"EE.UU. podría pedir en extradición a mafias de tráfico de personas": Marta Lucía Ramírez

Agosto 22, 2021 - 07:55 a. m. 2021-08-22 Por:
Argemiro Piñeros Moreno - Colprensa
Marta Lucía Ramírez

Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta y canciller de Colombia.

Foto: Colprensa

El reloj marca las 8:20 de la mañana. Marta Lucía Ramírez entra presurosa al Salón de Protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores. Saluda y excusa un pequeño retraso al asegurar que pensaba que este viernes despacharía desde la sede de la Vicepresidencia de la República.

Su afán se debe a que tiene una jornada muy agitada, que arranca con una entrevista con Colprensa y que varias horas después cerraría con el anuncio de que Colombia albergará a cuatro mil afganos que pasan momentos difíciles en su país, ante una petición del Gobierno de los Estados Unidos de dar ese acompañamiento humanitario.

Lea también: Comité del paro convocó a movilizaciones el próximo jueves 26 de agosto

Con los minutos contados, pero con la profundidad de siempre, la Vicepresidenta y Canciller habló de los retos del último año de Gobierno y no perdió oportunidad para lanzar críticas a quienes la cuestionaron esta semana por sus apreciación de que las mujeres son las más ahorradoras en el hogar.

“Tenemos que detectar oportunamente de dónde están viniendo los migrantes y trabajar con todos los países que están en ese trayecto. Por eso le propuse a la Canciller panameña que nos reuniéramos las dos primero, porque tenemos ese taponamiento entre los dos países, pero también que miráramos después por qué se estaba dando esa migración”, sostiene la funcionaria sobre el tema de los migrantes ilegales, que durante las últimas semanas la ha llevado a la frontera chocoana.

¿Cuáles serán sus prioridades de trabajo durante este último año de Gobierno?

La Cancillería tiene un manejo transversal de varios temas. Por ejemplo, en el tema de la política ambiental, en donde Colombia sin duda está dando un ejemplo de liderazgo muy importante, no solo por la siembra de 180 millones de árboles, sino también por los compromisos que se van a asumir en la COP26, donde vamos a tener un país mucho más sostenible y con estándares de reducción de gases y el carbono neutral en 2050.

¿Y cuál será la estrategia para mejorar la relación diplomática con los Estados Unidos?

Estados Unidos ha sido siempre nuestro principal socio comercial, es el principal inversionista extranjero en Colombia, ha estado de la mano con Colombia por razones estructurales, la defensa de la democracia, la defensa de las libertades, la convicción que tenemos de luchar todos los días por los Derechos Humanos, porque haya realmente unos estándares más altos por respeto a los ciudadanos y de un Estado que es absolutamente garante de los Derechos Humanos.

En esa identidad de objetivos, de principios, seguirá siempre siendo un aliado estratégico para nosotros y esa es la razón por la que cada Gobierno procura profundizar su relación, sin que eso implique ningún tipo de limitación en la autonomía.

Se dice que su llegada a la Cancillería ha contribuido a recomponer la relación con Washington...

La verdad, detesto personalizar el manejo del Estado. Cada uno le pone un énfasis distinto a sus tareas, cada uno tiene su estilo. Todos mis antecesores han hecho una relación con Estados Unidos que ha sido valiosa, importante. Yo estoy con el presidente Iván Duque desarrollando en este momento toda una estrategia para que esta relación sea cada vez más sólida y, por supuesto, que permanezca después de que salgamos del Gobierno.

No se puede ser tan pretencioso de creer que la relación con una Nación dependa simplemente de las personas. El carácter de las personas influye, pero acá lo importante es trabajar una relación estrecha, profunda y de largo plazo.

¿Cuándo se podría dar la primera reunión formal entre los presidente Iván Duque y Joe Biden?

No lo sé todavía, esperamos que se produzca en algún momento pronto, pero la conversación telefónica que tuvieron fue afectuosa, fue una conversación muy respetuosa y de mucho optimismo, viendo hacia el futuro, viendo todo lo que se puede construir juntos y seguir influyendo juntos, para que el hemisferio tenga mucho más desarrollo, más progreso y corregir pronto los efectos devastadores de la pandemia, en especial en el empobrecimiento de la gente y la destrucción de empleo y riqueza. Espero que la reunión se dé pronto.

El tema de la migración ilegal y de las mafías que están detrás de esa migración es uno de los grandes problemas del momento. ¿Se podrá llegar a extraditar a los capos de esas mafías como usted lo sugirió esta semana?

Acá hay que distinguir dos cosas: una es esa migración espontánea, mucha gente que sale de sus países por necesidad, no encuentra una oportunidad, no tiene progreso para sus familias. Esas personas muchas veces hacen unos ahorros durante un tiempo sabiendo que harán una travesía larga y se encuentran con mafias dedicadas al tráfico de seres humanos que los engañan y les dicen que pueden entrar a Estados Unidos y que les consiguen papeles, pero eso es un engaño. Estas personas, en la mitad de la travesía, no aguantan más, a muchos de ellos terminan robándolos, violando a sus mujeres. Esto que hemos visto nosotros, ese taponamiento de migrantes viniendo desde Chile, la mayoría de ellos haitianos y algunos cubanos, nos muestra por qué es urgente que todos defendamos una democracia, porque es la que tiene garantías de contener a sus ciudadanos en su país. Pero cuando vemos países como Cuba o el mismo caso de Haití, esto produce esos flujos migratorios enormes.

Por esa razón tenemos que detectar oportunamente de dónde están viniendo y trabajar con todos los países que están en ese trayecto y por eso le propuse a la Canciller panameña que nos reuniéramos las dos primero, porque tenemos ese taponamiento entre los dos países, pero también que miráramos después por qué se estaba dando esa migración.
Encontramos que evidentemente hay una migración especialmente cubana y haitiana, que va hacia Estados Unidos, y por eso dijimos que en el tema humanitario hay que lograr que estas personas tengan algún tipo de ayuda, de asistencia, y se trabaja con la Organización Internacional de Migraciones, con Migración Colombia y con la Unidad de Gestión de Riesgo, para darles ayuda humanitaria.

¿Entonces el tráfico es el centro de ese problema?

Sí, lo otro es el tráfico, ese delito infame de aprovecharse de unas personas y por eso hice la propuesta de trabajar en conjunto con los cancilleres de Ecuador, Perú, Chile, Panamá, Costa Rica, e identificar en donde hay gente que está aprovechando esta migración para hacer negocio a cuenta de esas personas, y repito, muchas veces, para cometer toda clase de infamias contra esa población. Espero que logremos un trabajo conjunto con las fiscalías de todos los países, de la Ameripol, de la Interpol de cada país y obviamente que Estados Unidos se vincule, porque esto al final del día es todo un movimiento para entrar migrantes ilegales a los Estados Unidos, entonces estamos viendo que hay también una amenaza y un conflicto para delinquir de toda esta gente que se mueve para llevar los migrantes ilegalmente. Pienso que Estados Unidos podría pedir en extradición a estas mafias de tráfico de personas.

Uno de sus mayores frentes de trabajo en la Vicepresidencia ha sido el referente a la mujer. ¿Ha tenido que descuidarlo por sus labores en la Cancillería?

No señor, por ningún motivo. Cuando llegue a este Gobierno lo hice como parte de una alianza y desde el comienzo asumí que el tema de la equidad de género era muy importante para Colombia, por eso he trabajado para empoderar económicamente a la mujeres, en lograr que haya mucho más liderazgo femenino en todos los sectores de la sociedad, en combatir la violencia contra las mujeres, y esa es una responsabilidad que sigo llevando.

¿Y qué ha se avanzado en el trabajo por la transparencia y la lucha contra la corrupción, otra de sus cruzadas?

Asumí el compromiso de llevar adelante los temas de la transparencia y la lucha contra la corrupción, y si bien es cierto que en el país vemos desafortunadamente noticias frecuentes en materia de corrupción, es también cierto que hemos hecho durante este Gobierno unas reformas legales e institucionales muy importantes para cerrar el espacio a los corruptos. Me he ocupado, en especial, en lograr que todas las decisiones de contratación del Estado se tomen con transparencia y por eso hemos creado en todas las entidades del Ejecutivo un oficial de cumplimiento, que se dedica a identificar cuáles son los riesgos de corrupción.

Esta semana usted hizo referencia a que las mujeres son las que más ahorran, lo que le valió cuestionamientos en las redes sociales...

La verdad es que uno ya está acostumbrado a que hay un grupo de gente, sobre todo en las redes, y que lamentablemente algunos medios retoman sin hacer un beneficio de inventario de cuál fue la declaración, pero uno ya sabe que cuando es funcionario público está expuesto todos los días a que lo ataquen y lo critiquen. Lo importante es no perder el norte ni la coherencia.

Yo sí estoy convencida de que cuando las mujeres trabajan, cuando tienen autonomía económica, cuando hacen parte del mercado laboral o son empresarias, todo el trabajo beneficia a las familias, beneficia el desarrollo de la sociedad. Las mujeres somos mucho menos dadas a distraer los recursos que ganamos en otras cosas distintas a la familia. El país, hay veces, se deja llevar por estas pequeñeces de comentarios. Hay gente mezquina, chiquita, que está dedicada a ver cómo destruye.

VER COMENTARIOS