Escuchar este artículo

ELN reconoció su participación en actos vandálicos durante protestas en Colombia

Septiembre 24, 2020 - 11:13 a. m. Por:
Redacción de El País
Javier Ordóñez

Bogotá fue la ciudad más afectada por las protestas tras la muerte de Javier Ordóñez.

Foto: Colprensa - AFP

Alias Uriel, comandante del Frente de Guerra Occidental del ELN, reconoció que milicias urbanas de este grupo armado estuvieron involucradas en los actos vandálicos durante las últimas jornadas de protestas en Colombia.

Así lo dio a conocer a través de un video fechado del 22 de septiembre y difundido en redes sociales.

La veracidad del material audiovisual al que han reaccionado funcionarios como Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, está siendo corroborada por las autoridades. 

"Los levantamientos y asonadas no han sido motivadas por diferentes grupos contrarios al Gobierno. Nuestra militancia urbana participa en ellas como una más", dice el guerrillero.

Y complementa: "El Ejército de Liberación Nacional apoya todo estallido de rebelión y protesta contra el sistema, máxime contra el sistema que está liderando el Gobierno de las masacres".

El miliciano del ELN exhortó a la violencia contra los Centros de Atención Inmediata, CAI, de la Policía. "Acabemos con esos centros de tortura y muerte llamados CAI", afirmó. 

Lea también: "Rechazamos con vehemencia las amenazas e iniciaciones al terrorismo del ELN": Mindefensa

En la comunicación también instó a los miembros de la Policía Nacional a hacer objeción de conciencia para que "se nieguen a arremeter contra su misma clase. De lo contrario, que les caiga encima la ira popular".

“Invitamos a seguir haciendo de la calle el escenario de reclamos y luchas, de las protestas y del combate popular, la forma de expresarse. Y recuerden que la molotov se tira de lado con el brazo extendido para evitar accidentes con la candela que pueda caer”, añadió alias Uriel.

El asesinato de Javier Ordóñez, en Bogotá, el pasado 9 de septiembre, presuntamente a manos miembros de la Policía Nacional, desató fuertes jornadas de protestas en Colombia. 

Dos uniformados fueron enviados a la cárcel por este crimen. 

En la capital de Colombia, al menos 50 CAI de la Policía resultaron afectados por los actos vandálicos. 

En Cali también hubo daños en algunos CAI,  establecimientos comerciales y bancos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS