Análisis: la pérdida del Mundial invita a revisar la realidad del fútbol femenino en Colombia

Escuchar este artículo

Análisis: la pérdida del Mundial invita a revisar la realidad del fútbol femenino en Colombia

Junio 26, 2020 - 12:05 a. m. Por:
Redacción de El País

La Fifa optó por la candidatura de Nueva Zelanda y Oceanía.

AFP / El País

La no escogencia de Colombia como sede del próximo Mundial de Fútbol Femenino en el 2023 es un evidente castigo para un país que ha hecho muy poco para promocionar, organizar y desarrollar la Liga profesional.
Así lo han analizado jugadoras, directivos y periodistas, quienes coinciden en que no se le podía dar un premio grande a Colombia, que ni siquiera tiene claro cuándo comienza el torneo de este año.

Pero no solo en materia futbolística deberá revisarse Colombia; también en cuanto a infraestructura de estadios, capacidad hotelera y, sobre todo, seguridad.

Esos, sin duda, fueron los detalles que jugaron en contra de la candidatura del único país americano que soñaba con realizar el Mundial Femenino en el 2023.

El informe preliminar de Fifa ya había 'rajado' a Colombia en varios puntos. “En el tema de la infraestructura, las mismas necesitan inversiones y hay un riesgo manifiesto de que las mejoras necesarias no sean aportadas”, dijo el análisis de Fifa.

El otro punto es el de la seguridad y en ella el ente que maneja el fútbol en el mundo señaló que “aunque la amenaza terrorista ha tenido una baja significativa, existen dudas sobre el impacto potencial de la criminalidad alrededor de los actores del evento”.

El primer gran crítico de la candidatura de Colombia fue el periódico inglés The Guardian, que dijo que “El historial de fútbol femenino de Colombia es pobre. El año pasado, miembros del equipo nacional de mujeres hablaron sobre la falta de apoyo, pocas concentraciones y malas condiciones, y este mes un exentrenador en jefe del equipo de menores de 17 años llegó a un acuerdo con los fiscales después de que fue acusado de acoso sexual”.

La periodista inglesa Suzy Wrack, experta en fútbol femenino, señaló también que “el Mundial no se le podía dar a una federación que ha mostrado tan poco apoyo al fútbol femenino y ha mostrado pocas señales de que eso haya cambiado en los últimos meses”.

Le puede interesar: ¿Por qué Infantino no votó por Colombia? La explicación del presidente de la Fifa

Críticas locales

Las justificaciones de la no escogencia del país como sede también se escucharon en Colombia.

Una jugadora, que pidió la omisión de su nombre, fue clara al manifestar que “la verdad yo no me hacía ilusión con la sede; si nos la daban, seguro que íbamos a disfrutar, pero que no le quede dudas de que la Fifa mira la historia de cada país y a lo mejor vio que acá todavía estamos discutiendo si se hace el torneo o no”.

Precisamente sobre ese tema una de las futbolistas más experimentadas en Selección, Yoreli Rincón, en sus redes sociales se limitó a escribir: “Sería bueno ahora ver o escuchar cuándo es que comenzará la liga 2020. Y la 2021, y así sucesivamente”.

Natalia Gaitán, también integrante de la Selección, aprovechó la ocasión para pedir por un decidido apoyo para la Liga femenina.

“Patrocinadores, medios de comunicación, aficionados y por supuesto nosotras las jugadoras: a trabajar seriamente para que haya unas bases sólidas, una estructura permanente y un interés genuino. La evolución del fútbol femenino depende de todos”, señaló la bogotana.

Entre tanto, Falcao García, figura del equipo masculino, también se pronunció al decir que lo sucedido “es una oportunidad para desarrollar el fútbol femenino en Colombia”.

Para el periodista Carlos Antonio Vélez, hay muchos otros problemas que influyeron para que no se diera la sede del Mundial.

“La verdad es que poner a Colombia a competir por una sede de un evento mundial es no saber en dónde vivimos. Qué pena, pero no solo en infraestructura deportiva estamos mal; hay otras limitaciones serias. Se nota que algunos dirigentes quieren distraer la atención poniéndonos a mirar para otro lado”, expresó el analista de Antena Dos de RCN.

Lo cierto es que la ilusión que tanto creció después de las renuncias de las candidaturas de Brasil y Japón se derrumbó rápidamente con el anuncio de que Australia y Nueva Zelanda serán las sedes del Mundial Femenino del 2023.

Le puede interesar: "Ahora sí sería bueno saber cuándo empezará la Liga Femenina": Yoreli Rincón

La Concacaf nos dio la espalda

Cuando se creía que por la cercanía la Concacaf, Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol, le iba a dar los cinco votos a Colombia, esta se inclinó por la candidatura de Australia y Nueva Zelanda para el Mundial de Fútbol Femenino.

Colombia tenía los votos de la Conmebol (4) y nada menos que de la Uefa (9), pero a último momento esperó que la Concacaf le diera la mano para ser ungida sede, lo cual nunca se dio.

A eso se suma que, pese que el país rebatió ante Fifa hace poco un informe que la dejaba mal parada en esta carrera por la sede mundialista, la entidad que maneja el fútbol en el mundo decidió darle su voto a Australia y Nueva Zelanda.

Con los países ganadores también se aliaron la Confederación Africana de Fútbol, que puso 7 votos; la Confederación Asiática de Fútbol, que también entregó 7 votos, y la Confederación de Fútbol de Oceanía, que aportó otros dos sufragios.

En total, Australia y Nueva Zelanda alcanzaron 22 votos, por los 13 de Colombia.

“El proceso para escoger la candidatura fue bastante competitivo, queremos agradecer a los dos por el trabajo que hicieron, muy bien preparado. Quiero agradecer a los miembros del consejo por todo lo que hicieron. El Mundial Femenino de la Fifa 2023 será en Australia y Nueva Zelanda", dijo el presidente de la Fifa, Gianni Infantino, al anunciar al ganador.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS