Escuchar este artículo

El llamado de Camacol para mantener beneficios de construcción de vivienda

Abril 25, 2021 - 07:55 a. m. 2021-04-25 Por:
Henry Delgado Henao / Editor de Activos
Sandra Forero

Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol.

Especial para El País

El sector de la construcción, especialmente el segmento de la vivienda, es sin duda uno de los grandes motores de la reactivación de la economía y del empleo en el país.

Las recientes cifras sobre oferta, venta e inicio de proyectos lo ratifican: cerca de 55.000 hogares colombianos pudieron acceder a una vivienda en el primer trimestre del año (entre VIS y diferente de VIS), eso es 14% más alto que en igual lapso del año pasado.

En VIS, Vivienda de Interés Social, se vendieron 37.000 unidades, el resto fueron proyectos para los estratos 4, 5 y 6, que dicho sea de paso, los planes diferentes de la VIS también repuntaron.

Por esos resultados, la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, Sandra Forero, afirma con vehemencia que este 2021 será el año de la consolidación del sector, a pesar de las dificultades que se han generado por cuenta de la pandemia.

Lea también: Reforma tributaria es "necesaria", pero el proyecto requiere cambios: Consejo Gremial

Sin embargo, los constructores tienen una gran preocupación y es que el texto de la reforma o Ley de Solidaridad Sostenible elimina lo que ellos llaman instrumentos tributarios que permiten el desarrollo de los proyectos de vivienda, especialmente lo de la VIS.

Así habló la señora Forero sobre la reforma y el desempeño de los planes habitacionales en Colombia.

La mayoría de sectores económicos le ha hecho reparos al texto del proyecto de reforma tributaria. Camacol no ha sido ajeno a ello porque plantea cambios que pueden afectar la vivienda. ¿Cómo los impacta la ley?

Lo primero que le quiero decir es que este proyecto de ley es necesario y desde Camacol respaldamos los principios que enmarcan la reforma, es decir los de solidaridad y sostenibilidad, consideramos que ese trámite debe avanzar.

Lo segundo es que en cuanto a la vivienda, consideramos que en la discusión del proyecto se abrirán los espacios en el Congreso y en el Gobierno para que se pueda entrar a revisar y evaluar el tema de los beneficios de los instrumentos que están en el estatuto actual y que están en discusión en la propuesta que radicó el Gobierno.

En el caso de la vivienda los instrumentos tributarios son necesarios para el desarrollo de la VIS porque se enmarcan dentro de los objetivos sociales de la reforma.

Cuando el Congreso abra los espacios para las audiencias y las discusiones, se plantearán las inquietudes y en ellas vamos a trabajar para que se logre dar trámite y se incorporen los instrumentos que permitan seguir construyendo la Vivienda de Interés Social.

¿Cuáles son los instrumentos?

Uno de ellos señala que para la promoción y financiación de VIS y VIP (Vivienda de Interés Prioritario) el estatuto tributario actual establece las actividades económicas que estarán exentas de renta. Entre ellas la enajenación de predios destinados a esa clase de proyectos.

Asi mismo la utilidad en la primera enajenación de viviendas VIS y VIP, es decir, para los constructores que por primera vez desarrollen esos planes.

Para no citarlos todos, le quiero decir que en esencia son instrumentos que permiten construir VIS. Por esa razón vamos a insistir en que se revisen dichos instrumentos y se haga una evaluación de costo -beneficio para que se mantengan vigentes.

El modelo de acceso a la VIS tiene dos componentes, uno tiene que ver con la demanda, y en esto el Gobierno ha hecho el esfuerzo por mantener el programa Mi Casa Ya.

Son programas que generan los recursos para que la gente tenga dos subsidios: el de la cuota inicial y el de la tasa de interés en el crédito hipotecario.

El otro componente está relacionado con la construcción del plan por parte de la empresa y son aquellos sobre los que ya le mencioné.

¿Es decir que los recursos para los programas como Mi Casa Ya están en la cuerda floja?

No, el programa se sostiene. En los siguientes años la discusión del presupuesto será otra.

Pero le insisto en que la reforma es necesaria, vamos a trabajar con el Congreso y el Gobierno en la importancia de mantener esos instrumentos patra construir la VIS.

"El inicio de las obras de vivienda generan 165.000 puestos de trabajo en todo el país. Por eso decimos que la reactivación en el sector marcha bien".
Sandra Forero,
presidenta de Camacol.

Qué pasa si no se mantienen los instrumentos, ¿no habrá más VIS en el país?

Lo que nosotros decimos es que los instrumentos se deben mantener y como usted dice, hay un número de empresas que están comprometidas con la VIS, entonces la idea es que se mantenga ese volumen de empresas construyendo esa clase de proyectos.

Otro punto que contempla el texto de la reforma es que habrá mas impuestos para estratos 4, 5 y 6. ¿Considera que eso puede afectar la vivienda diferente en el segmento medio y alto?

Mire, por ahora tenemos la gran necesidad de sacar adelante los instrumentos para desarrollar la VIS. Es importante que el Gobierno Nacional consiga los recursos y en ese marco lo que le puedo decir es que vamos a lograr el objetivo de que se mantengan los beneficios.

El año pasado le fue muy bien a la vivienda pese a la crisis. Este año también comenzó con pie derecho. ¿Qué balance puede hacer del primer trimestre del 2021?

En el primer trimestre se ratificó el comportamiento que tuvimos en el 2020, que fue muy positivo a pesar de la coyuntura.

Tuvimos un primer trimestre del 2021 que demuestra que la vivienda sigue liderando la reactivación económica y social del país.

Las cifras son positivas: 54.874 hogares pudieron acceder a una vivienda en los tres primeros meses del año.

Eso es 14% anual por encima del año pasado y allí se destaca la VIS porque de la cifra total, 37.000 unidades correspondieron a la VIS.

Ahora, la vivienda diferente de VIS tuvo algo valioso y es que después de mucho tiempo, se puede decir que después de 4 años de no crecer, se vendieron 17.800 unidades, y en el primer trimestre de este año creció 15% anual.

No deje de leer: Reforma tributaria: los puntos claves de la propuesta que tiene debatiendo al país

La construcción sigue marchando bien, pero no así otros sectores. ¿Cómo observa usted este año para la industria edificadora?

Creemos que este va a ser el año de la consolidación de este sector porque las proyecciones que tenemos son todas positivas, no solo en vivienda, sino en otros modelos de negocios que se van a mover.

Habrá un aumento de la economía importante este año, porque seguimos en la senda de la recuperación.

¿Sin embargo, cree que las recientes medidas de los alcaldes, de cerrar las ciudades para proteger la salud, podrán afectar el desempeño de la economía?

Mire, necesitamos que las decisiones de confinamiento sean cada vez menores. Nosotros hemos acompañado las determinaciones que se han adoptado para proteger la salud pública, nos hemos comprometido con la bioseguridad y los protocolos, pero la idea es evitar al máximo el tema de las cuarentenas porque eso afecta las posibilidades de crecimiento.

"Las decisiones de los alcaldes para mermar el covid con cuarentenas y restricciones son respetables, pero
ponen en riesgo la economía, el empleo
y los ingresos".
Sandra Forero,
presidenta de Camacol.

¿Usted dice que este año será el de la consolidación de la vivienda, en qué se basa para justificar esa apreciación?

En primer lugar, en las cifras de crecimiento de vivienda. Segundo, en las condiciones de acceso a la vivienda a través del programa Mi Casa Ya. Tercero, al comportamiento de las tasas de crédito hipotecario que siguen bajas. Un cuarto punto es que el Gobierno sigue manteniendo el programa de garantías, que permite mejorar el perfil de crédito de los hogares y hablaría de un quinto factor y está relacionado con los lanzamientos de programas de vivienda.

En el último año se lanzaron 194.400 unidades y eso quiere decir que hay confianza de los empresarios en el mercado y la oferta sigue siendo robusta.

De igual manera, hay un ritmo importante de inicio de obras. En los primeros tres meses del año prendieron motores 38.140 unidades de vivienda. Lo más importante es que esas obras generan 165.000 puestos de trabajo en el país.

¿Cómo está el panorama en otros segmentos de la construcción?

El comercial siempre está atado a los ciclos económicos y allí ha habido una reducción importante.

Puede leer: Los cambios que propone la Andi para sacar adelante la reforma tributaria

Impacto de la reforma

Tal como está planteado el proyecto de reforma tributaria implica un retroceso de tres décadas en el modelo de acceso a la Vivienda de Interés Social que el país ha venido perfeccionando para los colombianos, dado que inviabiliza la oferta de nuevos proyectos habitacionales VIS.

Así mismo, el impacto de esa reducción en el volumen de VIS significa que la demanda de insumos de los 36 subsectores productivos del país encadenados con la construcción se contraería en $6.5 billones al año, es decir pasaría de $8 billones a $1,5 billones.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS