"Es hora de que Colombia aproveche las oportunidades en comercio": María Claudia Lacouture

Escuchar este artículo

"Es hora de que Colombia aproveche las oportunidades en comercio": María Claudia Lacouture

Enero 19, 2020 - 07:55 a. m. Por:
Henry Delgado Henao, editor de Activos
María Claudia Lacouture

Ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture.

EFE / Elpaís.com.co

La presidente de la Cámara de Comercio Colombo Americana (Amcham Colombia), María Claudia Lacouture, dice que la firma de la fase uno del acuerdo entre los Estados Unidos y China abre las posibilidades para que más empresarios colombianos lleguen a esos mercados.

Sin embargo, advierte que es necesario que desarrollen una estrategia comercial de largo plazo para asegurar el éxito en materia de exportaciones.

Lo que viene ahora para Estados Unidos y China es alcanzar la fase dos de ese acuerdo, que es ponerle punto final a las tensiones comerciales entre ambas naciones. Mientras tanto se seguirá en la fase uno que si bien es importante no incorpora los temas cruciales para ambas naciones.

¿Por qué la fase uno del acuerdo sigue causando incertidumbre?

La fase uno contempla que Estados Unidos baje a la mitad los aranceles a productos chinos, llevarlos a 7,5% que suman alrededor de US$120.000 millones.

China, por su parte deberá hacer compras por unos US$200.000 millones en los siguientes dos años.

El asunto es que los productos que van a tener un arancel de 7,5% no son todos, hay otro grupo de productos que tendrán el 21%, cuando anteriormente estaban en el 3% de arancel.

Entonces por ahora la tensión comercial se reduce, pero las preocupaciones siguen latentes porque al no bajar todos los aranceles queda un pendiente y eso puede cambiar si no se da el compromiso, incluso puede subir de ese 7,5%.

Por eso digo que aún hay sensación de incertidumbre. Si bien hay un camino positivo en el sentido de que el comercio tendrá más certeza, falta la firma de un acuerdo estructural.

¿El acuerdo estructural, que sería la fase dos, es el definitivo?

Sí, pero en esa fase están los temas más complicados porque incluyen desafíos estructurales que implicaría un cambio en el desarrollo económico de China.

Hablamos de varios temas, pero hay dos que son claves para Estados Unidos, uno son los controles tecnológicos y el otro la protección a los derechos de propiedad intelectual, que no son fáciles porque estamos hablando de unos cambios que tocarían la estrategia de desarrollo económico en China y para que ese país los cambie es difícil.

¿Esa fase dos tiene fecha?

No, no hay, porque aún no se ha implementado la fase uno y vienen muchos retos sobre ese tema, así como los que genera el tema de Irán.
La explicación que hay se ve reflejada en los precios del petróleo y eso hace inferencia en Colombia.

¿Cómo se puede beneficiar nuestro país con el acuerdo, Colombia puede mejorar sus exportaciones a ambos mercados?

Colombia tiene oportunidades que puede desarrollar y los empresarios deben apostar por más exportaciones. Tenemos que lograr que los empresarios tengan estrategias de exportación, pero que no sean por reacción o por excedentes o por la tasa de cambio, sino fruto de una estrategia.

Necesitamos tener cultura exportadora que les permita a las compañías aprovechar esos vaivenes que ocurren en el comercio internacional.
Si logramos hacer eso, las exportaciones se pueden aprovechar porque las oportunidades están allí.

¿Cuáles son los sectores que pueden sacar provecho?

Son 1.906 los productos en los que Colombia tiene un potencial importante para aprovechar en las exportaciones. Algunos de los más importantes, por sectores, son los siguientes: En el sector textil y de confecciones son prendas y complementos de vestir para bebés, camisones y pijamas de algodón, abrigos, impermeables, chaquetones y artículos similares.

En agroindustria se destacan el aceite de algodón, azúcar, nueces de macadamia; café descafeinado, chicles y gomas de azúcar, salsas y condimentos, entre otros.

En metalmecánica, productos de hierro o acero, tubos para la extracción de petróleo o gas y bisutería, entre otros.

De igual manera, están todos los relacionados con la construcción y manufacturas.

¿Qué hay con la industria?

Hay oportunidades para el aparato productivo que hoy está haciendo productos de calidad y que pueden llegar a esos mercados, a Estados Unidos.

Pero de nada sirve que tengamos oportunidades si las empresas no tienen una estrategia para exportar. Y que tampoco cuentan con las certificaciones y normas adecuadas para llevar sus productos a los Estados Unidos.

Este es el momento de hacer ese proceso y de ponerse al día en materia de internacionalización. El objetivo es que podamos tener en Colombia una cultura exportadora en el largo plazo.

¿Cómo ve el dólar?

Pues tiene temas positivos para los empresarios exportadores como negativo para los empresarios que importan. Obviamente lo mejor es que se tuviera un dólar que le diera oportunidad a los dos.

¿Ahora que menciona eso, cuál puede ser esa tasa?

Pues uno no tiene una bola de cristal para decirlo, pero eso depende de muchas cosas y no puedo decir algo que no sea adecuado porque no todo depende de la tasa de cambio.

¿Qué es lo que más le preocupa este año?

Tenemos varios retos en el tema de internacionalización y comercio exterior.

Uno, que la tensión comercial entre Estados Unidos y China llegue a su fin, pero el tema es que el panorama para que la segunda fase se logre este año no está dado. Ojalá me equivoque, pero aún falta un camino por recorrer porque hay unas connotaciones importantes en ese tema que ya hablamos.

Dos, las elecciones de Estados Unidos porque son un reto para Colombia, en el sentido de que si sube demócrata o republicano vamos a tener oportunidades.

Si sube un demócrata estamos hablando de que podrán revisar la ley de financiamiento o la norma fiscal de Estados Unidos.

Eso puede generar una oportunidad para Colombia porque les permitiría a las empresas que están buscando inversiones incrementar esa posibilidad.

Si hay mayoría en el congreso de demócratas cambian las prioridades de la agenda. Colombia y Estados Unidos tienen una agenda muy inestable, pero siempre son cambiantes en el Congreso.

Hay que seguir muy de cerca las elecciones porque son muchas las connotaciones que tienen ingerencia en nuestro país.

El tema del Brexit también es importante para Colombia, no solo para Inglaterra y Europa en general. Recuerde que ese mercado es clave para Colombia.

¿Y a nivel de país, de Colombia, qué le preocupa?

Colombia tiene una economía sólida y puede seguir creciendo este año.
Las expectativas están dadas en un aumento de 3,6%, según las estimaciones de las autoridades mundiales.

El reto del país es el desempleo y la seguridad jurídica a través del legislativo.

El sinnúmero de normas y proyectos que pasan por el Congreso afectan el desarrollo económico del país y eso hay que mirarlo este año. La creatividad no debe afectar la seguridad jurídica.

¿En relación con la inversión extranjera, considera que en 2020 aumentará?

Definitivamente sí. Lo digo porque nosotros constantemente recibimos el interés de los empresarios americanos de buscar donde establecerse. El punto es como se logra obtener una estabilidad jurídica que genere certeza para los empresarios.

¿En Colombia el interés está en qué tipo de sectores?
Hay interés en el turismo, en el agro, en la construcción, en energía y en infraestructura.

¿Cómo ve las iniciativas clúster del Valle del Cauca?

Muy bien. Lo que hace esta región es muy valioso. Los clúster deben seguir trabajando para mejorar la productividad y la competitividad. Creo que ese es el camino.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad