El pais
SUSCRÍBETE
Fachada del edificio del Fondo Monetario Internacional, FMI, en Washington DC (EE.UU.). | Foto: Agencia AFP

FINANZAS

Economía mundial crecería 2,8% en 2023, según el Fondo Monetario Internacional

La economía mundial crecería menos de lo esperado. En esta ocasión Estados Unidos y China tampoco tienen un panorama alentador.

11 de abril de 2023 Por: Redacción de El País y AFP

El Fondo Monetario Internacional, FMI, en reunión con el Banco Mundial, publicó el informe de las perspectivas del crecimiento de la economía mundial, en el que prevé una cifra del 2,8% en el 2023 y afirma que la preocupación por una recesión económica se mantiene. 

"El más bajo en décadas", así fue denominada la expectativa del crecimiento de la economía mundial para este 2023. Además, la entidad prevé un 3% durante los próximos 5 años.  

Lea aquí: Las dudas que genera el trámite para los subsidios del programa Mi Casa Ya

De esta manera, la economía caería del 3,4% en 2022 al 2,8% en 2023, antes de subir lentamente y establecerse en 3% durante cinco años: "es el pronóstico a mediano plazo más bajo en décadas", afirma el Fondo en la actualización de sus Perspectivas de la Economía Mundial.

El organismo además espera una desaceleración pronunciada en las economías desarrolladas, de 2,7% en 2022 a 1,3% en 2023.  Esta es una "perspectiva anémica" de un reflejo de la subida de las tasas de interés y las "políticas estrictas necesarias para reducir la inflación", señala el organismo.

Esa es una consecuencia del más reciente deterioro de las condiciones financieras, la guerra en curso entre Ucrania y Rusia, y "la fragmentación del crecimiento geoeconómico", explica el informe. Esta situación se convertiría en el crecimiento más débil desde la crisis del 2001, si se excluye el año de la pandemia y el colapso financiero mundial de 2009.

Por otra parte, el aumento de las tasas de interés para controlar la inflación tiene efectos secundarios evidentes. "Las vulnerabilidades del sector bancario cada vez toman más fuerza y los temores de contagio  han aumentado en el sector financiero en general, incluidas instituciones financieras no bancarias", advierte.

Lo anterior, se refiere en particular a la quiebra de tres bancos regionales estadounidenses y la compra precipitada de Credit Suisse por su rival UBS.

Lea además: Así es la reforma laboral que los comerciantes del país le proponen al Gobierno Petro

De igual manera, la inflación seguirá siendo alta en 2023, en torno al 7% a nivel mundial, pero lo que más preocupa a la institución es la inflación subyacente, que excluye elementos más volátiles como los alimentos y la energía.

Preocupaciones en el sector

El jefe del FMI, Pierre-Olivier Gourinchas, afirmó en rueda de prensa que "los riesgos económicos que se han presentado afectaron de manera importante el desarrollo de la economía a nivel mundial, sobre todo por las turbulencias financieras".

Por esa razón y considerando lo sucedido con la crisis bancaria en Estados Unidos, el FMI revisa al alza sus previsiones de crecimiento este año en ese país, la mayor economía mundial, hasta 1,6% (+0,2 puntos porcentuales, pp, respecto a las publicadas en enero), y 1,1% (+0,1 pp) en 2024.

Por otro lado, la zona europea mejora hasta 0,8% (+0,1 pp), al igual que el Reino Unido, que terminará el año en recesión pero a un nivel mejor de lo esperado, con una contracción de 0,3%.

Situación en la potencia asiática

China por su parte ejerce de motor en la económica mundial y su recuperación alivia los problemas en la cadena de suministro, pero sus perspectivas tampoco son igual de preocupantes.

Lea también: Las cifras de turistas y dinero que dejó la Semana Santa en el Valle

Tras abandonar la política de cero covid, la economía china crecerá en 2023 el 5,2%, pero se desacelerará a partir de 2024 hasta 4,5%, un porcentaje muy bajo para el país asiático.

Este panorama ha llevado al FMI a cambiar de parecer desde enero, ya no habla de un "aterrizaje suave", con una inflación a la baja y un crecimiento constante de la economía, sino que advierte que la inflación "se obstina" y la situación del sector financiero añade incertidumbre.

Asimismo hay más riesgos rondando y los "niveles de deuda siguen siendo elevados", una intensificación de la guerra en Ucrania podría disparar de nuevo los precios de las materias primas y "las tensiones geopolíticas son altas", concluye el informe del Fondo Monetario Internacional.