Polémica por fallo sobre estudiantes que tuvieron sexo en un aula de clase

Polémica por fallo sobre estudiantes que tuvieron sexo en un aula de clase

Septiembre 12, 2018 - 11:50 p.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Prácticas sexuales en entornos escolares

Según el vocero de los personeros estudiantiles, las prácticas sexuales en entornos escolares son cada vez más frecuentes. Piden reforzar educación.

Foto: Istock / El País

¿Qué debería pasar si dos estudiantes son descubiertos ejerciendo conductas sexuales en un aula de clase? El interrogante, que es motivo de polémica, surgió luego de conocerse una sentencia de la Corte Constitucional, que ordenó reintegrar a dos jóvenes que fueron expulsados de una academia militar tras ser sorprendidos teniendo sexo.

El caso se dio en junio del año pasado, cuando un joven y una menor de edad fueron descubiertos por un superior en el acto íntimo, en un ambiente semiprivado, ante lo cual decidió grabar en video la situación para hacer el reporte correspondiente.

El magistrado ponente, Alberto Rojas, consideró que a pesar de que el video fue eliminado, hubo violación del derecho de la intimidad de los jóvenes, con el agravante de que uno de ellos era menor de edad, puesto que la situación fue conocida por algunos compañeros quienes le hicieron bullying.

Lea también: Corte ordena reintegro de estudiantes expulsados por tener sexo en aula de clases

Rojas consideró que la institución impuso de manera desproporcionada la sanción, es decir, la expulsión, a pesar de que en el manual de convivencia contempla alternativas para corregir la situación. Por esta razón, la sala estimó que a los estudiantes se les violó el debido proceso “al impartir una sanción que no tuvo en cuenta el principio de proporcionalidad que debe seguir todo proceso disciplinario”.

Asimismo, la Corte indicó que si bien la conducta puede ser reprochada por manuales de convivencia, “hace parte de la esfera íntima de las personas y no afecta a terceros”.

A través de redes sociales algunos ciudadanos cuestionaron la determinación de la Corte. Por ejemplo, @anajvelez opinó a través deTwitter que “con esta sentencia está dando carta abierta para que colegios y universidades se conviertan en moteles”.

Tras la polémica, ayer el alto tribunal se pronunció indicando que la sentencia solo responde al caso particular, y que los colegios tienen independencia para expulsar a los estudiantes que tengan sexo en aulas de clase, siempre y cuando se estipule una sanción para ello en el manual de convivencia y se respete el debido proceso”.

Para John Jairo Caicedo, presidente de la Federación Nacional de Personeros Estudiantiles, este tipo de conductas (sexuales) en los entornos escolares son cada vez más comunes, “los estudiantes las han empezado a ver con normalidad y ha dejado de ser una mala conducta a ser algo aplaudido por los mismos compañeros”.

“Estoy de acuerdo con el fallo de la Corte porque estos problemas no se solucionan expulsando, esto se combate con valores, con el apoyo que deben recibir los jóvenes en la casa que es la formación de valores y el trabajo articulado que hacen de corresponsabilidad las instituciones educativas”, precisó Caicedo.

Según Luz Elena López, coordinadora del Sistema Municipal de convivencia Escolar de Cali, no tienen registro oficial de casos similares al señalado por la Corte, ocurridos en las instituciones educativas de la ciudad. Añadió que el año pasado se conoció un video donde se observaban algunos tocamientos entres estudiantes.

“Esto la tarea que nos deja a nivel familiar y escolar es hablar de la sexualidad en el adolescente, hablar de los derechos sexuales y reproductivos, el erotismo, sobre los cuidados y la protección que hay que tener en el manejo de la vida y la práctica sexual humana”, afirmó López.

La funcionaria indicó que en caso de que en una institución se presenten estas situaciones, si se trata de prácticas consentidas entre los adolescentes “el tratamiento es absolutamente educativo y ahí está nuestra labor como familia y sociedad para antes de considerarlo un mito, tabú, castigarlo o señalarlo como una práctica extraña o que nos alarme habrá que educar en el sentido de que hay momentos y lugares para determinadas prácticas”.

Entre tanto, Ramón Atehortúa, experto en temas de pedagogía y exrector del colegio Santa Librada, señaló que el manual de convivencia debe establecer unos procedimientos claros, que les garanticen a los estudiantes en la comisión de cualquier falta, por grave o por leve que sea, un debido proceso.

“Lo que ocurre es a que a veces se presentan cosas imprevistas, pero si el manual de convivencia tiene definidos los procedimientos que tienen que respetar los derechos de los estudiantes, debe proceder”, precisó Atehortúa.

La Corte indicó que a través de la sentencia 364 del 2018, se busca proteger los derechos al debido proceso e intimidad de los dos jóvenes expulsados del plantel educativo.

Conductas abusivas

La coordinadora del Sistema de Convivencia Escolar de Cali, Luz Elena López, explicó que cuando en los entornos escolares se dan casos de prácticas sexuales abusivas (no consentidas) las situaciones deben ser reportadas a la Fiscalía, si están involucrados niños y niñas mayores de 14 años, o al Icbf si son menores de este rango de edad.

“Antes de esos reportes habremos comunicado a las familias y valorado con ellos el tema. No olvidemos que los y las adolescentes y niños y niñas están en proceso de formación, antes de incurrir en un castigo tenemos que adoptar las medidas que nos permitan educar, porque el castigo lo que hace es reprimir, pero no educa”, precisó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad