Orquesta Filarmónica de Cali vive una dura crisis que podría llevarla a la desaparición

Escuchar este artículo

SOS por la Filarmónica: Así es la dura crisis que podría llevar a la orquesta a su desaparición

Noviembre 17, 2019 - 11:50 p. m. Por:
Redacción de El País
Orquesta Filarmónica de Cali

Músicos de 25 a 75 años integran la Orquesta Filarmónica de Cali que ofreció 86 conciertos este año, didácticos, sinfónicos en Petronio y la Feria del Libro, y de bandas sonoras de películas y videojuegos.

©Edward Lora / Especial para El País

La Orquesta Filarmónica de Cali, una tradición de más de 80 años, protagonista de cien conciertos al año, podría desaparecer de no recibir el aporte suficiente para su mantenimiento, proveniente tanto de la empresa privada como del gobierno.

“Cali merece tener una orquesta con unas condiciones más dignas, que le permitan, por lo menos, solventar lo más urgente que es el pago a los músicos, quienes garantizan su calidad y le dan el título de orquesta sinfónica profesional”, así lo expresó Isabel Cristina Restrepo, directora ejecutiva de Proartes, en la instalación de la Comisión del Presupuesto en el Concejo Municipal.

Cabe recordar que la Filarmónica de Cali empezó a ser administrada desde el 2002 por Proartes, porque al disolverse al Orquesta Sinfónica del Valle, el Ministerio de Cultura, la Gobernación del Valle y la Alcaldía de Cali lo plantearon así, para salvaguardarla, con el compromiso de parte del sector público de hacer su aporte anual.

La Orquesta Filarmónica de Cali es una de las más antiguas del país, está conformada por 38 músicos de gran nivel profesional, seleccionados mediante el proceso de audición, y es heredera de una tradición sinfónica de 80 años desde su inicio con Antonio María Valencia como impulsor. Según le manifestó la directora ejecutiva de Proartes a El País, “se han tenido apoyos económicos tanto de la Alcaldía de Cali como del Ministerio de Cultura y de la administración departamental, con algunos altos y bajos”.

Orquestas sinfónicas profesionales hay cinco en Colombia, dos en Bogotá, la Sinfónica Nacional de Colombia y la Orquesta Filarmónica de Bogotá con una planta de 100 músicos; dos en Medellín, la Orquesta Filarmónica de Medellín (con 60 músicos) y la Orquesta Sinfónica de la Universidad Eafit (con 70 músicos), y la Orquesta Filarmónica de Cali, la única profesional en el suroccidente colombiano y la más pequeña del país (con 38 músicos profesionales de planta).

“Sucede que los aportes no crecen en el tiempo, nos hemos quedado rezagados en relación a lo que cuesta sostener la orquesta. Pedimos que el sector público considere incrementar los aportes y el sector privado se vincule para hacer sostenible en el tiempo el proyecto de la Filarmónica de Cali”, explica Isabel Cristina Restrepo.

Le puede interesar: Un vallecaucano ganó el Master of Café y esto cuenta del arte detrás de la bebida nacional

No hay punto de comparación entre la Filarmónica de Cali con la Orquesta Filarmónica de Bogotá que destina el 25% de su presupuesto anual de su Secretaría de Cultura, equivalente a $ 55.000 millones anuales para su funcionamiento y proyectos pedagógicos; ni siquiera a la Sinfónica Nacional, una orquesta más pequeña pero de altísimo nivel, que a tiene un presupuesto de $10.000 millones anuales. En Medellín, la Eafit tiene entre $3000 y $3000 millones y la Filarmónica de Medellín, $7500 millones.

La Filarmónica de Cali, con apoyo del Ministerio de Cultura, la municipalidad y el departamento, tiene un presupuesto de ingresos de $1800 millones. “La Alcaldía aportó a la Filarmónica de Cali, en 2010, $770 millones y este año, así como durante los últimos cinco años, el presupuesto ha sido el mismo, cuando estamos hablando de una orquesta que necesita $4000 millones al año.

“Es un aporte que valoramos pero que es insuficiente, se necesitan $300 millones al año para desarrollar las actividades de la Orquesta en los municipios del Valle y sectores de Cali. La nómina mensual vale $150 millones. A eso se le suman alquileres de teatro, contratación del director titular y directores y solistas invitados. Con lo obtenido con recursos de la empresa privada no alcanza ni para solventar los costos fijos, la nómina, los alquileres, y el pago de partituras y derechos por las obras que se interpretan”, reflexiona.

Proartes lleva 17 años asumiendo la administración de la Orquesta y en ese propósito agotó su patrimonio, “por favor, consideren si queremos acabar la orquesta y llevar ese lastre de ser la única ciudad capital que se quede sin la Filarmónica porque no fuimos capaces de sacarla adelante. Qué vamos a hacer con esos jóvenes que salen de las facultades de música, de Bellas Artes, Universidad del Valle, del Icesi o del IPC. ¿A dónde van a formarse?. La Filarmónica debería ser un patrimonio de todos. El llamado es a que la defendamos y que no la dejemos morir”.

Lea también: La reinvención de Juanes: el 'parcero' que con rock, pop y vallenato conquistó al mundo

Aportes


2002 La Alcaldía dio a la orquesta 430 millones.
2003 Destinó $ 520 millones. Hizo 21 conciertos.
2004 $ 550 millones. 21 conciertos.
2005 $347 millones. 31 eventos.
2006 370 millones. 97 conciertos.
2007 412 millones. 123 conciertos.
2008 344 millones. 98 conciertos.
2009 782 millones 89 conciertos.
2010 770 millones 110 conciertos.
2011 210 millones 86 conciertos.
2012 450 millones 78 conciertos
2013 497.554.000 84 conciertos.
2014 580 millones 73 conciertos.
2015, 2016, 2017, 2019 700 millones.
2018 688 millones.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad