Este es el nuevo programa para mejorar la producción de leche en el país

Este es el nuevo programa para mejorar la producción de leche en el país

Noviembre 21, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Luz Stella Cardona / Enviada especial de El País 
Luis Alberto Rojas Ganadería Leche

Luis Alberto Rojas, de la Finca La Castillita, en el municipio La Montañita, Caquetá, destacó el sistema Silvopastoril porque mejoró la producción de leche.

Especial para El País

La Montañita, un municipio ubicado al occidente del departamento del Caqueta, es uno de los beneficiarios del programa piloto de reconversión ganadera de Nestlé, que ha permitido, a través de la puesta en marcha de sistemas silvopastoriles, reducir los impactos ambientales y bajar los costos de producción.

El proyecto que hace parte del Plan de Fomento Lechero de la compañía, beneficia actualmente a cien ganaderos de la zona gracias a un acuerdo de cooperación técnica y un crédito de fomento con el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, por US$1.5 millones.

José María Morales, administrador de la finca Pekín, que vivió los horrores de la guerra en esta zona por más de 30 años, recuerda que antes de la iniciativa que viene implementándose desde hace tres años, los productores ganaderos no tenían mucha esperanza con sus hatos.

Hace doce años, la propiedad era un potrero sin nada de árboles, ahora, es un paraíso, afirma.

“Hoy tenemos 50 vacas en ordeño y el promedio de producción es de 6 litros de leche diarios para un total de 280 litros de leche diarios, pero la idea es aumentar la producción, mediante un mejor uso del forraje y división de los potreros. Además, estamos rotando diariamente el lote de vaca de ordeño para lograr una mejor condición en la pastura”, indicó.

Luis Alberto Rojas Alzate, dueño de la finca La Castillita, señaló, por su parte, que antes de empezar con este sistema producía 70 litros de leche por día y ahora está en 120 litros, pero la meta es llegar a 200 litros diarios.


Destacó que la producción ha aumentado por vaca, ya que el número de animales sigue siendo el mismo.

Pero lo más importante es que mejoró su calidad de vida ya que ahora cuenta con acueducto, baños y el valor de la tierra aumentó en un 150%.

Lea también: 'Economía colombiana creció 2,7 % en el tercer trimestre del 2018: Dane'.

7.000
ganaderos han sido entrenados gracias a la asistencia técnica.
2.500
productores se benefician entre Caquetá y Valledupar.

Producción aumentó 25%

A través del sistema silvopastoril que es la combinación de especies arbóreas con el suelo para que haya una producción amigable con el medio ambiente, se logró aumentar la producción de los ganaderos caqueteños de un 20% a un 25% litros por vaca al día.

Así lo explica Carlos Lozano, Gerente Nacional de Abastecimiento Lácteo de Nestlé, quien anotó que en este proyecto también se maneja la parte de pastura, división de potreros, redes de acueducto y caminos para las vacas como alternativa de producción sostenible a largo plazo.

Esto ha redundado en un aumenten de ceca de $700 mil mensuales para cada uno de ellos, lo que se traduce en más inversiones para sus fincas y mejor calidad de vida para los productores.

“Nosotros compramos en la zona de Caquetá 150 mil litros diarios de leche y en Valledupar 220 mil litros diarios, que se utilizan en productos como crema de leche, Lechera, leche Klim y en todos los productos pulverizados”, expresó.

El docente e investigador de la Universidad La Amazonía, Andrés Felipe Valencia Hernández, recalco que entre las bondades ambientales del sistema silvopastoril están la siembra de 130 mil árboles adicionales, 800 fuentes de aguas protegidas, más de dos mil hectáreas de bosque conservado y un impacto sobre el cambio climático y gases efecto invernadero, además de menos erosión de los suelos.

En cuanto a lo social, el beneficio se refleja en un relevo generacional en las fincas donde los hijos asumen el control de las mismas, al tiempo que mejora la mentalidad del ganadero que pasa de tener su “finquita” a tener una empresa ganadera.

De otro lado, Juan Carlos Recio, Vicepresidente de Recursos Humanos de Nestlé, subrayó que el Plan de Fomento Lechero que arrancó hace 47 años en Florencia, Caquetá, tiene varias líneas de trabajo: Capacitación, formación en renovación de praderas, transferencia de tecnología, mejoramiento genético, sanidad y también unas líneas de crédito con bajas tasas de interés.

En este programa, aclaró, hay 2.500 productores que se benefician con microcréditos rotativos.

En cuanto al convenio con el BID explicó que estos recursos son de uso exclusivo para los sistemas silvopastoriles.

“Hicimos una selección de los cien ganaderos que están aquí en Caquetá donde está el piloto, pero la idea es replicarlo a otros productores, estamos haciendo gestión con el BID para mirar si lo podemos expandir a ese mismo número o a 500, sería por fases”, enfatizó.

Agregó que la compañía compra el 20% de la leche que se produce en la región caqueteña, al tiempo que insistió que el Plan de Fomento Lechero tiene por objetivo sembrar conocimiento, dar apoyo técnico y crear cultura financiera.

Nestlé ha otorgado 14.000 microcréditos de fomento a pequeños y medianos ganaderos a quienes está dirigido el Plan de Fomento Lechero.

11.1%

del PIB del departamento del Valle es la ganadería.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad