¿Qué cambió en el acceso legal a armas en el país?, siete preguntas sobre la nueva normativa

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

¿Qué cambió en el acceso legal a armas en el país?, siete preguntas sobre la nueva normativa

Febrero 21, 2019 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué cambió en el acceso legal a armas en el país?, siete preguntas sobre la nueva normativa

Los trámites de permisos para tenencia y porte de armas en Cali se realizan en las instalaciones de la Tercera Brigada del Ejército, en el Cantón Militar Pichincha: Carrera 83 con Calle 5, en el sur de la ciudad.

Wirman Ríos / El País

El Ministerio de Defensa dio a conocer el pasado miércoles los requisitos que deben cumplir los colombianos si quieren tener o portar un arma en el país, los cuales, según el jefe de la cartera, Guillermo Botero, serán poco laxos a la hora de dicha pretensión.

En total son diez los requerimientos que deben cumplir los ciudadanos ante las autoridades militares, que adelantarán el proceso de evaluación para una eventual expedición de las autorizaciones de porte de armas.

El País habló con diferentes fuentes, oficiales y expertos, y preparó un abecé para responder algunas dudas de la nueva directriz del Mindefensa.

¿Está suspendido el porte de armas en Colombia?

Sí, a finales de diciembre de 2018 el presidente de la República, Iván Duque Márquez, expidió el Decreto 2362 que suspende de forma general los permisos para el porte de armas en todo el territorio nacional entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019.

Entonces, ¿quiénes pueden portar armas en el país?

El monopolio de las armas es del Estado, por lo que la posesión o porte de las mismas no es un derecho ciudadano, sino que es una excepción. Por lo anterior, quienes deseen portar un arma deben pasar por un proceso de evaluación y análisis que, eventualmente, les da la posibilidad de portar un arma. Al estar suspendidas estas autorizaciones, solo quienes obtengan un permiso especial podrán portarla.

Lea también: Estas son las armas 'de mentira' con las que atracan en Cali

¿Cómo una persona puede obtener el permiso especial?

El permiso especial de porte solo se expide a quienes tengan el permiso expedido antes de la nueva normativa. Para solicitarlo deberá presentar los siguientes diez requisitos:

1. Tener permiso de porte

2. Consulta de antecedentes en la Sijín, para el permiso regional (solo está circunscrito a los límites de un departamento), y adicionalmente en la Dijín para el permiso nacional (válido para moverse por todo el territorio colombiano).

3. Consulta de anotaciones en la Fiscalía General de la Nación.

4. Búsqueda de antecedentes en el Registro Nacional de Medidas Correctivas, que corresponden al artículo 27 del Código de Policía, que señalan conductas en las cuales se pone en riesgo la vida de las personas.

5. Documento dirigido al Jefe del Estado Mayor de la brigada del Ejército más cercana a usted, adjuntando datos personales y dirección del solicitante, donde exponga las razones de urgencia o seguridad por las que requiere un permiso especial de porte de armas.

6. Certificación de residencia que permita establecer a la autoridad la jurisdicción de la unidad militar donde la persona solicita el permiso especial.

7. Cuando se trate de permisos especiales de carácter nacional, adjuntar documentos que demuestren su actividad comercial, laboral o profesional y la necesidad del porte del arma en distintas jurisdicciones.

8. Fotocopia de la cédula de ciudadanía y permiso de porte vigente.

9. Ser mayor de 25 años.

10. Tener curso de armas.

Es importante aclarar que la persona que excepcionalmente pueda portar un arma, debe llevar consigo los dos permisos (el anterior y el nuevo que es especial).

La nueva norma regirá desde el próximo 26 de febrero. Sin embargo, fuentes de la Tercera Brigada del Ejército indicaron que hasta que el Ministerio de Defensa no informe el costo del permiso especial y capacite a los funcionarios de la oficina de Control y Comercio de Armas y Explosivos, no se recibirá ninguna documentación.

¿Solo basta con los requisitos?

No. Una vez presentados los requisitos un Comité Evaluador, conformado por el Comandante de Brigada, el Jefe de Estado Mayor o sus equivalentes en las diferentes Fuerzas, el Oficial de Inteligencia -según corresponda-, el Asesor Jurídico de la Unidad Militar y el Jefe de la Seccional de Control de Armas, se reunirá una vez por semana para estudiar, de forma individual, cada solicitud y verificar la documentación.
Este equipo de funcionarios será muy riguroso en el análisis de las razones de urgencia y seguridad que la persona considera válidas para portar un arma.

No bastará decir que es una persona amenazada o extorsionada, por ejemplo, deberá presentar la denuncia por el hecho. Tampoco podría ser suficiente decir que necesita el arma porque vive en un sector vulnerable o que maneja grandes cantidades de dinero.
Además, el Comité será estricto en evaluar los antecedentes del solicitante del permiso especial, pues solo le será dado si considera que es una persona íntegra para portar un arma.

¿Si me niegan el permiso especial puedo volver a intentarlo?

No. Si el permiso especial se negó difícilmente volverá a pasar por una segunda evaluación. Tampoco podrá intentar solicitarlo en otra región.
¿Si tengo una multa por el Código de Policía puedo solicitar un permiso?
Especialmente las contravenciones contempladas en el nuevo Código de Policía son tenidas en cuenta por el comité evaluador. Cualquiera de estas sanciones podría ser una limitante para que al ciudadano se le apruebe el permiso especial.

¿Hay excepciones para pedir el permiso especial de porte de armas?

Hay 14 tipos de personas, naturales y jurídicas, que podrán exceptuarse del protocolo de solicitud de permiso especial. Entre ellos están funcionarios públicos activos de la Fuerza Pública, congresistas, fiscales, gobernadores, alcaldes, entre otros. Además, deportistas y coleccionistas de armas de fuego debidamente acreditados, como también personal de la Unidad Nacional de Protección, UNP, las empresas de vigilancia y seguridad privada y demás instituciones.

¿Qué cambios hay con la nueva norma?

Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para Análisis el Conflicto, Cerac, dice que antes de esta normativa en Colombia no estaba regulada la concesión de permisos para porte y tenencia de armas de fuego, entonces “pasamos de una entrega con regulación muy laxa que estaba en la cabeza de los comandantes de las diferentes brigadas del país, a una situación en la cual hay una regulación, unos procedimientos establecidos, unas causales para la negación de esos permisos y unos procedimientos de vigilancia y centralización. Esta nueva normativa no flexibiliza el acceso a las armas, lo hace más rígido”.

¿Qué sigue faltando?

Hace falta hacer más difícil el acceso a los permisos de tenencia. Por ejemplo, para quienes tienen hijos en su casa que no puedan tener acceso a los permisos, buscando reducir los riesgos. Hace falta que cuando una persona tenga antecedentes por violencia intrafamiliar o cualquier violencia de género se le niegue el permiso. También se requiere de auditorías constantes a los permisos ya existentes y que las personas que lleguen a tener permiso de porte o tenencia de armas paguen un registro de huella balística para que sea mayor la trazabilidad de cada una, sería ideal que existiera marcaje de la munición a las personas a las que se les vende.

Sobre la norma

  • Para el congresista vallecaucano Christian Garcés, “es muy importante que el Gobierno haya expedido una mejor reglamentación. Se mantienen las restricciones buscando que pocas personas tengan armas en nuestro país, pero se definió un mejor proceso para que todas las solicitudes por seguridad y urgencia puedan ser estudiadas”.

  • Garcés explicó que por primera vez la reglamentación tendrá en cuenta “las condiciones laborales, comerciales y profesionales de los que hacen las solicitudes, lo cual es positivo porque estas personas solicitan el porte por una verdadera necesidad de mejorar sus condiciones de seguridad”.

  • Además, el Congresista afirmó que el proceso será más rápido porque cada semana el Comité Evaluador, una figura nueva en la norma, revisará las solicitudes que vayan llegando.
Fuentes:

Coronel Marco Antonio Castillo Velasco, jefe del Estado Mayor de la Tercera Brigada del Ejército; Ministerio de Defensa; Jorge Restrepo, director del Cerac, para opiniones sobre la nueva normativa del Gobierno que fue expedida recientemente.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad