Otros ‘Junior’ que quieren hacer historia: así es la nueva camada del tenis colombiano

Escuchar este artículo

Otros ‘Junior’ que quieren hacer historia: así es la nueva camada del tenis colombiano

Septiembre 14, 2019 - 11:55 p. m. Por:
Redacción de El País
mateo gomez jessica plazas gabriela macias

Mateo Gómez, Gabriela Macías y Jessica Plazas, tenistas colombianos.

Diseño: El País

Los recientes logros del tenis colombiano, personificados en las figuras de Juan Sebastián Cabal, Robert Farah y la joven María Camila Osorio, han hecho que los ojos de los seguidores del deporte en Colombia se vuelquen sobre esta disciplina.

María Camila, cucuteña de 17 años que cerró con broche de oro su paso por el circuito Junior, es la gran representante de una camada de grandes promesas que se abren el camino hacia la vida profesional.
 
Ceferino Ochoa, director nacional de desarrollo de la Federación Colombiana de Tenis, asegura que Colombia cuenta con un importante grupo de jugadores, en las ramas femeninas y masculina, con los que puede ilusionarse.

“A partir de los 14-15 años empezamos a detectar jugadores que quieren dedicarse al tenis de tiempo completo, desde los 16 años ya identificamos algunas promesas y en la categoría de menores de 18 podemos hablar seriamente de futuros profesionales”, cuenta Ceferino.

Ochoa destaca a jugadores como el pereirano Mateo Gómez y a Daniel Salazar como algunos de los que actualmente tienen mejor rendimiento en las canchas.

En el caso de la rama femenina, resalta nombres como el de Jéssica Plazas, que secunda a Osorio en el ránking junior colombiano, o el de la también bogotana Gabriela Macías.

Ochoa tiene un gran concepto de estos jugadores y en eso coincide el periodista especializado en tenis y exjugador Andrés Vargas.

“Mateo Gómez (17 años) es un joven muy talentoso, que tiene una excelente pegada y un gran manejo de cancha. En esta edad es trascendental la disciplina, el orden y la dedicación y él la tiene”, comenta.

Vargas, por su parte, menciona las capacidades técnico-tácticas de Gómez, aclarando que es importante que siga trabajando su aspecto mental.

A Jéssica Plazas, la capitalina llamada a tomar la batuta del tenis junior femenino en Colombia ante el paso definitivo de María Camila al tenis profesional, se le destaca su pegada y la gran capacidad de acomodar la bola donde quiere.

Gabriela Macías, también del registro de la Liga de tenis de Bogotá y de 17 años, se le destaca la fortaleza con la que hace los golpeos y que logra hacer un poco más atrevido su juego.

El importante paso Junior
Ceferino Ochoa considera muy importante el paso de un ciclista por el circuito Junior. “Le permite desarrollarse como jugador y le facilitan su desarrollo”, asegura.

Para Ochoa, el éxito de un jugador está en la mezcla del circuito juvenil con el profesional. “En el Junior juega muchos partidos que le van a servir para prepararse y tomarse confianza”, sentencia.

Resalta que el ranking de la ITF, al que puede entrar desde los 14 años, les da una idea de su nivel al ser de alcance mundial.

Ochoa hizo para El País una radiografía de lo que sería el paso normal de un deportista desde el circuito junior a el profesional.

“Lo normal es que empiece en torneos regionales y luego ingrese al circuito nacional juvenil, donde hay categorías cada dos años. Desde los 14 tiene ranking suramericano, lo que le permite participar internacionalmente si se destaca”, argumenta.

El buen desempeño en dichas citas le permitiría llegar al circuito mundial, donde los torneos van desde el grado 5 al grado 1. Los mejores 64 del grado 1 juegan los Grand Slams Junior. “Eso quiere decir que el tenis está muy bien diseñado. Se asciende desde lo local a lo internacional”, zanja.

El tema para el brillo de estas y otras promesas estará entonces en la combinación de talento, inversión y fortaleza institucional.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad