Duván Zapata y Luis Muriel, en cuarentena en la zona de Italia más afectada por coronavirus

Escuchar este artículo

Duván Zapata y Luis Muriel, en cuarentena en la zona de Italia más afectada por coronavirus

Marzo 19, 2020 - 06:33 p. m. Por:
Colprensa-El País

Duván Zapata, delantero colombiano que milita en el Atalanta de la Serie A taliana.

Especial para El País

Italia pasó a ser el país más afectado por el Covid-19 después de China, con 3400 personas fallecidas, de las cuales casi 2000 se han registrado en la región lombarda, donde viven los futbolistas colombianos Duván Zapata y Luis Muriel.

La emergencia médica en suelo italiano es alarmante y, de momento, el lugar más crítico es Lombardía. El país europeo registró en un día, el 18 de marzo, el mayor número de muertes a causa de esta enfermedad en lo que va de la pandemia, llegando a 475, y de esas 319 fueron en la región Lombarda.

Es que, según las cifras oficiales desde Italia, en esa región hay 17.713 casos de contagios, con un total de 1959 fallecidos, unas cifras alarmantes que hacen obligatorio el aislamiento que viven Muriel y Zapata (Atalanta B.C.) en Bérgamo. Por su parte, Yoreli Rincón (Inter) se regresó al país a tiempo y de Lady Andrade (A.C. Milan) no hay certeza sobre si se quedó en Milán, la ciudad más poblada de la región lombarda.

Tanto Luis Fernando como Duván han estado compartiendo cómo viven su aislamiento con sus familias a través de sus redes sociales. Los dos jugadores del Atalanta completaron nueve días sin poder salir por esta delicada situación, la cual empeoró para ellos cuando el Valencia C.F. confirmó casos de contagio en su plantel tras su visita a Milán para jugar con ellos en Champions League.

El de Santo Tomás ha sacado su lado musical tocando el acordeón, así como escuchando vallenatos, mientras que el de Cali ha dedicado algunos mensajes a su Fundación en torno al coronavirus y con su esposa.

Medios de Bérgamo han comentado que la ciudad está colapsada en su sistema de salud y en su red de funerarias, al punto que algunas iglesias han tenido que ser adecuadas para ese fin, a pesar de que el contacto de los familiares con su ser querido es limitado; no se pueden hacer ceremonias, al cementerio solo van contadas personas y de su lugar de muerte van directo al crematorio con estrictas medidas de protección.

Con la velocidad en la que avanza el virus por Italia, seguramente a los colombianos les tocará estar varios días más en sus hogares esperando que la propagación se detenga y poder volver a la normalidad en el menor tiempo posible.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS