"El Congreso ha sido incapaz de reformar la justicia": Santiago Valencia
Página no encontrada
PÁGINA NO
ENCONTRADA
No encontró la información que buscaba, intente haciendo una nueva búsqueda.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad

"El Congreso ha sido incapaz de reformar la justicia": Santiago Valencia

Mayo 26, 2019 - 11:15 p.m. Por:
Jessica Villamil / Reportera de El País 
El senador del Centro Democrático, Santiago Valencia

El senador del Centro Democrático, Santiago Valencia

El País

En medio de la crisis surgida en el país por cuenta de la no extradición de ‘Jesús Santrich’, líder del Partido Farc, preso por presunto narcotráfico, y la renuncia de Néstor Humberto Martínez a su cargo de Fiscal General de la Nación, el senador del Centro Democrático, Santiago Valencia, aprovechó para poner sobre la mesa la posibilidad de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.

Aunque ya tiene un proyecto listo, dice que esperará un poco para presentarlo porque todavía no hay el ambiente político que se requiere. Sin embargo, asegura que “tarde o temprano, el país lo va a necesitar”.

Lea también: Constituyente creada por el chavismo en Venezuela extiende vigencia hasta 2020

El Senador explica que la reforma a la Justicia será lo más importante, pero también se podrían hacer cambios fundamentales en temas de salud y política, ya que el Congreso de la República “ha sido incapaz” de hacerlo.

La semana pasada usted planteó la posibilidad de convocar a la Asamblea Nacional Constituyente. ¿Ya tiene un texto para presentar al Congreso de la República o apenas está tanteando el terreno político?

Ya lo tengo redactado, en mi escritorio. Al menos hay un ánimo en mi bancada, algunos de mis compañeros apoyan la idea. Hay otros que están dudosos, no por el mecanismo sino porque creen que hay que esperar un poco más. Hay otros que creen que es demasiado riesgoso.

¿Cuál es el objetivo de la constituyente que usted propone?

Creemos que es la única salida al problema que hay ahora, no solo en la Justicia Especial para la Paz (JEP) sino en general en la justicia del país que lleva muchos años necesitando una reforma y que el Congreso de la República ha sido institucionalmente incapaz de hacerla con la urgencia que requiere el país.

Usted hace énfasis en el tema de la Justicia, pero teniendo en cuenta que si se abre la puerta a la asamblea se puede modificar toda la Constitución Política, ¿a qué otras reformas le apostaría?

Se permite hacer una constituyente restringida a un tema, pero es cierto que una vez instalada quienes la integren tienen plenos poderes para modificar la Carta Política del país. Yo no le tengo miedo a esto, el Gobierno lleva muchos años tratando de hacer reformas y no lo ha podido hacer: la reforma política, a la justicia, a la salud... Hay muchos temas que han estado en la agenda política del país y el Congreso no ha sido capaz de reformar satisfactoriamente por muchos aspectos.

¿Cree entonces que el problema es de voluntad del Congreso?

No seré yo quien ataque al Congreso porque institucionalmente creo que merece todo el respaldo en un sistema como el nuestro, de Estado de Derecho; sin embargo, creo que en el equilibrio de poderes que hay en el país, el poder más deslucido de todos es el del Congreso. Tenemos un sistema presidencialista muy fuerte y además, tenemos un sistema judicial que ejerce una presión institucional sobre el Congreso, lo que permite hacer poco. De allí la necesidad de la constituyente y estoy seguro de que tarde o temprano vamos a terminar en una Asamblea Nacional Constituyente.

¿Por qué cuando en campaña presidencial Gustavo Petro hablaba de una Asamblea Nacional Constituyente el uribismo decía que era un escenario de peligroso para el país y ahora que lo proponen ustedes, ya no lo es?

Créeme que algunos de nosotros en el interior del partido siempre hemos creído que la Asamblea Nacional Constituyente es la única salida. En su momento, el partido asumió una postura y quienes teníamos una posición distinta, en disciplina del partido, guardamos silencio frente al tema. Pero cada vez cobra mas vigencia no solo por el tema de la incapacidad del Congreso para reformar sino que entra un ingrediente adicional que es el de la JEP, un supratribunal que quedó con unos poderes que a nuestro modo de ver están desconfigurando la justicia en Colombia y que además tiene unos blindajes desde el punto de vista constitucional y jurisprudencial que no permite hacer la reforma que se necesita.

Teniendo en cuenta que la JEP se creo a partir de un acuerdo de paz, ¿no sería contraproducente que se cambie a través de una constituyente donde no tendrían en cuenta a la contraparte de ese acuerdo?

Nosotros tenemos unos temas que sustentan el tema: Por ejemplo, el triunfo del Plebiscito en el NO, que no se hicieron los cambios que motivaron ese triunfo, se hizo una refrendación por parte del Congreso que carece de legitimidad en el sentido de que ya el constituyente primario (que la ciudadanía) se había pronunciado a través del Plebiscito y el Congreso, como un subordinado, no podía decir lo contrario. Muchos de nosotros creemos que eso fue una imposición de una buena parte de la población en Colombia, incluso desconociendo mecanismos democráticos de selección. Definitivamente, reitero, el tiempo nos está dando la razón y si no es con una Asamblea Nacional Constituyente por la forma en que tuvieron cuidado de blindarlo, no lo vamos a poder hacer, generando una crisis institucional de legitimidad que sí pone en riesgo finalmente la consecución de una paz para Colombia porque en la medida que existe impunidad, que no haya tribunales que defiendan los intereses de la justicia de los colombianos, sino que termine beneficiando a quienes cometieron los peores crímenes, eso a mediano y largo plazo, lo que sí va a generar es mas conflicto, mas guerra y mas violencia. De manera que estamos convencidos de que a los guerrilleros que han cumplido con el Acuerdo, los que están en las zonas de transitorias, hay que darles todas las garantías, todas las herramientas para que puedan volver a la vida civil.

Senador, si la JEP hubiera tenido en su poder el video completo que supuestamente da cuenta de la comisión de un delito en el caso Santrich, ¿usted cree que el tribunal había tomado la decisión de extraditarlo?

Es que la JEP solo debía dictaminar la fecha de la comisión del delito y no analizar la conducta de la persona sobre lo que se le estaba imputando. Hay tres normas que hablan del tema: el Acto Legislativo 001, la Ley de Procedimiento y la Ley Estatutaria, y la jurisdicción lo que hizo fue analizar la conducta. Y eso fue lo que motivó la objeción del Presidente porque lo que estábamos diciendo era que de facto se iba a acabar con la extradición porque lo único que debería hacer la Justicia Especial para la Paz que hoy está vigente, es analizar la fecha de comisión de la conducta. Si había sido antes o después del 1 diciembre de 2016 y la fecha estaba clara, se había aportado elementos a la JEP suficientes que se determinaba que la posible comisión había sido después de esa fecha.

Los congresistas del Partido Farc están motivando, promoviendo que las bases se mantengan en el lado de la paz y la reincorporación, al ser retirados de la política, como pide su partido, ¿no sería mandarlos al abismo de la guerra?

Este fue un compromiso de (Juan Manuel) Santos y de (Humberto) De la Calle durante la negociación de paz: dijeron que nadie participaría en política sin haber pasado primero por la justicia. Esa fue una mentira más porque los señores de las Farc ya están en el Congreso, tienen plena participación en la política y no han pasado ni siquiera por la JEP. Se había dicho que quienes cometieran los peores crímenes no tendrían impunidad y fíjate del tratamiento final diferenciado que les está dando la JEP, que ya sabemos que tiene una carga ideológica.

Lo que nosotros hemos dicho, una sesión grande del Centro Democrático, es que al menos primero pasen por la justicia y si se determina que hay una imposibilidad de participar en política, que paguen una sanción que realmente sea proporcional al daño que causaron y que luego puedan participar en política, nosotros no nos oponemos a que ellos estén allí.

¿Usted cree que el Congreso está listo para aprobar la convocatoria a una constituyente, teniendo en cuenta que es un proyecto que viene del Partido de Gobierno que no ha sido capaz de lograr consensos mayoritarios, al menos en esta legislatura?

Está muy prematuro, pero creo que esto puede llegar a ser una bola de nieve. Es una cosa que va cogiendo fuerza, tamaño, de manera que el tiempo vaya reafirmando estas dificultades que tiene el Congreso y la necesidad de la verdadera reforma. Tenemos el problema del Cartel de la Toga, los tribunales superiores donde hay magistrados presos por corrupción, problemas en la cadena del Congreso, politización de la justicia.

¿Qué le responde a quienes dicen que una Constituyente es una configuración de este Gobierno por convertir a Colombia en una dictadura?

No. Están muy paranóicos. El Congreso de la República hoy no solo es una representación política muy pluripinta, sino equilibrada, de la consolidación de bancadas de una forma de coalición.

De manera que asegurar que esta es una forma de instaurar un tema dictatorial o autoritario me parece absurdo, entre otras cosas, porque los senadores estamos tratando de utilizar una herramienta que nos permite la misma Constitución y que requiere unos trámites y leyes; tiene que haber discusiones, llamar a elecciones y no sabemos qué pueda pasar. De manera que, como herramienta política, en la realidad, no tiene ningún sustento esa afirmación, sino la preocupación real y legítima, en este caso mío, por no ver la posibilidad institucional de realizar una reforma judicial en el país.

"Hay un problema institucional y es que el Congreso de la República no tiene la capacidad institucional de liberarse de una cantidad de presiones para poder hacer las reformas que se requieren". 

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad