lo estigmatizan, tal vez.

Lea además: Jorge Rausch: la historia del jurado 'cuchilla' que aman en Master Chef

¿A quién ve como prototipo de galanes en la televisión?

Hay muchos. A mí me parece que en Colombia hay bastantes, como Sebastián Carvajal (el protagonista de ‘Enfermeras’), con el que trabajo. Creo que él es un galán en todo el sentido de la palabra y es un galán de los jóvenes, tienen apenas 28 años, jovencito.

¿Por qué escogió el teatro?

El teatro empezó en mi vida más adelante que la televisión. El teatro apareció como hasta en el 2009, pero la verdad lo que más disfruto es el teatro, un poco más que la televisión porque el proceso creativo es un poco más dispendioso, más largo, más a conciencia, cada texto, cada cosa que se prepara del personaje es muy interesante. El teatro tiene esa capacidad de profundizar más en el personaje, además, es en vivo, ese contacto sucede ahí, todo; es la realidad del actor, yo lo disfruto más.

¿Sus padres siempre lo apoyaron en su carrera como actor?

Sí, sí, yo creo que mi padre siempre quiso que yo fuera otra cosa, pero ya de grande ve como me está yendo y como que se da cuenta de que sí me fui por el lado que era.

¿Qué es lo que más le apasiona de su carrera artística?

El compartir con los demás actores es un trabajo muy bonito porque comparto mucho con la gente, todos los días. Entonces a mí me gusta eso, me gusta estar en contacto con los demás, tanto con los actores y amigos, como con las personas en la calle, la gente es muy amorosa, por eso creo que no me gustaría irme de Colombia porque no sería igual en otro lado.

Me considero una persona sociable, para mí es imprescindible. Yo soy siempre el mismo tanto en el teatro, como en la televisión o la vida personal, no puedo apartar al Andrés actor y al Andrés ser humano, no, yo soy el mismo siempre, es lo que soy.

¿Cómo ha sido compartir con el elenco de ‘Enfermeras’?

¡Uy!, muy chévere, nos ha ido muy bien, hicimos un buen equipo y la verdad hace rato no tenía un equipo tan bacano, rinden las escenas mucho y los directores son muy profesionales a pesar de la premura del tiempo, porque es grabar 16 escenas en un día y pues es mucho, pero a pesar de todo, se hace un muy buen trabajo.

¿Cómo es la convivencia con los demás actores?

Con todos me la llevo súper bien, sí, con Diana Hoyos (la protagonista) muy bien, partner todos los días; con Paula Barreto (su esposa en la telenovela) también; con Sebastián (protagonista), que es como mi enemigo, pero no, en la vida real muy bien; con Viña (Machado, quien encarnó a una enfermera); Con Carlos Báez, el que hace de hijo mío, súper bien.

¿Cómo fue conectar con el personaje del Doctor Garnica?

Pues tiene lo suyo. A mí lo que más me costó fue la parte técnica, la parte de la medicina fue lo más bravo de todo, eso me tocaba estudiarlo muy bien, estudiar mucho para que sonara lo más profesional posible, pero creo que se logró, chévere, pues a la gente le ha gustado, esa es la mejor medida, la gente.

“Actuar es mi juego, mi terapia, mi arte. Me hace muy feliz. Actuar es una magia difícil de encontrar en otra parte”.

¿Cómo conoció a su esposa María Claudia?

María Claudia y yo nos conocimos por un amigo en común, por su mánager, que también es amigo mío. Él nos presentó y de ahí empezó la relación y cumplimos diez años de relación este año.

Y hace un rato se complementaron con la llegada de su hija Emma. ¿Cómo ha sido la paternidad?

Ah no, eso ha sido un reto maravilloso, es muy duro, es lo más duro que hay, es bastante fuerte físicamente, muy desgastante, pero a la vez se siente una gran satisfacción y de verdad que ser papá es lo mejor que me ha pasado en la vida.

¿Por qué escogieron el nombre de Emma para su hija?

Pues a mí siempre me gustó, toda la vida me gustó ese nombre, me gusta como suena y así se llama una actriz española y sonaba chévere. Además, significa una mujer con fortaleza y que más quiere uno para los hijos si no que sean fuertes, sobre todo, emocionalmente.

¿Cuál ha sido el mejor logro que ha alcanzado como persona?

El mayor logro en toda mi vida es ser papá.

Actor con carisma

Este artista nació y vivió gran parte de su infancia en Puerto Ordaz, Venezuela. Allí término el bachillerato, pero por cuestiones de trabajo de su familia se establecieron en Colombia, país de origen de sus padres.

Llegaron a Bogotá y Andrés Suárez empezó a estudiar Administración de Empresas en la Universidad de la Sabana. Se encontraba en los últimos semestres de su carrera cuando, sin planearlo, presentó un casting para Padres e Hijos.

“Un amigo en común que tenía con Malcom Aponte, que era el productor general de Padres e Hijos, me dijo que estaban haciendo casting para este programa, lo hice y quedé, a punta del sentido común que podía tener yo en ese momento, tal vez muy bajo, pero quedé”, cuenta Suárez, quien sin tener mucha experiencia en la actuación, pero sí muchas ganas, logró entrar a la Tv. nacional, en la producción que fue trampolín para muchos de los grandes actores colombianos.

En el presente este actor se roba los suspiros de muchas colombianas gracias a la serie con mayor rating nocturno del Canal RCN televisión, ‘Enfermeras’, donde comparte, entre otros, con la actriz Paula Barreto, que le da vida a Victoria Cifuentes, su esposa y madre de su hijo, y Carlos Báez, quien interpreta a Andrés Garnica, su hijo.

‘Enfermeras’ es la primera telenovela donde Paula Barreto y Andrés trabajan juntos y se han entendido muy bien dentro y fuera del set. “Yo admiro su profesionalismo. Es disciplinado, puntual, juicioso con la letra, comprometido y a eso se le suma su gran carisma. Se la lleva bien con todos”, así lo describe la actriz.

Báez coincide con Paula en que este galán de ‘Enfermeras’ “es una persona muy simpática, alegre y descomplicada, no le ve problema a nada, es divertido, disciplinado y generoso”.

Y aunque a Andrés actuar le da vida, paradójicamente, actuando casi encuentra la muerte.

El director Lucho Sierra evoca que, en ‘María Magalena’, mientras grababan una escena donde el personaje de Andrés estaba secuestrado y tenía que zafarse de unas esposas atadas a la llanta de una carroza tirada por un caballo, el animal “de un momento a otro se descontroló y alcanzamos a soltar a Andrés solo segundos antes de que él se fuera a un abismo”.

Andrés está incursionando en la escritura y dice que para él sería un sueño cumplido sacar adelante un proyecto de estos o también dirigir. Ya ha dirigido varios cortometrajes. Y sueña con seguir actuando y ver crecer a su hija

Esposo y padre

Andrés Suárez Montoya y su esposa, la monteriana María Claudia Cueter, se conocieron en un grupo de oración que organizaba Suárez en su residencia en 2011. La modelo cuenta que llego ahí por cosas del destino, pues su mánager, Fernando Hurtado, lo conocía y había sido invitado por el actor a su casa y ella decidió acompañarlo ese día.

María Claudia le reveló a El País que al conocerlo, la cautivó. “Lo vi tan zen, tan tranquilo, con tanta paz, tan relajado, que me lo transmitió. Yo babeaba por él desde que lo vi”, confiesa.

La propuesta de matrimonio de Suárez fue muy original. Él estaba en un curso de actuación con el actor y cineasta Víctor Hugo Trespalacios e invitó a María Claudia a ver una obra para que ella le diera una opinión. Llegó a la casa y la esposa de Víctor le dio la bienvenida y se sentaron a ver el acto. Durante este, se escuchaba, al piano, la melodía que un día ella le dedicó, ‘El poeta’, de Álex Campos. Y aun con esa pista, María Claudia no se daba por enterada de que la actuación era para ella.

Se terminó el tema y salieron los actores interpretando la escena de una boda, donde Suárez era el novio. De pronto, el ‘sacerdote’ dijo: “Si alguien se opone a este matrimonio que hable ahora o calle para siempre…”. Enseguida Andrés, respondió: “Yo no me puedo casar porque estoy enamorado de otra mujer”. Y se dirigió hacia su futura esposa, la llevó al escenario y le preguntó: “¿Te quieres casar conmigo?”.

Su matrimonio real fue bellísimo, sostiene, ella, en medio del mar y la arena. “Nuestra intención era que todos los invitados se sintieran relajados para que pudieran disfrutarlo de principio a fin y creo que sucedió así. Siempre soñamos que fuera en la playa, porque es mágica. Todo lo decidimos juntos. Y lo mejor es que cada idea era del gusto del otro”, expresa ella.

A los cinco años de casados, llegó su primogénita Emma, hoy de 2 años. El parto de la modelo fue natural, sin oxitocina, ni epidural. Como dice Andrés, “fue una guerrera”. Y así la destacó él en Instagram el día que ella dio a luz. “Mi esposa es lo más hermoso y lo más fuerte que me ha podido dar Dios. Te admiro y te amo mi hermosa. Gracias por darme la oportunidad de ser papá”.

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS