Las dudas que dejó la renuncia de Carlos Valdés, director de Medicina Legal

Las dudas que dejó la renuncia de Carlos Valdés, director de Medicina Legal

Diciembre 21, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Colprensa
Carlos Eduardo Valdés Medicina Legal

Carlos Eduardo Valdés renunció el pasado jueves a la dirección del Instituto Nacional de Medicina Legal.

Colprensa

La mancha en la toalla hallada en la casa del fallecido controler de la Ruta del Sol II, Jorge Enrique Pizano, terminó convirtiéndose en una mancha en la carrera del director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés.

Tras ocho años en el cargo, en los que se había ganado un reconocimiento como funcionario técnico y no político, tuvo que renunciar por hacer pública información errónea sobre las evidencias relacionadas con la muerte del testigo clave del caso Odebrecht.

La salida de Valdés ayuda a poner un manto de duda sobre un caso que ya está lleno de controversias. El renunciado funcionario aseguró a los medios de comunicación que en la toalla, hallada en uno de los baños de la casa, había una mancha de sangre que pertenecía a Pizano y que no tenía rastros de cianuro. Eso ayudaba a confirmar el dictamen inicial, según el cual murió de un infarto y no de envenenamiento.

Pero en realidad ese no fue el dictamen oficial de Medicina Legal. Lo que decía era que la mancha era de saliva, lo que hacia imposible descartar la presencia de cianuro. Valdés dijo que el error fue exclusivamente suyo y por eso renunció, pero sus respuestas no han logrado aclarar todas las dudas.

Javier Oviedo, miembro de sindicato del Instituto (Sindimedigal), había denunciado antes las discrepancias que existían entre la información que Valdés le daba a los medios y la contenida en los informes técnicos de Medicina Legal.

"Mi equivocación obedeció a las características iniciales de la mancha, por lo que asumí que se trataba de una mancha de sangre",
Carlos E. Valdés,
exdirector de Medicina Legal.

El del caso del controller de la Ruta del Sol II no era el único, según Oviedo, quien desde 2016 había presentado sus denuncias ante Procuraduría, Fiscalía y Contraloría. También ocurrió, aseguró, en la necropsia de Génesis Rúa, la niña que fue abusada y posteriormente incinerada en Fundación (Magdalena).

Valdés dijo en ese momento: “Los estudios arrojan plenamente que la niña, antes de ser asesinada, fue abusada sexualmente”, pero, dice Oviedo, en el cuerpo de la menor fue encontrado semen que no correspondía al hombre sindicado de su asesinato.

Lea también: 'Carlos Valdés, director de Medicina Legal, renuncia en medio de escándalo por caso Pizano'.

Y en el caso de Fernando Cepeda Vargas, asesinado en 2003 en Barranquilla, crimen por el cual se responsabiliza a Silvia Gette: “(Valdés) salió a decir que era un homicidio porque le habían intoxicado con mercurio. El perito lo que dijo es que efectivamente en la necropsia hecha luego de la exhumación hallaron el químico, pero que se debía descartar si era orgánico o inorgánico, porque se debía establecer si el cuerpo se contaminó con mercurio donde fue enterrado o si fue suministrado en vida”.

Ahora, los críticos de Néstor H. Martínez han recordado que él era el jefe directo de Valdés y que el caso de Pizano era de su total interés porque, como se sabe, el hoy fiscal general era el representante del Grupo Aval cuando el controler entregó la información de lo que estaba ocurriendo con el contrato de la concesión vial.

Denuncian a Valdés

El director de la Red de Veedurías, Pablo Bustos, anunció ayer que denunciará al renunciado director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés por los delitos de encubrimiento, concierto para delinquir y prevaricato.

”Debe investigarse si se trata de un plan orquestado, o de un complot para envenenar y tapar los alcances de las investigaciones y pruebas
para la determinación real de las causas del fallecimiento del doctor Pizano”, indicó el veedor.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad