La carrera sin control de Johan Arango: ¿Qué pasa con el talentoso jugador?

La carrera sin control de Johan Arango: ¿Qué pasa con el talentoso jugador?

Marzo 21, 2019 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Johan Arango

Johan Arango, volante de Santa Fe.

Colprensa - El País

Sin control. La de Johan Arango (Cali, 1991) ha sido una carrera marcada por sus reiterados actos extrafutbolísticos que han dado al traste con el talento que siempre se le ha reconocido dentro de las canchas.

El pasado sábado, en Bogotá, se conoció la noticia que había estrellado su camioneta, aunque aún no se confirma que fuera él la persona que la estaba conduciendo.

Johan, que regresó este año a Santa Fe luego de estar una temporada en Arabia Saudita, comenzó el 2019 teniendo muy buenos partidos en el torneo amistoso Fox. Sin embargo, cuando empezó la temporada, su nivel comenzó a bajar y los rumores de que estaba cometiendo actos de indisciplina salieron a la luz pública.

(Lea también: Johan Arango sería despedido de Santa Fe si se comprueba que manejaba el carro accidentado).

La primera vez que Arango estuvo en el ojo del huracán por esto fue en el 2014, cuando jugaba en el Once Caldas. En una ocasión faltó a un entrenamiento y, al otro día, dio positivo en una prueba de alcoholemia que le realizó el club.

Luego, en el 2016, salió del Medellín por sus constantes faltas a la disciplina, historia que se repitió en Santa Fe en el 2017 y también en su paso por el fútbol mexicano.

En esta segunda oportunidad que le dio el cuadro ‘cardenal’, Johan volvió a fallar y por eso el club lo sacó temporalmente del equipo y lo envió al psicólogo.

¿Qué hay detrás del comportamiento del talentoso mediapunta? En diez años de carrera, el caleño no ha podido consolidarse en ningún equipo.

“Está enfermo”

Mauricio Molina, exvolante, compartió camerino con Johan en el Medellín del 2016. El ‘Mao’ sostuvo que Arango es una persona “enferma” y que por eso “hay que tratarlo como tal”.

“Hay que tratarlo como un chico enfermo que necesita ayuda profesional porque ya le han dado muchas oportunidades y él sigue en lo mismo”, sostuvo Molina en Caracol Radio.

(Lea también: ¡Se despachó! Vea lo que dijo el exfutbolista 'Mao' Molina sobre Johan Arango). 

Mauricio dice que una de las claves para que ese Medellín saliera campeón en el primer semestre fue que el club hubiera decidido despedir a Arango, que por sus problemas personales “estaba dividiendo al grupo”.

El exvolante recuerda esta anécdota: “En una ocasión estábamos en la concentración y él no, se había ausentado por sus problemas. Ese día subió una historia en Instagram y se veía que al lado de la cama tenía media botella de aguardiente. Cuando vives del deporte, y tienes eso en tu cama, es porque tienes un problema”.

“Hay que entender la causa”

Óscar Segura, psicólogo deportivo, señaló que cuando hay una conducta reiterativa en una persona, lo primero que hay que buscar es la causa.

“Lo primero que se debe mirar es la causa de las cosas. Si no encontramos eso, no vamos a entender qué es lo que pasa con el jugador”, expresó Segura.

Agregó: “Nosotros los seres humanos funcionamos por medio de refuerzos o sanciones. Tal vez en su momento no se ha tenido la dureza o la sanción adecuada para él. A veces vemos que a los jugadores los sancionan económicamente, pero en ocasiones el dinero no es el estímulo que más lo toca”.

Con Segura coincide el entrenador vallecaucano Néstor Otero, quien a lo largo de su carrera, lógicamente, tuvo que lidiar con jugadores indisciplinados.

“Yo creo que uno en estos casos debe atacar el problema desde su origen. Hay que empezar a investigar las razones de fondo por las que un jugador ingiere seguidamente licor y ya luego apoyarse en profesionales especializados. Una vez tuve un futbolista con esas características e hicimos ese proceso y sirvió. Hoy en día está en el fútbol de Europa”, sostuvo el ‘Matemático’.

Por otro lado, Óscar Segura afirma que en estos casos lo principal es quitarle a la persona “investidura” de jugador de fútbol.

“Lo que pasa es que muchas veces queremos ayudar, pero no sabemos cómo. Hay que determinar qué pasa y, si se descubre que es un problema patológico, hay que tratarlo como tal. Hay que quitarle al jugador esa investidura de futbolista y ponerle la de un ser humano común y corriente. A veces esa investidura de jugador lo que hace es engañarnos, cuando en realidad estos temas tenemos que abordarlos desde su punto más básico”, puntualizó.

Seguramente se vendrán días complicados para un Arango que nuevamente vuelve a estar en la ‘picota pública’ por ese grave problema personal que le gana el partido a su exquisita pierna derecha y que, al parecer, hasta ahora nadie ha podido descubrir en realidad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad