Vanessa De la Torre y sus 'Historias de amor en campos de guerra'

Escuchar este artículo

Vanessa De la Torre y sus 'Historias de amor en campos de guerra'

Octubre 14, 2019 - 11:25 p. m. Por:
Paola Guevara - editora de Vé
Vanessa De La Torre presentó su libro en la FilCali 2019

Vanessa De La Torre inició hace años una investigación que resultó en este libro, titulado ‘Historias de amor en campos de guerra’.

Foto: Especial para El País

Cuando uno encuentra un título como ‘Historias de amor en campos de guerra’ no alcanza a imaginar el tipo de amor que va a encontrar en este libro, porque no es un amor rosa, ni un amor cliché, ni un amor obvio.

Vanessa De La Torre logró desentrañar, en una palabra tan usada como “amor”, unas vetas que reivindican el sentimiento, lo reinventan, lo llevan al extremo del dolor y nos entregan nuevas significaciones en el marco de la abigarrada realidad colombiana.

Cuando creímos que sobre el amor todo estaba dicho, llega la periodista caleña y nos presenta este libro con seis relatos de amor que van más allá de todo convencionalismo.

Varias de las historias que contiene no son las de personas buenas, la buena chica que se enamora del buen chico. En esas páginas está presente el amor improbable entre asesinos despiadados, entre rebeldes por voluntad propia o terroristas por imposibilidad de escapar, siendo niños, del asedio de la injusticia social y la marginación que impera en el campo colombiano.

Pero al mismo tiempo este libro muestra cómo el amor ingresa, como esa luz que se filtra por la grieta, e ilumina la vida de personas que hoy en día están reinsertadas en la sociedad, personas que trabajan en oficios comunes, personas que pasaron del dolor extraordinario al amor extraordinario. Ese que salva vidas.

En la Feria del Libro de Cali hablamos con la autora sobre ‘Historias de amor en campos de guerra’, que dará mucho de qué hablar.

Lea además: Conozca los once eventos imprescindibles de esta Feria del Libro de Cali 2019

Vanessa De La Torre presentó su libro en la FilCali 2019

Su libro comienza con la historia de amor entre Miryam Rodríguez y un hombre tan reconocido en Colombia como Carlos Pizarro. Pero también está el caso de otras personas invisibles, desconocidas, como Sandra y Hernán, quienes pasaron de ser terroristas temibles a padres de familia amorosos que hallaron una segunda oportunidad...

Sandra y Hernán llevaban una década amándose en secreto, escondiéndose y teniendo una relación marcada por las reglas de la guerra, que son recias, inquebrantables. Ella siempre buscó la forma de estar con él y lo extraordinario de esa historia, primero, es que sobrevivieron. Tienen hijos, tienen familia, y a pesar de que ella fue una explosivista completamente despiadada y él un guerrillero pisa suave, de línea de fuego, hoy en día viven juntos, tienen hijos como los míos, y reorganizaron su vida.

Parecía imposible para Sandra una salida de ese infierno que fue su vida...

Sandra es una chiquita que entró a las Farc cuando tenía 13 años, pero a los 11 años la violó su vecino y tuvo un hijo de esa violación. Sandra encarna toda la tragedia de la infancia colombiana que uno no ve en la comodidad de las ciudades.

Luego viene la historia de amor de Arelys Henao, quien canta las historias silenciada del conflicto...

Ella es increíble, una cantante de música popular. Yo no la conocía, tuve la fortuna de conocerla y es una mujer imponente, generosa, preciosa, tiene una voz tremenda, es consentida de Vicente Fernández. Con ella descubrí un mundo de bares y de cantinas donde las voces de las mujeres en algún momento estuvieron prohibidas y ella abrió camino y cuenta todo lo que uno no cuenta. Todos los amores secretos, los dolores.

Y la historia de Josephine, ahijada de la reina de Suecia que se enamora del hijo de un Policía asesinado por Pablo Escobar.

Yo dudé un montón en meter esa historia...

Qué bueno que lo hizo, yo estaba a punto de morir de dolor con estas historias, y llega esta final que nos hace revivir. Agradecí mucho que la dejara como cereza del pastel.

Yo dije bueno, voy a refrescar esto con un poquito de monarquía, que mal que bien nos gusta a todos. Esta mujer es tremenda, es la ahijada de la reina Silvia de Suecia, y un día viene a Colombia y conoce a un tipo de la Comuna 13 de Medellín, un capoeirista, y se enamora como se enamoran las mujeres, y se pierde profundamente en ese amor. Hoy en día viven juntos, tienen un hijo que se llama León, ella se sigue codeando con la princesa Magdalena y con Silvia de Suecia como si nada hubiera pasado en su vida.

Detengámonos en Alejandra y Ramiro, y en Sandra y Hernán, dos historias que me tocaron muy hondo. Ellos antes del amor eran asesinos despiadados, terroristas que ingresaron siendo muy niños a las filas de la guerrilla por cuenta de las imposibles condiciones de vida en sus familias. ¿Cómo encontrar la luz en personas que fueron tan oscuras como ellos?

La verdad es que ese cambio solamente lo logra el amor. Por ejemplo, en las narraciones de los campos de concentración, uno no puede creer que en medio de los vejámenes que deja la Segunda Guerra Mundial haya personas que se logran enamorar y sobreviven. Yo leí un libro llamado ‘Un amor en Auschwitz’, de una periodista como tú o yo, una italiana que cuenta lo que pasa entre un hombre y una mujer que hallan el amor en medio de la tragedia humana. Eso ocurrió también en los secuestros en Colombia y no está contado, yo hablé con esas personas de los llamados campos de concentración de las Farc, que no accedieron a contar, como es el caso de Clara Rojas, porque sus heridas no están del todo sanas. El amor es un principio fundamental de supervivencia, que cambia vidas.

Un prólogo para entender a Colombia

“Puede sonar utópico y romántico pretender completar la historia de Colombia con semblanzas de hombres y mujeres que le han apostado
a los sentimientos por encima de cualquier ideología. Pero si esas historias íntimas, en las que prevaleció el corazón, se replicaran en estos tiempos de odio, sin duda encontraríamos un camino más transitable hacia esa paz tan esquiva”, dice el prólogo de Jorge Franco.

Visiblemente marcada por la emoción, Vanessa De La Torre confiesa: “Yo no había entendido lo que hice al reunir estas historias, hasta que leí
el prólogo de Jorge Franco. Colombia ha vivido unos niveles de violencia realmente increíbles, y la sociedad sigue andando sin darse cuenta. Si podemos seguir adelante en medio de tanto dolor es porque amamos, porque amamos a los hijos, a la pareja, a los amigos, y el amor es el único bálsamo posible cuando el mundo se está cayendo alrededor”.

Lea además: Conozca los once eventos imprescindibles de esta Feria del Libro de Cali 2019

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad