Las cuatro razones para que Colombia no fuera escogida como sede del Mundial Femenino del 2023

Escuchar este artículo

Las cuatro razones para que Colombia no fuera escogida como sede del Mundial Femenino del 2023

Junio 25, 2020 - 11:52 a. m. Por:
Redacción de El País

El Campín de Bogotá no contaba con el aforo necesario para albergar la final del Mundial.

Colprensa - El País

No alcanzó. A pesar de la emoción con la que Colombia aspiró a ser la sede del Mundial Femenino del 2023, en la votación hecha por la Fifa terminó ganando la candidatura conjunta entre Nueva Zelanda y Australia. 

Pero más allá de la decepción, de por sí natural, ¿Cuáles fueron los factores que pesaron en contra de Colombia? 

El País le cuenta cinco razones por las que nuestro país no fue escogido para organizar el Mundial. 

Le puede interesar: Colombia perdió en la votación y no será sede del Mundial Femenino del 2023

Pesó el informe técnico

Aunque fue polémico, el informe técnico de la Fifa, en el que la candidatura colombiana fue calificada con un deficiente 2.8 sobre 5, pesó para que la mayoría de los votantes se fueran a favor de la propuesta oceánica. 

En ese informe se cuestionaba la infraestructura colombiana en cuanto a estadios (ver punto de más adelante) y también asuntos sociales y económicos. De acuerdo con la evaluación, Colombia estaba flojo incluso en la red hospitalaria, algo que Ramón Jesurún, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, cuestionó por medio de una carta. 

Lo cierto es que pesó la lógica: Nueva Zelanda y Oceanía habían sacado 4.1 de calificación. 

Aforo de los estadios

Aunque esto estaba considerado en la evaluación técnica, merece un punto aparte. Y la razón es sencilla. Actualmente, ninguno de los estadios en Colombia cumple con el requisito mínimo de tener un aforo de al menos 55.000 espectadores para la fase final de la Copa. 

Esto hubiera implicado una enorme cantidad de inversión en las plazas de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla (que tienen aforos promedio de 35.000 espectadores) y mucha más en estadios como los de Armenia, Cartagena, Manizales, Pereira y Bucaramanga. 

La tradición

Otro factor de peso es la tradición de fútbol femenino que hay en los países. Mientras que Nueva Zelanda comenzó su Liga profesional en el 2002 y Australia, en el 2008, Colombia apenas vino a tener un campeonato en el año 2018.

Además, la Liga Colombiana no ha podido todavía ser un campeonato sólido anual. Cabe recordar que tiene una duración promedio de tres a cuatro meses. 

Ingresos por concepto de televisión

Otro tema clave fue el de los derechos de televisión a causa de los horarios. De acuerdo con la Fifa, las horas de los partidos en Australia y Nueva Zelanda serían adecuadas para el público Europeo y Asiático, que son continentes que consumen bastante fútbol femenino. 

Esto se dificultaría bastante en caso de que el Mundial se hubiera disputado en Colombia. 

Por otro lado, la Fifa consideró que la cifra de 22.2 millones de dólares estimados por Colombia por venta de entradas, era muy inferior al logrado en el 2019 en la edición de Francia. 

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS