El fenómeno del aborto espontáneo sigue afectando a Cali, ¿qué hay detrás?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Escuchar este artículo

El fenómeno del aborto espontáneo sigue afectando a Cali, ¿qué hay detrás?

Agosto 11, 2019 - 07:50 a.m. Por:
Redacción de El País
Aborto, Interrupción Voluntaria del Embarazo

Los mayores obstáculos para las mujeres que solicitan una Interrupción Voluntaria del Embarazo es que no hay acceso inmediato al procedimiento.

El País

Hace unos días, el cuerpo inerme de un bebé en formación fue hallado en la Ptar de una universidad del sur de Cali. No es la primera vez que aparecen fetos en las basuras, en caños de aguas residuales, o matorrales.

Esta situación genera inquietudes, cuando ya hay amplia difusión y libre acceso a los métodos anticonceptivos. Y más cuando la sentencia 355 de 2006 de la Corte Constitucional permite en Colombia la interrupción voluntaria del embarazo, IVE, en tres causales: si pone en riesgo la salud física y mental de la mujer; la malformación fetal, y si el embarazo es resultado de violencia sexual.

El secretario de salud de Cali, Nelson Sinisterra, advierte que es preciso separar la IVE, según lo establecido en la norma, del aborto espontáneo, el cual es casi ocho (7.9) veces más alto que las IVE.

De enero a abril de 2019 en clínicas de Cali se han recibido 151 solicitudes de IVE, y en 2018 fueron 315. Pero por aborto espontáneo (antes de la semana 20 de embarazo), el HUV ha atendido 3700 casos entre 2018 y 2019. De ese total, 2654 ocurrieron el año pasado y los 1046 restantes en lo que va corrido de este año.

¿Por qué en año y medio hay 3700 abortos espontáneos, frente a 466 IVE? “Uno esperaría que cuando hay una gestación, todas llegaran a feliz término, pero habría que analizar caso por caso para hallar el origen de esos abortos espontáneos, para saber si hay una enfermedad de base, un traumatismo u otra causa que lo ocasionaron”, comenta Sinisterra.

Lea también: ¿Cuál es el tiempo límite para el aborto legal?, sigue el debate

No obstante, el Secretario de Salud admite que es probable que muchos de esos 3700 abortos espontáneos, no sean tan espontáneos, sino provocados por métodos domésticos o en sitios clandestinos, que se oculte información en algunos de esos casos que al final terminan en los centros de salud registrados como no voluntarios. “Pero eso es una suposición y tendríamos que hacer la revisión de cada historia clínica para determinar qué enfermedad o suceso reportaron las pacientes como causa del aborto espontáneo”, acota el funcionario.

Sinisterra reconoce que muchos embarazos no planeados terminan en abortos, “en algunos casos corresponden a niñas menores o adolescentes, o personas que no quieren que su pareja o su familia se dé cuenta, y eso hace que actúen de manera clandestina, toman este tipo de decisiones que al final ponen en riesgo la vida de ella”.

Sin embargo, el funcionario destaca una reducción del 20% de abortos espontáneos en Cali en el primer semestre de 2019, con 257 casos menos, comparado con el mismo lapso de 2018, según registro de instituciones de salud públicas y privadas.

“Lo importante es que sigamos trabajando para generarle habilidades a estas mujeres para que no recurran procedimientos en sitios clandestinos que pueden poner en riesgo su vida y causar mortalidad materna en la ciudad”, expresa el Secretario de Salud.

Vea también: Objeción de conciencia médica, la barrera al aborto legal en Cali

La IVE

Juan Carlos Vargas, médico ginecólogo y asesor científico de Profamilia, declara que la salud es la causa más frecuente (98 % en 2018 y 100% en de enero a julio de 2019) por la cual las mujeres solicitan IVE, en especial por la afectación a su salud mental, psicológica y emocional. Por malformación fetal, solo el 1 %, como cardiopatías muy complejas, y por haber sido víctima de violencia sexual (violación) no pasa de 3 %.

Las solicitantes de IVE son de todos los estratos socioeconómicos. “Las usuarias de la entidad son más de estratos 1, 2 y 3 y un poco del 4. Pero para practicarse un aborto vienen mujeres que no son clientas tradicionales de Profamilia, porque conocen que el servicio es de calidad y que la interrupción del embarazo se hace con todas las condiciones de seguridad que exigen la Secretaría de Salud y el Ministerio de Salud”, explica Vargas.

Le puede interesar: El Papa contra el aborto: "es como contratar a un sicario para solucionar el problema"

Las edades en las que más se presentan los abortos espontáneos, según datos de la Secretaría de Salud de Cali, oscilan entre los 20 y los 29 años. Rango de edad que coincide con cifras de Profamilia, donde el grupo que más solicita la IVE está entre los 20 y los 30 años y representa el 70 % de los casos. Son estudiantes o mujeres que están empezando su vida profesional.

También hay registro de menores de 18 años que se ven enfrentadas a esa necesidad, pero no es frecuente. “Las menores entre 16 y 20 años, son el 12 % y por debajo de los 16 años apenas son el 1 % de los casos que atendemos”, indica el asesor de Profamilia.

El galeno destaca que no es por falta de uso de anticonceptivos que hay embarazos indeseados, pues la prevalencia de su uso en Colombia es bastante alta, supera el 79 %. Sin embargo, explica, “lo que sucede a veces es que puede haber una falla en el método por un uso inadecuado o porque no cumple todos los requisitos para que sea efectivo”.

En Profamilia se le explica a la paciente los métodos de interrupción del embarazo y ella elige. “Si por ejemplo, escoge el de medicamentos, se le prescriben de inmediato, no hay razón para esperar cinco días, pero en otros sitios sí se les demora”, dice.

Añade que lo más importante es que la normatividad ya es clara en decir cómo hacer el proceso de atención, no hay lugar para improvisaciones, y que todo está cubierto por el plan de seguridad social, sea contributivo o subsidiado. “La parte económica no debería ser una barrera. El procedimiento IVE lo cubre la EPS 100 % y sin copagos”, sostiene.

Es evidente la falta de apoyo de la pareja cuando la mujer se enfrenta a esta decisión. Profamilia dice que la mayoría va acompañada, “no necesariamente de su pareja, sino de un allegado, pero que otras acuden solas”. Igual situación viven las pacientes de abortos espontáneos, y en los casos de violación, es más un tema de familia.

Por ello, dice que la Secretaría trabaja en garantizar la oferta de servicios y la formación del personal médico para el cumplimiento de la norma. “Hoy tenemos sitios donde las mujeres puedan consultar, como Profamilia, Fundación Sí Mujer y las empresas sociales del estado (ESE Centro, ESE Oriente, ESE Ladera y ESE Norte), hospitales de la red de salud municipal y el Hospital Universitario del Valle, HUV, con talento humano capacitado y suficiente apoyo psicológico para garantizar la atención física y psicosocial”, dice el Secretario.

Admite que transformar conductas para que no aparezcan fetos como el de la Ptar, requiere tiempo, esfuerzo y trabajo. “En Colombia y en Cali hemos hecho grandes esfuerzos, la tasa de planificación familiar hoy es mayor, pero la apropiación de esas transformaciones culturales hace pensar que hay mucho por hacer. En Cali somos de las ciudades del país con menos emba- razo adolescente, el de mayor riesgo, pero llamamos a hombres y mujeres a usar los anticonceptivos y planear mejor sus embarazos”, concluye Sinisterra.

Lea además: ¿Por qué tres magistrados se apartaron del fallo de la Corte sobre el aborto?

Obstáculos a las IVE

Los mayores obstáculos para las mujeres que solicitan una IVE es que no hay acceso inmediato al procedimiento. “La normatividad colombiana dice que el acceso a la IVE debe ser consi- derado como una urgencia, de atención inmediata y la respuesta se debe dar en cinco días después de la primera consulta, pero no es así, el servicio o el médico no les dan respuesta inmediata ni en los cinco días que dicta la norma”, dice Juan Carlos Vargas, ginecólogo de Profamilia.

“Otros obstáculos son ponerle trabas exigiendo certificaciones adicionales o juntas médicas que no se requieren y que muy claramente la norma dice que no debe ser así. Por ejemplo, si es violencia sexual, le piden la denuncia ante la Fiscalía para registrarlo en la historia clínica”, dice el especialista.

Señala que muy pocas requieren de exámenes adicionales como de laboratorio o ecografías, pero ni así les dan tratamiento inmediato y les dicen que vuelvan después. “Y si el método de IVE es por aspiración intrauterina, hay que contar con la sala de proce- dimientos y allí es donde ponen las trabas”, dice el médico Vargas.

La objeción de conciencia de los médicos es otra dificultad. “El profesional la puede presentar en su sitio de trabajo, pero lo confirmado es que la objeción de conciencia es individual y no institucional”, observa Vargas.

Métodos

  • La mayoría de las IVE en Profamilia se practican en el primer trimestre de gestación, o sea, hasta la semana 13 más o menos. La eficacia del tratamiento supera el 95 %, con 0 % de mortalidad.

  • Hay un grupo muy pequeño de mujeres que están en el segundo trimestre de edad gestacional y otro grupo todavía mucho más reducido que están en el tercer trimestre.

  • El método elegido depende de la edad gestacional. Cuando están en el primer trimestre, hay dos opciones: uno, el método farmacológico (medicamentos), o con aspiración intrauterina y anestesia local. El más utilizado es el farmacológico.

  • En edades gestacionales avanzadas, (segundo trimestre), solo hay una alternativa que es dilatación y evacuación. Y en tercer trimestre, es procedimiento, pero son escasísimos los casos con cirugía, dice el médico.

  • El especialista Juan Carlos Vargas, de Profamilia, dice estos casos de edad gestacional avanzada, aunque esporádicos se dan porque a las mujeres se les han presentado barreras para acceder a la IVE o viven en algún sitio donde no hay atención para ello y deben ir a buscarla fuera de sus lugares de origen.

  • A mayor edad gestacional, mayor riesgo hay de sangrado e infección para la mujer y se deben tomar todas las precauciones para prevenir esos riesgos.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad