Con sangre humana pintaron un mural en el municipio de Roldanillo, Valle

Con sangre humana pintaron un mural en el municipio de Roldanillo, Valle

Abril 09, 2019 - 06:05 p.m. Por:
Redacción de El País Tuluá 
Mural en Roldanillo, Valle

Mural en Roldanillo, Valle

Especial para El País

La decapitación de un joven en el municipio de La Unión y las muertes violentas que se registran en el norte del Valle del Cauca, fue lo que motivó a un artista de Roldanillo a pintar un mural con sangre humana.

Se trata de Julián Castillo, célebre por hacer parte de los Récord Guinness como creador del mural más grande del mundo pintado con lápices de grafito.

La nueva obra, representada en un halcón de tres metros por tres metros en una de las paredes exteriores del colegio Belisario Peña Piñeiro de Roldanillo está elaborada con tres litros de sangre humana.

Lea también: Así fue la pintatón por la inclusión en sede de la Ciudadela Educativa Desepaz

“Esta es una forma de protestar de cierta manera porque en nuestro país y en el mundo entero todos los conflictos los quieren solucionar con derramamiento de sangre”, manifestó Julián, un tatuador de 25 años quien con esta obra quiere volver al libro de los Récord Guinness.

Para el artista roldanillense, este es un experimento social porque quiere llamar la atención de la comunidad, para que reflexione en el sentido de que “los problemas no se solucionan con sangre”.

Para la elaboración del mural, Julián Castillo obtuvo la materia prima de doce amigos que de manera voluntaria le donaron los tres litros de sangre que se necesitaron a lo largo de los dos meses que duró el proceso de elaboración del mural.

Para garantizar la durabilidad de la pintura, el artista vallecaucano le adicionó a la sangre un pigmento que se utiliza para tatuar el cuerpo humano y un protector para pintura acrílica, lo que garantiza que la obra podría durar unos diez años a la intemperie.

Pintan mural de sangre en Roldanillo, Valle
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad