¿Hay salidas para la crisis de salud que vive el país?, esto dicen los analistas

¿Hay salidas para la crisis de salud que vive el país?, esto dicen los analistas

Octubre 07, 2018 - 07:55 a.m. Por:
Colprensa y Redacción de El País 
Medimás

Usuarios de Medimás protestaron frente a la sede de la entidad en Cali denunciando falencias en atención.

Raúl Palacios / El Pais

Hablar de la crisis de la salud en Colombia es como acelerar un carro enterrado en el barro. Entre más se acelere más se entierra y la posible salida de allí le va a costar tiempo y buena estrategia.

Al carro de la salud le está pasando lo mismo. Lleva encunetado varios años y cada vez se atasca más porque las deudas pasaron de $5 billones a alrededor de $10 billones en los últimos cuatro años.

La cifra, que equivale a por lo menos cuatro o cinco reformas tributarias, se conoció a mediados de la semana cuando la agente liquidadora de Saludcoop (EPS que era dueña de Cafesalud, la cual se vendió el año pasado a Medimás) pidió que se frenara ese negocio porque Medimás tiene un nivel de endeudamiento que llega a los $125.000 millones, un pasivo que la tiene con el barro al cuello y difícilmente tiene la potencia para salir del fango.

El problema es que esa noticia deja a 4,2 millones de usuarios en medio de una gran incertidumbre porque no saben con certeza qué entidad será de ahora en adelante su prestador del servicio de salud.

Lea también: "Vamos a acompañar a todos los usuarios de Medimás": Ministro de Salud

Por lo pronto, el Ministerio de Salud les arrojó un salvavidas y dijo que Medimás deberá seguir prestando el servicio mientras definen una solución definitiva.

Lo cierto es que esta situación no solo la está viviendo Medimás sino varias EPS y actores del sistema de salud en el país, con una deuda que aunque no es clara, sigue sumando billones. Algunos actores del sistema dicen que ya pasó de los $10 billones.

El defensor del Pueblo, Carlos Felipe Negret, rechazó lo que viene pasando con la salud y lo definió como una “vagabundería”, ya que los ciudadanos tiene que acudir a la tutela para que les presten los servicios.

“Lo que pasa en la salud de Colombia es una “vagabundería criminal” que atenta contra la vida de los colombianos. No podemos seguir diciéndonos mentiras en lo que tiene que ver con este tema. De modo que es el momento de parar y de que el sistema funcione. Nuestra única intención siempre ha sido garantizar el derecho a la salud de los afiliados”, indicó.

Problema viejo

La crisis pareciera no salir del barro porque los problemas de financiamiento, de atención y la prestación de los servicios, entre otros, siguen siendo el flagelo para millones de colombianos.

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas  (ACHC), la deuda preliminar estaba sobre los $9,2 billones a junio de este año, siendo Cafesalud EPS, Nueva EPS y Savia Salud EPS las más deudoras sin considerar el deterioro de cartera.

Sin embargo, un informe de la Superintendencia de Salud, indicó que las cuentas por cobrar de todos los hospitales (unos 1800) estarían por encima de los $20 billones.

Video: el calvario de los usuarios de Medimás en Cali por suspensión de servicios

El director de la Maestría en Salud Pública de la Universidad El Bosque, Alejandro Gómez, indicó que esta crisis se debe a muchas situaciones que se han venido acumulando a lo largo de 25 años, especialmente desde que empezó a operar la ley 100.

“Hay un sistema de aseguramiento que tenía como base unos supuestos económicos que en la práctica no se han cumplido y las EPS no han sido muy buenas en la administración de los recursos de la salud que por definición son públicos. Además, el Estado no ha hecho suficiente vigilancia y control de los recursos por la manera como está diseñado el mismo sistema, pues deja muy solas a las EPS y a otros actores del sector”, explicó.

Por su parte, Fernando de la Oz, docente del departamento de Salud Pública de la Universidad Nacional, indicó que uno de los principales problemas ha sido el bajo nivel de gobernanza del sistema de salud por parte del Estado, ya que ha sido muy precario haciendo que los actores incumplan con sus compromisos.

“Creo que hay varias causas, pero una de las más importantes es el déficit de recursos y una deuda importante en el sistema. También tenemos poca gobernabilidad con el modelo porque la capacidad que tiene la Superintendencia de Salud, el Ministerio del ramo y las secretarías para vigilar a los prestadores del servicio ha sido muy débil.

¿Y la solución?

Sobre esto también se ha hablado mucho y en muchos escenarios y en muchas partes del país, pero parece lo mismo... el carro en el barro...
Cada nuevo Gobierno, cada presidente, cada nuevo Ministro de Salud, presentan la fórmula salvadora, pero aceleran el carro y nada que sale del fango.

El nuevo Mandatario de los colombianos, Iván Duque Márquez, anunció una serie de medidas que según él, permitirán sanear el sector. Una de ellas es la llamada ‘ley del punto final’ con la que se pueda identificar con certeza las deudas y realizar un saneamiento financiero.

En su momento dijo “debemos sincerar las cifras del déficit. Unas las maneja el Gobierno Nacional, otras las EPS, otras la Asociación de Hospitales. Necesitamos sincerar esas cifras para poder dimensionar el tamaño del déficit con certeza. Estamos trabajando  para identificar esos instrumentos y garantizar la sostenibilidad del sistema”, manifestó.

Otras propuestas que han surgido para sacar adelante la salud son: eliminar EPS, mayores controles de los organismos de control y vigilancia y hasta calificar el nivel atención para castigar a las entidades prestadoras de salud que no cumplan con el derecho a la atención con calidad.

Para algunos analistas se debe contemplar una reforma a la salud que se enfoque en solucionar las debilidades que tiene el sistema y hacer profundos cambios.

También plantean que el paciente tiene que ser el eje del sistema y debe ser protegido de cualquier incertidumbre y beneficiarlo en todas sus necesidades.

El Director del gremio de los hospitales consideró que la reforma debe hacer cambios en la atención primaria de la red y en la administración de los recursos, pero teniendo como objetivo a los pacientes.

“Proponemos una reforma en la que se contemple que el esquema no solo sea asistencial sino preventivo para que la atención primaria tenga como base la medicina en los territorios y no esperar que los enfermos lleguen a los hospitales sino salir a buscar a los sanos para detectar la enfermedad a tiempo y prevenirla”, aseguró Giraldo.

Denis Silva, vocero de la Fundación Pacientes Colombia, resaltó que la salud de los colombianos no se puede ver como un tema de segundo orden y por eso se requiere que el Estado asuma su rol como rector del sistema.  

La película de Medimás

Venía operando desde el 1 de agosto del 2017 cuando asumió la atención de los usuarios de Cafesalud en medio de controversias y denuncias por el proceso de compra, que generó también una afectación por los inclumplimientos de los servicios a los pacientes como la asignación de citas, procedimientos, entrega de medicamentos, así como en la parte de compromisos financieros.

Sin embargo, pocos meses después se iniciaron las primeras investigaciones y sanciones por los incumplimientos que venía teniendo con los pacientes y en materia de compromisos contractuales lo que llevó a que fuera sancionada con cerca de $3000 millones por parte de la Superintendencia de Salud.

Ante las constantes irregularidades y denuncias en la prestación del servicio, la Procuraduría y la Contraloría pidieron a la Superintendencia intervenir “forzosamente” a la EPS, solicitud que fue realizada esta semana por parte de la agente interventora Ángela María Echeverri, quien decidió terminar el proceso de venta de Cafesalud.

“La decisión que tomamos la hacemos de manera responsable, teniendo presente la vida y la salud de las personas. Uno puede dar plazo para pagar los abonos, los créditos, pero lo que ha ocurrido en estos últimos días, donde nos han cerrado ocho clínicas, nos lleva a tomar esta decisión”, explicó la agente interventora de Saludcoop EPS, Ángela María Echeverri.

Otro concepto

El procurador General, Fernando Carrillo, le dijo a El País que emprenderá investigaciones disciplinarias por el caso Medimás.
Dichas investigaciones se podrán extender a la Supersalud por las actuaciones de ese organismo en el negocio de Compra de Cafesalud por parte de Medimás.

Carrillo dijo que llama la atención que la Supersalud haya aprobado ese negocio a sabiendas de que Medimás no tenía el músculo financiero para respaldar la compra de Cafesalud.

“Nosotros defendemos el derecho a la salud y el cumplimiento del mismo con calidad”, expresó el Procurador.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad