Evalúan sacar la cotización del café colombiano de la bolsa de Nueva York

Evalúan sacar la cotización del café colombiano de la bolsa de Nueva York 

Febrero 26, 2019 - 07:00 p.m. Por:
Colprensa
Wall Street Dow Jones Bolsa

Corredores reaccionan durante el cierre de la Bolsa de Nueva York.

Agencia EFE

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez Vallejo, se pronunció sobre la grave crisis que se viene presentando con los precios del café y la afectación que está causando a los productores del país, por lo que planteó la posibilidad de que el café suave del país no se siga cotizando en la Bolsa de Nueva York.

“Los cafeteros de Colombia no pueden seguir vendiendo café a pérdida y el horizonte que se avecina, dada las proyecciones de Brasil, es muy complicado en los próximos años, por lo que la posibilidad de una recuperación de la cotización internacional la vemos muy remota. Ante este escenario, creemos que tenemos que tomar una medida y tratar de sacar a los cafeteros para ponerlos en un plano distinto”, indicó Vélez.

De acuerdo con el dirigente gremial, en ese escenario Colombia vendería entre 1.5 y 1.6 dólares la libra de café. Sin embargo, esto dependería de los costos de producción, la tasa de cambio y un porcentaje de rentabilidad para los productores del país. En cuento al precio, reconociendo los costos de producción, se proyecta que estaría sobre los 780.000 y 800.000 pesos por carga, por lo que en el escenario actual estarían perdiendo más de 80.000 pesos por carga.

“Tenemos que concentrarnos en dos cosas como la calidad y el tema del cumplimiento para aspirar que nos paguen un precio que cubra nuestros costos de producción y una remuneración. Creo que este planteamiento es ser consecuente con la dinámica de la caficultura colombiana y es que el costo de producción está por encima de los precios que nos está reconociendo la industria dada la cotización del mercado en la bolsa de Nueva York”, indicó.

Las causas de esta crisis que viene presentando el sector en los últimos años se viene dando, según Vélez, los fondos de especulación de grano y la sobreproducción que se viene registrando en el mundo, en parte por las perspectivas que se tienen con la cosecha de Brasil la cual sería cercana a los 60 millones de sacos. Además, explicó que los costos de producción es un punto central en esta discusión en donde los fertilizantes representan el 15 % y la mano de obra el 50 %.


“Tradicionalmente, los cafés se han cotizado tomando como base el nivel de la bolsa de Nueva York, la cual hace un tiempo reflejaba los precios de los cafés suaves lavados y hubo un contrato denominado B para Brasil, pero esto se acabó y empezó a haber una presión fuerte de este país para que su café fuera considerado dentro de la canasta en la que se cotiza el contrato C y esa batalla la perdimos. Lo que concluimos es que la cotización de Nueva York está influenciada por lo que pasa en Brasil y su café, y no tiene en cuenta los productores de los cafés suaves lavados y esto lo podemos ver en las primas de cotización de la bolsa”, explicó Vélez.

Lea también: Gobierno reasignará $95.000 millones para aliviar crisis del precio del café

En ese sentido, el gerente indicó que en ese escenario la caficultura colombiana no es viable y no puede seguir dependiendo de los subsidios que otorga el Gobierno Nacional, más cuando la situación fiscal del país no es buena y la cotización del grano a mediano plazo no muestra una mejoría.

"La medida tiene que ser: o me paga el costo de producción y una rentabilidad o no me compra café. Sabemos que es una decisión dura y por eso lo tenemos consultar con los cafeteros porque nos hierbe la sangre que la industria se esté enriqueciendo y los cafeteros estén sufriendo porque no pueden cubrir los costos de producción", indicó Vélez, quien consideró que la industria tiene un espacio para pagar mejor el grano.

El dirigente gremial también resaltó que esta es una situación bastante compleja y el planteamiento de que Colombia no cotice su café en la Bolsa de Nueva York tendría unos efectos que se tienen que evaluar con los productores del país. Además, reconoció que esta propuesta también se les propondría a todos los países productores de cafés suaves en el mundo.

“Con este escenario veremos si el mundo quiere quedar en manos de Brasil y Vietnam o quiere tener una diversidad de sabores y olores porque este sector no puede seguir de rodillas para ver quién nos tira migajas. Nos es que vamos a pedir tres dólares por libra, pero si creemos que tenemos que hacer algo frente a esto ya que no podemos seguir en esta situación y los productores colombianos no pueden seguir pegados a una cotización que no es la nuestra. Esta es una iniciativa, por el momento, pero le vamos a plantear a los productores de centro américa evaluar estos aspectos", señaló.

Frente al tema del incentivo al precio, Vélez destacó que es una medida en el corto plazo y que alivia en algo la situación, pero reconoció que esto no es sostenible en el tiempo más cuando el Gobierno no tiene los recursos suficientes para subsidiar a los caficultores con este rango de precios.

“Esos recursos de incentivo al precio son soluciones que ayudan a pasar este charco, pero el horizonte que se viene no es fácil y lo que vemos podría durar cuatro años y no nos podemos sentar a esperar a que se encuentren los recursos en una encrucijada en donde el país está en una situación fiscal compleja", resaltó.

Finalmente, la Federación indicó que se ha propuesto hacer una cumbre de los presidentes de los países productores en la Organización de las Naciones Unidas en el mes de septiembre para sacar una declaración conjunta sobre la situación que se viene presentando y que hace que la caficultura no sea rentable ni sostenible.

*DATO*

La Federación Nacional de Cafeteros estima que la producción durante el primer semestre sería de 6.1
millones de sacos debido a la buena floración que se viene presentando en país, por lo que la
producción del 2019 estaría en los 14 millones de sacos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad