Escuchar este artículo

"Tengo la convicción de que vamos a sacar a este país adelante": Iván Duque

Agosto 09, 2020 - 07:55 a. m. Por:
Colprensa
Iván Duque

El presidente de la República, Iván Duque Márquez.

Colprensa

Al concluir el segundo año de su mandato, el presidente de la República, Iván Duque Már quez, admite los dolores de cabeza que le han provocado temas como el desempleo, la informalidad laboral y la falta de acceso a pensión de una gran parte de los colombianos.

Pero al mismo tiempo el Mandatario defiende los esfuerzos que ha hecho su Gobierno para solucionarlos, pese a que el Covid-19 alteró los planes que tenía para su Administración.

De igual forma, el Jefe de Estado asegura que las reformas a la Justicia y la pensional son dos de los grandes proyectos que impulsará durante la segunda parte de su mandato.

Lea además: ¿Cómo llegan las fuerzas políticas al tercer año de mandato de Iván Duque?

Presidente, ¿se vieron muy afectados sus planes de Gobierno con el coronavirus?

Sí y no. Hay cosas que me generan gran satisfacción, por ejemplo, cerramos el año pasado con una de las tasas de homicidios más bajas de los últimos 40 años y mantenemos la tendencia; logramos el año pasado la tasa más baja de secuestros desde 1976; logramos por primera vez en siete años reducir el área sembrada de cultivos ilícitos; tuvimos éxitos en materia de incautación; avanzamos en proyectos anticorrupción, hay muchos logros.
Claro, el coronavirus nos trajo muchas afectaciones porque nos cambia muchas perspectivas que teníamos en términos de crecimiento, nos afecta indicadores sociales, pero también es importante decir que en medio de esta pandemia logramos avanzar en atender a la población más vulnerable con ingreso solidario, con la devolución del IVA, con los giros extraordinarios; se fortaleció el sistema de salud, pero el coronavirus es el reto más grande que tenemos, no solo en Colombia sino en el mundo. Sí nos afecta, pero tengo la convicción de que a este país lo vamos a sacar adelante.

"El índice de letalidad de Covid-19 en Colombia es del 3,4 %, seguimos por debajo de los promedios de países de Europa y América. Por eso es importante no bajar la guardia".
Iván Duque Márquez
Presidente de Colombia

¿Cómo está pensando lograr la reactivación del empleo en ciudades golpeadas por ese flagelo y en donde la informalidad es alta?

Tengo que reconocer que uno de los dolores de cabeza que he tenido como Presidente en estos dos años es que el mercado laboral, que venía deteriorándose desde el segundo semestre de 2015. Nosotros prácticamente desde agosto de 2018 hemos tratado de quebrarle la curva a ese fenómeno. Empezamos el 2020 corrigiendo muchas de estas tendencias, pero desafortunadamente nos encontramos con el Covid-19.
El reto no es solamente crear un millón de empleos. El reto también es la reactivación segura de otros sectores, esto es lo que nos permite recuperar espacio. Hoy el desempleo nacional está en 19,8 %, pero el mes pasado estaba en 21 y el mes antepasado estaba en 23. Se está empezando una recuperación que hay que ver cómo la aceleramos más.

¿Qué lecciones le ha dejado esta pandemia?

Hay muchas. En esto no hay soluciones perfectas. Una pandemia es una tragedia para la humanidad, nos trae enseñanzas todos los días. Más que hablar de éxitos y fracasos, yo lo que creo es que América Latina, que tenía una economía mucho más informal y un sistema de salud mucho más precario, tuvo que tomar decisiones agresivas y fuertes desde el comienzo, porque no podíamos darnos el lujo de quedarnos estáticos.
¿Qué hubiera podido ser distinto? Muy seguramente si no hubiéramos tenido tanta dificultad para adquirir ventiladores, reactivos, hisopos, etc. tal vez hubiéramos podido fortalecer mucho más rápido nuestra capacidad de respuesta. Pero creo que en este proceso de la pandemia estamos aprendiendo todos los días.

En el Gobierno de Álvaro Uribe se habló de que el partido de oposición más importante era la Corte Suprema de Justicia. ¿Esa visión se mantiene en su mandato?

Yo creo que alguien que le ha servido al país, con una hoja de vida pública, la más escrutada que ha visto Colombia, y que siempre ha respondido a cualquier llamado de las autoridades, lo mínimo es que pueda defenderse en libertad, sobretodo alguien que ha ejercido la Primera Magistratura del Estado.
Lo digo con Alvaro Úribe y lo diría con cualquier expresidente. Es el mínimo derecho: defenderse en libertad. Mucho más cuando tenemos criminales de lesa humanidad condenados que hoy están ‘subjudices’ ante la Justicia Especial para la Paz y que además tienen garantizados que aun diciendo la verdad no van a ir a la cárcel y siguen teniendo sus curules.
Creo que hacer esa reflexión me corresponde a mí como Presidente, sobre todo porque creo que son temas que tienen que ver con el presente y el futuro del país, más allá de la coyuntura.

"Colombia es una sola Nación. Todos debemos sumar y aprovechar la más grande crisis para acelerar su historia y con resiliencia convertirla en la más grande de las oportunidades".
Iván Duque Márquez
Presidente de Colombia

¿Qué piensa de la propuesta del Centro Democrático de hacer una constituyente y de crear una corte única?

Lo dije el 20 de julio en mi informe a la Nación: espero que esta sea la legislatura en la que avancemos en la reforma a la Justicia y espero además que ese proceso, que ya tiene un buen consenso político, institucional, en la academia, nos permita a nosotros avanzar. Entonces nos encontramos con la propuesta de la constituyente. Me han dicho, ¿usted descarta la constituyente? No la descarto, cómo voy a descartar una herramienta que está prevista en la Constitución. La razón por la cual muchos expertos, y no solo el Centro Democrático, han hablado de una constituyente para reformar la Justicia es porque llevamos tantas frustraciones en intentos de reforma que pareciera que el único camino es la constituyente. Mi preocupación sobre la constituyente no es sobre la herramienta, es sobre los tiempos y el pragmatismo versus la urgencia y el consenso.

¿Cómo así, Presidente?

Una constituyente, en virtud del Artículo 376 de la Constitución, básicamente dice: primero, hay que tramitar una ley, aprobarla por mayoría, convocar al pueblo, votar a favor más del 33 % del censo electoral, convocar las elecciones de la asamblea, elegirla, que sesione y que promulgue. Ese periodo puede durar hasta 18 meses, siendo muy conservadores o de pronto muy optimistas, no sé. ¿Será que nos debemos demorar 18 meses o podemos buscar esta avenida? Esa respuesta no la tengo yo, solo surge de un consenso de unas fuerzas políticas que quieren que se avance en esa reforma.

Hay otras reformas que también se requieren, como la laboral y la pensional. ¿Qué puede decir sobre esos temas?

En Colombia les encanta hablar de reforma pensional, que en realidad siempre termina simplificándose para que muchas personas digan: ‘van a quitarnos las pensiones’. No, este país tiene un problema de fondo y es que lo que menos hay son pensiones porque en Colombia solo uno de cada cuatro mayores de 65 años tiene una pensión. Tenemos cinco millones de mayores de 65 años, en dos décadas tendremos quince millones y resulta que si no corregimos esos factores de inequidad, eso va a generar una presión fiscal enorme a los gobiernos que estén en una década o dos décadas más adelante.
Por eso hay que pensar en un mecanismo de protección de la vejez, para generar esa formalización y ese ahorro y corregir esas fallas estructurales, como que la gran mayoría de los subsidios pensionales están orientados a las personas de mayor ingreso. Espero dejarle a mi sucesor o sucesora un camino donde por lo menos tengamos resueltos temas de inequidad que se pueden volver graves con el pasar del tiempo.

Usted ha descartado una nueva reforma tributaria en el corto plazo, ¿esa idea ha cambiado?

En medio de una pandemia no es el momento de presentar una reforma tributaria. Lo que hacemos con eso es demorar la recuperación, afectar el empleo y afectar la inversión. En este momento hay que gastar, proteger, invertir, hay que empezar una reactivación y cuando tengamos sendas de crecimiento claras, empezar a realinear las expectativas fiscales.

Sobre el caso Uribe

"Esta no es una condena, apenas se está surtiendo una etapa y falta una etapa de juicio. Lo más importante es que todos partamos de la base de creer en la Constitución y la ley. Parte de eso, ciertamente, es que todos los que sean requeridos tienen que presentarse a la Justicia. Hago un llamado a la sociedad y a la reflexión: la Justicia debe ser igual para todos. La ley necesita coherencias y que no tenga esos desequilibrios tan grandes".

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS