Más del 70% de la malla vial de Cali está en mal estado

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

Más del 70% de la malla vial de Cali está en mal estado

Agosto 18, 2019 - 08:33 a.m. Por:
Redacción de El País 
vías en mal estado

La Carrera 40 entre calles 5B y 5C, en el barrio Tequendama, es una de las vías que reclama atención en el sur de la ciudad. Las personas que transitan por esta zona médica señalan que es urgente su reparación, debido al alto tránsito de pacientes.

Raúl Palacios / El País

Calles de herradura, bombardeadas, trochas, cráteres, ‘huecamenta’, lodazal, trampas mortales….

Los calificativos usados por los caleños para describir la malla vial de la ciudad son numerosos, al igual que los kilómetros de vías que se encuentran en mal estado, y que los recursos que se requieren para recuperarlas: $2 billones, que equivalen casi al presupuesto anual de inversión del Municipio.

Según un inventario de la Secretaría de Infraestructura y Valorización, la ciudad tiene 2362 kilómetros de vías entre primarias, secundarias, colectoras y locales, de las cuales solo 560 kilómetros (cerca del 23,7 %) se encuentran en buen estado, es decir, que no afecta el confort ni la movilidad. El 76 % restante presenta mal y regular estado (ver recuadro con números grandes).

Pero, ¿dónde están las peores vías de la ciudad? El 76 % de la malla vial la componen las vías locales, que son las que brindan acceso a los barrios, con 1795 kilómetros; de estos, 1377 kilómetros están malos y regulares. Una de estas vías en pésimo estado es la Carrera 16 entre calles 39 y 44, que fue cerrada con una montaña de escombros por la comunidad, desde hace un año, para reclamar por su reparación.

Le puede interesar: No solo roban cables del Túnel Mundialista, vea los otros bienes públicos que persiguen los ladrones

“Estas son vías que están hechas hace como 50 años, y se deterioraron hasta este punto porque mientras hacían la vía del MÍO en la Carrera 15, todo el transporte liviano y pesado lo echaron por acá”, asegura Gerardo Sánchez, habitante del barrio Chapinero, quien añadió que en el 2020 ‘celebrarán’ el primer año que la vía lleva esperando arreglo.

En la Calle 37A Norte entre avenidas 5 y 4, detrás del edificio Venezolano, no cabe un hueco ni un hundimiento más, pero la situación no es nueva. Según Hugo Guerrero, habitante de La Flora, esa cuadra lleva más de 15 años deteriorándose y resalta que, además, “todo el barrio está lleno de huecos”.

“A pesar de todos los impuestos que pagamos, están mejor las vías de estrato bajo. Ellos (la Alcaldía) dicen que no la arreglan porque parece que van a hacer una megaobra aquí en Chipichape, entonces hay que esperar”, dice Guerrero, y añade que la situación genera todo tipo de inconvenientes, “por ejemplo a cada rato se dañan los carros porque se golpean por debajo”.

El País realizó un sondeo en Facebook sobre el tema, que obtuvo 545 comentarios, muchos de los cuales coincidieron en que es más fácil identificar las calles buenas que las malas.

“Cali es una ciudad lunar, hay cráteres desde la salida al mar, que se encuentra próxima a colapsar por un abismo, hasta la salida a Yumbo, pasando por los barrios del Norte y ni hablar de los del Sur”, dijo Juan Fernando Tenorio en uno de esos comentarios.

Un millón de metros cuadrados, la meta de recuperació

La concejal María Grace Figueroa, quien citó a un debate de control político sobre el tema, cuestiona que Cali no tenga un inventario actualizado sobre la malla vial y precisa que el diagnóstico que se tiene parte de un estudio de la Universidad del Valle, del año 2015.

“La única forma de encontrar una solución a los problemas es diagnosticarlos, entonces es necesario saber en cuáles calles hay necesidad, incluyendo la parte del alcantarillado. Si uno no diagnostica, cómo hace para tener presupuestos, de allí que haya sido tan fácil quitar plata de la sobretasa a la gasolina, mandar todo al MÍO y no dejar plata para vías”, dice Figueroa, haciendo referencia al acuerdo 452 que se aprobó el año pasado sobre nuevas fuentes de financiación para el MÍO.
Dicho proyecto determinó que del 2019 al 2022 el 97 % de la sobretasa a la gasolina se destinará para el MÍO y un 3 % al mantenimiento de la malla vial, y del año 2023 al 2029 variará pasando al 95 % para el MÍO y el 5 % para las vías.

“Yo pienso que es tan grande el problema, que lo poquito que están haciendo no llena la expectativa, porque no se prioriza dónde es urgente hacerlo por temas de seguridad, detrás de un hueco vas parando y te roban, o cuando llueve las motos pueden caer”, añade la cabildante.

El secretario de Infraestructura Vial y Valorización de Cali, Ferney Camacho, reconoce que el reto en materia de vías es inmenso, pero destaca que esta administración ha intervenido sitios donde no se llegaba hace 20, 30 y hasta 40 años. Según el ingeniero, se han invertido cerca de $140.000 millones para recuperar 869.061 metros cuadrados, que equivalen a 174 canchas de fútbol.

“Tenemos cuatro meses y medio donde la estamos metiendo toda, hay 18 cuadrillas dedicadas al mantenimiento y queremos llegar a 200.000 metros cuadrados adicionales, al final de esta administración vamos a completar un millón de metros cuadrados de áreas intervenidas en cuanto a bacheo, rehabilitación y reconstrucción de vías”, señala Camacho.

Sobre el diagnóstico que reclama la concejal Figueroa, Camacho explica que el estudio de Univalle aún está vigente y este se refuerza con el trabajo de campo que hace su equipo, escuchando directamente las necesidades de la comunidad. Asimismo, explica de dónde salió el cálculo de los $2 billones que se necesitarían para recuperar la malla vial:
“Cada tipo de intervención tiene un costo promedio kilómetro, el de bacheo es de $500 millones, la pavimentación nueva es $3000 millones y la rehabilitación unos $1000 millones, estas cifras son unos indicadores promedio estándar tanto en Cali como en el resto del país”.

El ingeniero Camacho también precisa que las intervenciones viales no llegan a todos los sectores porque algunas vías primero requieren reposición de redes de alcantarillado, “y en ese sentido la buena noticia es que trabajamos en articulación con Emcali, donde hemos identificado que hay una cifra que puede estar rondando el 40 % en las necesidades de recuperación”.

“Tenemos un reto de ciudad, en buscar métodos alternativos, vincular capital privado y trabajar con comunidad y Gobierno Nacional para lograr llevar a unos mejores niveles el estado de la malla vial de Cali”, dice Camacho.

En cifras

  • 35 % de las vías primarias de Cali están buenas, en el otro 35 % el estado es entre regular y malo. Estas vías suman 193 kilómetros en total.
  • 71 % de las vías secundarias están entre regular y malas, un 27 % buenas y un 2 % sin pavimentar. En total son 162 Km.
  • 79 % de las vías colectoras (distribuyen el tránsito entre las viviendas y los sitios de trabajo) se encuentran en estado malo y regular, 14 % buenas y 7 % sin pavimentar. En total son 211 Kms.
  • 76 % de las vías locales (barrios) están entre mal y regular, y un 24 % buenas. En total son 1795 Kms.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad