Rechazan asesinato de dos médicos tradicionales indígenas en Corinto, Cauca

Escuchar este artículo

Rechazan asesinato de dos médicos tradicionales indígenas en Corinto, Cauca

Mayo 29, 2020 - 07:44 p. m. Por:
Colprensa 

Los dos médicos tradicionales fueron asesinados en la residencia donde pasaban la cuarentena.

Colprensa / El País

Comunidades nativas del Cauca rechazaron el asesinato de dos médicos tradicionales, luego de ser sacados a la fuerza de la residencia donde cumplían la cuarentena.

Así fue denunciado por el senador Feliciano Valencia, al exponer que en la noche del pasado jueves, varios sujetos armados llegaron hasta la residencia donde se encontraban los médicos ancestrales, para después conducirlos a otro lugar. Ya en la mañana de este viernes aparecieron sus cadáveres en medio de una zona verde.

Lea también: María José Pizarro y otros dos congresistas, en aislamiento preventivo por prueba de Covid-19

“Ellos fueron sacados violentamente de la casa donde pasaban la cuarentena, ubicada en la vereda Los Andes, ya en la mañana de este viernes, los encontraron muertos en el sector de La Balastrera de la localidad de Pueblo Nuevo. Señores, nos están matando, esto es un exterminio a un pueblo ancestral, ellos representaban la historia viva del Resguardo de Páez Corinto”, denunció Valencia.

Luego, y a través del Tejido de Defensa de la Vida y los DD.HH de la Acín, confirmó que las víctimas son María Nelly Cuetia Dagua, de 55 años de edad, y Pedro Ángel María Tróchez Medina, de 58.

“Este es un hecho de la más rotunda barbarie y desprecio por la vida y la supervivencia de nuestro pueblo nasa. El asesinato de mayores es un acto de destrucción de la memoria y el conocimiento propios, es la consumación del proyecto de exterminio que pretende arrasar el territorio”, denunció la Acín.

Para el consejero de esta organización nativa, Harold Secue, este doble homicidio es la muestra de que la esperanza de la paz, alcanzada en años anteriores, se desvaneció por completo en el Cauca, luego que grupos armados entraran a disputarse, a sangre y fuego, amplias zonas rurales del departamento.

“Muy difícil para nosotros enfrentar la pandemia y a la vez tener que protegernos de esa violencia que está acabando con nuestros territorios, es una realidad que muchos grupos armados están asesinando indígenas, campesinos, negros. Es una disputa territorial sangrienta y nosotros, como indígenas, somos víctimas de ese fenómeno. Hoy acaban con dos mayores, que son la columna vertebral de la comunidad del Resguardo de Páez”, agregó Harold Secue.

Este es el segundo hecho violento que se registra en Corinto en menos de una semana. El pasado martes, en horas de la tarde, fue encontrado el cadáver de una persona en el sector de Miravalle, zona rural de este municipio.

“La víctima es un hombre de aproximadamente 35 años de edad, no se puedo establecer su identidad, además, la gente del sector indicó que no era de la zona, hay que esperar qué determinan las autoridades frente a este caso”, indicaron líderes sociales de Corinto, municipio que registra hasta el momento 25 muertes violentas, según cifras dadas por la Fiscalía y la Policía.

Además, en esta zona del norte del Cauca hace presencia la disidencia autodenominada Dagoberto Ramos de las Farc, así como grupos paramilitares que llegaron del centro del país a disputarse el control de rutas y laboratorios para el procesamiento de cocaína y de los amplios cultivos de marihuana creepy.

De igual forma, en esta parte del norte del departamento están ubicadas, por orden presidencial, dos unidades militares como son la Fuerza de Despliegue Rápido (Fudra) No. Cuatro y el Comando Operativo Apolo.

Ese, entonces, es el panorama violento que enfrentan los corinteños e indígenas en medio de la emergencia sanitaria generada por la llegada del Covid-19 a esta región del país.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS