Escuchar este artículo

Eliminatorias: El líder Brasil se marea sin los dribles y el desequilibrio de Neymar

Noviembre 14, 2020 - 11:08 a. m. Por:
Agencia AFP
seleccion brasil

Los jugadores de Brasil celebran una victoria ante Venezuela por la fecha 3 de la eliminatoria a Catar 2022.

AFP - El País

Para abrir un acorazado se necesita ingenio y desparpajo, justamente las peculiaridades que han hecho famoso a Neymar. Aunque el cerrojo fue vulnerado, el líder Brasil extrañó la ausencia del 10 contra la aguerrida Venezuela. Y ahora viene el envalentonado y durísimo Uruguay.

Los dribles y los duelos ganados en Brasil se redujeron dramáticamente la noche del viernes contra la Vinotinto en Sao Paulo. Esas armas eran clave para derrumbar la muralla venezolana, que finalmente se vino a pique con un gol luchado de Roberto Firmino.

El delantero del Liverpool de Inglaterra le dio la victoria a la 'Selecao', líder solitaria del clasificatorio sudamericano y que se vio sin herramientas suficientes para imponer su autoridad sobre uno de los colistas.

"En algún momento necesitamos de una jugada individual", analizó Tite al finalizar el encuentro. Y "jugada individual" es sinónimo de Neymar.
"Él hace aquello que nadie imagina", reconoció el DT brasileño.

El astro del PSG, lesionado de los aductores, es la guía de Brasil. Además de ser el segundo máximo anotador histórico, con 64 goles, solo por detrás de los 77 de Pelé, contra Venezuela quedó clara su influencia en el juego de la verdeamarela.

'Ney' jugó los 180 minutos de los dos primeros partidos del premundial sudamericano, en las victorias holgadas contra Bolivia (5-0) y Perú (4-2). Aquellas noches, la 'Canarinha' registró 45 dribles exitosos y 128 duelos individuales ganados.

Además de tres goles y dos asistencias, el atacante aportó 26 regates y 39 triunfos en el hombre a hombre, respectivamente. Habría que sumar los registros de Everton 'Cebolinha', Everton Ribeiro, Gabriel Jesús, Renan Lodi y Richarlison en los tres juegos para acercarse a sus marcas.

Sin la magia del 10, contra Venezuela las cifras cayeron como las acciones en un mal día del mercado bursátil. Apenas siete dribles fructíferos y 48 triunfos en el cara a cara, según estadísticas de la plataforma Sofa.

"Siempre que tienes un atleta del nivel de Neymar, que tiene una facilidad inmensa de romper la primera marcación, con capacidad de generar desequilibrio, el equipo va a echarlo de menos (cuando no está). Cuando (los venezolanos) impusieron una marcación fuerte, el equipo sintió aún más su ausencia", señaló Matheus Bacchi, asistente técnico de Tite.

Tite y sus jugadores reconocieron su nostalgia por la baja de Neymar, que tampoco estará contra la Celeste el martes en Montevideo.

Tampoco estarán, como no estuvieron ante Venezuela, el lesionado Philippe Coutinho ni el capitán Casemiro, contagiado con covid-19.

Pero ellos mismos se motivaron recordando que sin 'Ney' levantaron la Copa América de 2019, y que vencieron a la Vinotinto a pesar de las dificultades.

"Yo tengo una idea del fútbol en el que el conjunto potencializa la individualidad", señaló Tite, apelando a que talentos como Firmino, Gabriel Jesús o Richarlison tengan una buena jornada en el Centenario.

"Todos para uno, uno para todos", deberá ser la consigna del trío de Mosqueteros, sin su D'Artagnan, para hacer temblar la fortaleza de la zaga uruguaya, con Diego Godín y José María Giménez a la cabeza.

"Uruguay juega en casa y creo que va a querer proponer un poco más de juego, eso va a favorecernos (...) Es más fácil cuando tenemos un poco más de espacio", señaló el central Thiago Silva.

Los charrúas serán el último rival internacional de Brasil en el atípico 2020. Los hombres del "Maestro" Tabárez vienen con la moral alta tras golear 3-0 a Colombia, en el regreso de Edinson Cavani.

La paliza fue la peor de la historia tricolor en Barranquilla y metió a Uruguay en la zona de clasificación directa en el largo camino hacia Catar, con seis puntos en la cuarta casilla.

"Sabemos que el juego contra Uruguay siempre es una guerra. Tenemos que ir preparados, porque es un juego muy difícil. Es un equipo fuerte del que conocemos su tradición, su calidad, con muy buena defensa", advirtió el zaguero Marquinhos.

Brasil volverá al campo de batalla sin su mejor soldado para batirse con un ejército más fuerte que el vencido en Sao Paulo. Su fuerza tendrá que ser la unidad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS