Seguros para vehículos en Cali: ¿por qué son tan costosos?

¿Por qué los seguros para vehículos son más costosos en Cali?

Julio 01, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Carros Peñón Granada

Según cálculos realizados con varias aseguradoras, en Cali, particularmente, y en Medellín, los servicios de seguros todo riesgo son más costosos que en el resto de capitales.

Bernardo Peña / El País

Uno de los gastos más costosos que asume el propietario de un vehículo particular es el pago de un seguro todo riesgo; un servicio por el que los caleños suelen desembolsar entre $800.000 y $1.500.000 (o más) anualmente; y que les permite tener cierto grado de tranquilidad al ser víctimas de un hurto, verse envueltos en un accidente o tener una urgencia en medio de una carretera.

Por estos servicios, en Colombia se invirtieron cerca de $3,4 billones el año pasado, cifra equivalente al presupuesto municipal de Cali para todo el 2019.

Según cálculos realizados con varias aseguradoras, en Cali, particularmente, y en Medellín, los servicios de seguros todo riesgo son más costosos que en el resto de capitales.

El Kia Picanto, uno de los carros más vendidos en Cali según el Runt, en su línea ION, modelo 2018, puede tener un costo de $781.600 en el plan medio de la aseguradora Mapfre. Lo mismo significa $753.200 en Medellín, $660.700 en Barranquilla y $522.100 en Bogotá.

Algo similar se observa en una cotización con Seguros Sura para un Ford Fiesta Titanium modelo 2018. Para la capital del Valle, el costo del plan más completo está en $3.782.900; para Medellín, en $3.725.000; para Barranquilla, en $3.216.000; y para Bogotá, en $2.766.700.

Según los expertos, esta variación de precios, que se repite en diferentes líneas de vehículos particulares, responde esencialmente a dos factores: el nivel de accidentalidad en una ciudad y los índices de hurtos.

Así lo explica Camilo Agudelo, gerente de Movilidad de Seguros Sura en Colombia.

“En Cali, el contexto de ciudad recoge una serie de desafíos sociales y de seguridad urbana como son una mayor frecuencia en casos de hurto y daños materiales al vehículo, que se traducen en una mayor tarifa para las soluciones de asegurabilidad que se ofrecen en esta zona”, indica.

En efecto, Cali tiene un mayor índice de hurtos de carros particulares respecto al resto de ciudades capitales. Según el informe más reciente de Asopartes, entre enero y marzo de este año fueron hurtados 269 en Bogotá, 160 en Cali y 66 en Medellín.

Aunque la cifra de robos fue mayor en la capital del país, se debe tener en cuenta que en esa ciudad el parque automotor es cuatro veces mayor que el de Cali, según el Runt.

Lea también: 'Cada día roban cinco carros en Cali, ¿por qué se ha disparado este delito?'.

Si se comparan estas cifras de hurtos con el número de nuevos carros matriculados, en Cali se robaron un carro por cada 11 que salieron de un concesionario; en Bogotá, uno por cada 20; y en Medellín, uno por cada 44.

Los más robados en Cali son Hyundai i10, Kia Sportage, Chevrolet Spark Life y Kia Picanto ION, según una fuente consultada en el grupo Automotores de la Sijin de la Policía.

“Se trata de los carros más comercializables por partes en el mercado negro. Tienen una demanda muy alta para comprar repuestos de segunda, y son justamente las marcas usadas por los taxis”, explica la fuente.

El ‘halado’ es la modalidad más usada. Los delincuentes aprovechan que un carro está parqueado y su conductor no está cerca para abrir la puerta con ganzúas o llaves maestras, encenderlo y llevárselo.

En términos de accidentalidad, las cifras más desfavorables también son para la capital del Valle. De acuerdo con informes de Fasecolda, durante el 2018, la ciudad tuvo el peor diferencial entre la plata que recibieron las aseguradoras (primas contratadas) y la que tuvieron que desembolsar por accidentes (siniestros pagados).

Cali fue la que más pagó, con un con un 22,3% del total; seguida por Bogotá, con 10,2%; y por Medellín, con 14,9%. En el dinero devuelto por las aseguradoras, Cali tuvo el 26,1%; Bogotá 12,6%; y Medellín el 14%.

Es decir, los costos de los siniestros (hurtos, choques, etc.) en la capital del Valle son mayores que en ciudades como Bogotá y Medellín.

Lea también: '¿Qué tan prudentes son los caleños al conducir?, el panorama de la accidentalidad en Cali'.

Estos factores (hurtos y accidentes) hacen que para las aseguradoras el negocio sea regularmente más riesgoso en Cali en comparación con otras ciudades, por lo que las tarifas tienden a subir para los ciudadanos.

Esto lo explica Francisco Giraldo, director de Técnicos y Automóviles de HDI Seguros: “Nosotros evaluamos estadísticamente las tendencias de siniestralidad de los amparos principales: pérdidas por daños, hurtos y la responsabilidad civil, y ahí es donde determinamos cuánto se debería cobrar en una ciudad u otra. Claramente, el hurto nos va a afectar a nosotros en la siniestralidad y eso va a marcar una diferencia en la prima (tarifa)”, expone Giraldo.

Y agrega: “En la medida en que los vehículos son hurtados, nuestra siniestralidad se va a ir deteriorando, por ende, nos toca empezar a hacer ajustes en condiciones para poder rentabilizar de alguna manera el negocio”.

Otros factores

El vocero de HDI Seguros, Francisco Giraldo, señala que las aseguradoras no solo tienen en cuenta los factores de la ciudad de circulación, sino también el perfil del asegurado. Por ello, no siempre será más costoso en Cali o Medellín y más barato en Bogotá o Barranquilla.

“Yo puedo tener un asegurado con un perfil de riesgo alto en Bogotá, y ese mismo vehículo con un usuario de menor riesgo en Cali, y entonces será más económico. No es lo mismo una persona de 20 años, recién graduado; que una persona de 40 años que ya tenga una familia. Su momento en la vida es completamente diferente. En eso puede variar ampliamente la tarifa”, indica el vocero de HDI Seguros.

Al respecto, Inés Neves, country manager del portal ComparaOnline, explica que en el perfil de las personas hay factores determinantes como la edad o el género.

Según cálculos de ese portal, que compara la oferta de seguros en varios países de Latinoamérica, las tarifas pueden disminuir después de los 33 años, debido a la experiencia del conductor; y pueden aumentar en hombres respecto a mujeres.

“Los hombres suelen pagar más por seguros debido a que los costos de sus accidentes son más altos (si bien las mujeres se accidentan más frecuentemente, los costos de estos son bajos). Lo que otorga una variabilidad de un 5% menos para las mujeres en el costo del seguro”, señala Neves.

También, hay factores que hacen que cada marca y línea de vehículo puedan tener tarifas bien distintas.

En ese sentido, en un listado realizado por Compara Online con los precios mínimos ofrecidos para los carros más asegurados en Cali, aparecen en orden de mayor a menor precio: Picanto ION ($1.392.000), Spark ($1.074.000), Ford Fiesta ($1.060.200) y Chevrolet Optra ($997.000).

“Algunos modelos de vehículos cuentan con tarifas más bajas con respecto a otros en el mercado. Este factor está relacionado con variables como la cantidad de robos registrados a esa línea, el valor comercial, el costo de las reparaciones, el índice de siniestralidad de la marca, el tamaño del motor, la antigüedad del vehículo, el desempeño en seguridad; entre otros”, afirma Neves, vocera de la plataforma.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad