El 'cerebro' de la Clínica Dime explica cómo logró convertirla en un referente de calidad

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

El 'cerebro' de la Clínica Dime explica cómo logró convertirla en un referente de calidad

Febrero 03, 2019 - 07:50 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo, editora Equipo de Domingo
Doctor Fernando Gómez Villafañe, de la Clínica DIME

El doctor Fernando Gómez Villafañe preside la Junta Directiva de la Clínica Dime.

Foto: Raúl Palacios / El País

El pasado martes, en una ceremonia celebrada en el Club Colombia y con la presencia del ministro de Salud, Juan Pablo Uribe Restrepo, la IPS caleña Dime, especializada en la atención de enfermedades neurocardiovasculares, fue reconocida con la acreditación en Salud por parte del Icontec.

Para el presidente de la Junta Directiva de esta institución con 30 años de historia en Cali, el médico radiólogo neurointervencionista Fernando Gómez Villafañe, este galardón (que reconoce el mejoramiento continuo de la calidad en una entidad de salud) significa “seguridad para el paciente, humanización, control de todos los riesgos que se puedan generar; es equivalente a que todo el mundo sabe qué hacer bajo una circunstancia por difícil que sea”.

El símil es con la tripulación de un avión y su piloto, agrega el doctor. “Todo el mundo actúa porque tiene unos procesos estandarizados y un conocimiento a fondo de todo. No se deja nada al azar. Todo está perfectamente calculado y medido”.

Que esta entidad haya logrado acreditación en Salud debe ser un orgullo para los caleños, pues de todas las instituciones del sistema de salud que hay en Colombia, que son alrededor de 8000, solamente hay acreditadas 44 (incluida Dime).

Feliz por este nuevo logro y por otros reconocimientos otorgados a la clínica Dime por parte de la Alcaldía, la Gobernación, el Concejo, la Asamblea y otras entidades, el doctor Gómez Villafañe habló con El País:

¿Cómo fue el proceso para lograr la acreditación en Salud?

Es un proceso que toma tiempo debido a que hay que generar un historial. Como mínimo son tres años. El Icontec manda unos auditores que permanentemente están observando, analizando la institución y viendo las mejoras. De modo que si no traes una historia de tu progreso no puedes lograr una acreditación. Se forman comités de gestión clínica, coordinadores, todas las personas de la institución participan. Todas tienen un papel activo y todas buscan mejorar todos los días.

La calidad no es de un día, ni cuando se logra la acreditación es el fin. Es apenas el principio. Porque la calidad es de todos los días.

En términos prácticos, ¿cómo se evidencia la calidad en Dime?

Se evidencia en oportunidad de atención para los pacientes en las enfermedades en las que estamos altamente especializados, que son las que afectan el corazón y todas las que afectan las arterias del cerebro, del corazón y de las piernas. Entonces es un equipo altamente especializado que responde con calidad a las urgencias cuando se presentan y al manejo de toda la institución.

Por ser tan especializados tenemos unos resultados excelentes, al punto que nos comparamos con instituciones que hacen parte de las diez primeras del ‘ranking’ de los Estados Unidos.

Dime nace hace 30 años. ¿Qué tanto ha cambiado en su misión?

Dime nace como un centro especializado en diagnóstico y así lo hicimos 20 años, con la tecnología más avanzada y en manos de expertos. En esa época recibimos la certificación en calidad del ISO 9001 y hace diez años decidimos hacer una clínica neuro-cardiovascular. Solo nos especializamos en corazón y arterias.

¿Y qué ventajas tiene el hecho de ser una clínica especializada?

Eso es una gran fortaleza porque nos permite atender con oportunidad los pacientes. Nuestro servicio de urgencias solamente por ser dedicado a esas enfermedades tiene disponibilidad permanente. La atención de un paciente nuestro que llegue con una enfermedad aguda del corazón o del cerebro dura seis minutos. En seis minutos está ingresado el paciente. No es una sala de espera, como suele suceder cuando se tiene una clínica para todas las enfermedades.

¿Dime trabaja con convenios? ¿Con instituciones de qué régimen?

Dime brinda una atención universal. Trabaja con EPS del régimen contributivo y del régimen subsidiado.

Recuérdenos lo que alcanzó a decirle al Ministro de Salud durante la ceremonia del pasado martes...

Le dije que aspirábamos a que él, que tiene en su mente la ley de punto final, que todo el mundo arregle sus deudas para ser reconocidos por el sistema, pueda terminar con la iliquidez crónica que ha vivido el sistema de salud. Adicional a eso la SuperSalud tiene nuevos instrumentos que le van a permitir llamar al orden a públicos y privados que incumplan.

Ahora hay herramientas que permiten tomar decisiones.

Lea además: ¿De qué se enferman los vallecaucanos?, esto revela estudio

Doctor Fernando Gómez Villafañe, de la Clínica DIME

¿Alguna vez Dime se ha visto perjudicada, en crisis, por la forma en que funciona el sistema de salud?

Naturalmente. La liquidez se afecta en la caja. Tú puedes tener atenciones y ventas, pero no recuperas la plata o se te demora mucho en recuperarla. Entonces la iliquidez no es porque no se atiendan pacientes, se atienden, pero no se paga ese servicio oportunamente y eso afecta el funcionamiento de la institución debido a que hay que comprar insumos, pagar nómina, mantenimientos, etc, eso hace que el día a día sea difícil.

¿Y actualmente cómo están?

Hoy estamos en buen camino. ¿En qué sentido? En que somos viables, pero aún la recuperación de cartera es difícil y la plata se demora en entrar. Ese es el punto.

¿Con qué tecnología cuentan hoy para un mejor servicio?

Dime desde que nació como un centro de diagnóstico siempre ha tenido tecnología de punta y la seguimos teniendo. En la región no hay tecnología más avanzada de la que tenemos.

Doctor, bríndenos unos consejos para el cuidado del corazón....

La enfermedad cardiovascular, o sea, que afecta el corazón, es la causa número uno de muerte en el mundo. 35 % de los infartos se suceden sin aviso previo.

Por eso es supremamente importante controlar los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad, como hipertensión, diabetes, colesterol elevado, obesidad, cigarrillo y vida sedentaria. Hoy existen medicamentos que permiten controlar esos factores de riesgo. Y la gente debe incorporar en su vida diaria ejercicio. Basta caminar a muy buen paso 30 minutos diarios. Es cuestión de disciplina.

Hay unos factores que no se pueden modificar como es la genética, pero sí se pueden cuidar con medicamentos. Por eso hay medicamentos para protegerse cuando uno tiene grupo familiar con genética de infarto, por ejemplo. Eso se puede hacer.

Por eso son importantes los controles con el médico, la prevención.

Otra enfermedad que es la causa número uno de discapacidad son los ataques cerebrales, que llevan a parálisis en un lado del cuerpo y que también se originan por los mismos factores del corazón. Cuando esto se sucede es una enfermedad catastrófica para el núcleo familiar porque es un paciente que queda con dependencia, hay pérdida de los ingresos futuros –porque no puede trabajar- e hijos que están en formación.

Entonces son dos enfermedades: una que causa la muerte y otra que causa la incapacidad y en eso estamos especializados exactamente.

¿Por qué se nota este tipo de enfermedades a más temprana edad?

Por una razón: la obesidad. Porque la gente está teniendo una vida con poca actividad, pero con mucha comida chatarra.

Galardones

Del Concejo: Medalla de Santiago de Cali en Grado Cruz de Plata.

De la Alcaldía: Medalla al Mérito Cívico Santiago de Cali en su máxima categoría.

De la Gobernación: Orden al Mérito Vallecaucano en el Grado Cruz de Comendador– Mérito en Salud.

De la Asamblea Departamental: Reconocimiento A DIME por sus 30 años.

De la Cruz Roja y de la Clínica de Oftalmología.

Lea además: 10 consejos para reducir el riesgo de desarrollar cáncer

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad