¿Sabe identificar un pescado en buen estado?, claves para Semana Santa

Escuchar este artículo

¿Sabe identificar un pescado en buen estado?, claves para Semana Santa 

Abril 12, 2019 - 11:15 p. m. Por:
Redacción de El País 
Los establecimientos comerciales que venden pescados y mariscos están preparados para la Semana Santa.

Los establecimientos comerciales que venden pescados y mariscos están preparados para la Semana Santa. Las especies que más se consumen en el Valle son salmón, pargo rojo, tilapia, trucha, sierra y pelada.

Oswaldo Páez / El País

Llega Semana Santa y con ella la temporada en que las familias colombianas incrementan su consumo de pescado y mariscos. El comercio se prepara para atender el aumento de la demanda, que según estimaciones de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) puede crecer entre el 12 % y el 15 % este año.

¿Pero de dónde proviene el pescado que consumirán los vallecaucanos durante esta Semana Mayor?

Adriana García, administradora de la distribuidora La Sirena, explica que la mayor cantidad de pescado que se comerá en el departamento la próxima semana proviene de Buenaventura y Tumaco. En cuanto a los mariscos, la mayoría llega desde Ecuador, Chile y Argentina.

De acuerdo con la Aunap, el año pasado el país importó aproximadamente 135.000 toneladas de pescado y para este año se estima una cifra similar.

Lea también: Intensifican controles en productos de pesca en el Valle durante Semana Santa

“El pescado que se distribuye en el Valle es nacional, procede principalmente de Buenaventura. Pescados como la trucha y la tilapia provienen del Huila, Antioquia y Cauca.

Los camarones y otros mariscos suelen ser importados en su mayoría de Ecuador”, informó García.

A comienzos de este año creció notoriamente la importación de pescado fresco. Según el Dane, Colombia importó 48 toneladas, cifra que representa un aumento del ciento por ciento respecto del mismo mes del 2018; mientras que de pescado en conserva se importaron 16.286 toneladas, 21 % más que en igual lapso del año anterior.

¿Y cuánto produce la región?

La del Pacífico ocupa el primer lugar con 53.000 toneladas en el 2018, le sigue el Caribe.

En cuanto al consumo, las cifras también van en aumento. Hoy, el consumo per cápita de pescado es de ocho kilos, cifra que se ha incrementado si se compara con los aproximadamente tres kilos que consumía una persona hace unos diez años.

Para los días santos la Aunap prevé una gran oferta de productos de río y de mar y unas condiciones de mercado favorables tanto para la producción proveniente de la pesca artesanal, que aporta alrededor del 14 % a nivel nacional, como para la pesca industrial (24 %) y de cultivo (61 %).

Sin embargo, aunque el propósito es entrar en ayuno absteniéndose de comer otras carnes, la idea no es que los ciudadanos compren cualquier pescado sino que escojan el de mejor calidad, ya que este es uno de los productos más delicados y que pueden llegar a ser perjudiciales para la salud si no cumplen con características tan esenciales como preservar la cadena de frío. 

Precios en Cali y el Valle

En razón a que este año aumentó la oferta de pescado, los consumidores podrán adquirirlo a precios más competitivos.

De acuerdo con Óliver Medina, coordinador de información de precios y mercados de Cavasa, “la mayoría de los productos bajan de precio, especialmente los mariscos y el camarón, por ejemplo, el camarón tití importado precocido costaba $19.300 la libra en la Semana Santa del 2018 y este año se consigue en $16.600”.

La buena noticia es que también varió el precio de pescados como el filete de corbina que valía $18.900 el año pasado y ahora $17.200 o el de tilapia que pasó de $8.700 a $8.000.

El bagre entero costaba $8.500 y ahora $7.200 y la tilapia grande que hoy cuesta $6.400 antes valía unos $7.500.

La Unidad Ejecutora de Saneamiento del Valle está haciendo inspección y control en expendios de productos pesqueros de 34 municipios para verificar que cumplan con las condiciones de calidad.

Tenga en cuenta a la hora de comprar

-Fíjese en el olor: Cuando los pescados se encuentran en mal estado suelen tener un aroma desagradable y rancio, en ocasiones extremas llega a asemejarse al olor del amoníaco.

-La piel: Si su piel es demasiado blanda o su carne y sus escamas se desprenden con facilidad, ese pescado se encuentra en mal estado.

-Los ojos: En caso de que los tenga hundidos o sin brillo, si la córnea está lechosa y la pupila gris como si se tratara de una catarata, no es apto para el consumo.

-Las agallas: Si están detrás de la cabeza y no están congeladas o tienen un tono amarillento o un color grisáseo, ese pescado no se encuentra en buen estado.

-Mírelo completo:
Así como se fija en la apariencia de un buen mango, una manzana o un banano, observe que el pescado no esté estropeado o tenga hundimientos. Su apariencia en general debe reflejar un estado saludable y brillante.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad