Desplazado de su propio municipio: el drama del Alcalde de Corinto, Cauca

Escuchar este artículo

Desplazado de su propio municipio: el drama del Alcalde de Corinto, Cauca

Septiembre 20, 2019 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Hermano del alcalde de Corinto

Cristian García (izquierda) y el alcalde de Corinto, Edward García (derecha). El hermano menor del mandatario se graduó hace pocos meses de la Universidad Santiago de Cali. Este viernes fue secuestrado.

Especial para El País

El secuestro ayer en la mañana de Cristian García, hermano menor del alcalde de Corinto, Edward Fernando García Sánchez, fue la gota que rebosó la copa y dejó ver el drama con el que vive ese mandatario local desde hace dos años.

Pocos días antes de que una empalizada del río La Paila dejara bajo el lodo a casi la mitad de Corinto, municipio ubicado en el norte del Cauca y a una hora de Cali, el 8 de noviembre del 2017, el alcalde García ya había recibido las primeras amenazas.

Grupos armados, que operan en la zona rural, le exigieron ir a las montañas para una reunión clandestina. García Sánchez se negó y en ese momento empezó su calvario.

Lea además: Denuncian amenaza de muerte en contra de candidata a la Alcaldía de Andalucía, Valle

Las amenazas se intensificaron contra él, su esposa y su pequeña hija. El Alcalde puso este hecho en conocimiento de las autoridades y le asignaron un esquema de seguridad: carro blindado y dos escoltas de la Policía.

“Las amenazas son de varios grupos armados y a casi todos los alcaldes del norte del Cauca les han llegado esos panfletos, requerimientos y citaciones, donde indican que se debe ir a la zona rural a hablar con ellos”, explica Edward García.

En agosto de 2018, los panfletos de la disidencia de las Farc, columna Dagoberto Ramos, que opera en Corinto y Caloto, así como de grupos de narcotráfico eran más constantes y con mayor información sobre su rutina diaria y lugar de residencia.

“Todo eso me atemorizó y por eso me tocó salir del municipio. En estos momentos estoy viviendo en otro lugar (fuera de Corinto). Desde agosto del año pasado tuve que abandonar mi casa”, señala el Mandatario.

La Fiscalía anunció una investigación urgente para dar con el paradero del hermano del Alcalde. Los principales sospechosos es la disidencia de las Farc Dagoberto Ramos o Sexto Frente.

Con su partida creyó que su familia podía recuperar tranquilidad, la cual habían perdido desde el 1 de enero de 2016, cuando Edward se posesionó como el Primer Mandatario de Corinto, municipio reconocido por haber sido escenario de terribles enfrentamientos entre la Fuerza Pública y el Sexto Frente de las Farc durante varias décadas.

“Esta Alcaldía de Corinto me ha traído más problemas que beneficios, si hubiera sabido que esto iba a pasar (amenazas) o me iban a tocar a mi familia, yo no me hubiera metido en esto, pero uno por ayudar a la gente. Yo siempre estuve en el servicio público y ocupé cargos de apoyo a la comunidad (...) siempre quise ayudar a mi pueblo”, dice en medio de la tristeza y sentimiento de culpa por la suerte que pueda correr su hermano en manos de los violentos.

Para Edward no hay duda de que el plagio de Cristian, de 35 años, se debe a su ejercicio político.

“Él no tenía amenazas y acaba de terminar sus estudios de Tecnología Industrial (en la Universidad Santiago de Cali). Es muy calmado y un hombre de familia, tiene una niña de 10 años”, manifiesta el Alcalde y agrega que su hermano fue plagiado mientras se transportaba con su mujer e hija en una camioneta.

“Llegaron hombres fuertemente armados, con capuchas y se lo llevaron para la zona rural”, precisa. El vehículo fue encontrado horas después pinchado en la vereda El Jagual.

De acuerdo con la Fundación Pares, los seis grupos que operan en el norte del Cauca son tres disidencias del Sexto Frente de las Farc, el EPL, el ELN y un cartel de narcotraficantes mexicanos.

Confía en que los 300 hombres de la Fuerza Pública que hay en Corinto, zona rural y urbana, puedan encontrar a su hermano. “Mi deseo en estos momentos es que aparezca vivo y sano. Eso es lo más importante. Lo otro es que llegue el 31 de diciembre para terminar este periodo como Alcalde”.

Asegura que estos episodios lo llevan a reflexionar sobre su período como Alcalde de Corinto, porque “nunca me habían tocado a mi familia y ya cuando pasan estas cosas uno se pone a pensar de si fue lo correcto haber aspirado a este cargo”. Además, plantea que con su no residencia en Corinto sus problemas se agudizaron más.

“Es complejo porque hay un imaginario del Alcalde y desde que tuve que irme he perdido mucha gobernabilidad, porque obviamente al no estar en contacto con la comunidad a diario sucede eso. Le hace a uno falta el contacto directo con la gente, ir a las veredas. Por ejemplo, yo desde hace un año y medio no he podido subir a la zona rural. Cuando estoy en Corinto solamente permanezco en el casco urbano (viaja todos los días)”, puntualiza.

“Mi familia quiere que me retire”

Óscar Quintero, candidato a la Alcaldía de Corinto por el partido Colombia Renaciente, ya ha sido Alcalde de ese municipio dos veces y en su tercera aspiración es firme candidato para suceder a Edward García, a quien él mismo le entregó la banda el 1 de enero de 2016. Sin embargo, y pese a la popularidad de su campaña, hoy está contemplando la posibilidad de retirarse de la contienda política.

“Me genera preocupación volver al cargo y tengo temor de que me pueda pasar algo, estoy en esto, pero uno no sabe qué pueda pasar si más adelante pueda retirarme”, señala Óscar, a quien pocos días después de asumir la Alcaldía, en 2011, le asesinaron un hijo y más tarde, en 2018, cuando anunció su intención de volver al cargo, secuestraron a uno de sus hermanos.

Por este y otros hechos, la Misión de Observación Electoral y la Defensoría lanzaron una alerta roja sobre Corinto, como uno de los municipios del norte del Cauca donde más corren riesgo los políticos y líderes sociales por la presencia de la columna Dagoberto Ramos, disidente del Sexto Frente de las Farc, que maneja las rutas del narcotráfico en esta zona del país.

“Mi familia me está pidiendo que me retire de esto. La de dimitir es una posibilidad latente. Pero no es justo que un pueblo que está buscando el futuro por medio de la democracia sea intimidado por los violentos”, concluye.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad