Cali vuelve a ser el laboratorio de las casas sostenibles del futuro con el Solar Decathlon

Escuchar este artículo

Cali vuelve a ser el laboratorio de las casas sostenibles del futuro con el Solar Decathlon

Noviembre 15, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
Casas amigables medioambiente

El Solar Decathlon se abrirá al público del 1 al 15 de diciembre.

Especial para El País

Cali será el epicentro de la competencia académica en la que se construirán las casas más amigables con el medio ambiente, las viviendas sostenibles.

Se trata del Solar Decathlon, evento promovido por el Departamento de Energía de los Estados Unidos y en el que instituciones de educación superior proponen estrategias de diseño y construcción de viviendas en las que se empleen materiales y sistemas eficientes en el uso de agua y energía.

Este lunes 18 de noviembre empezará el montaje de las viviendas por parte de los trece equipos que fueron escogidos para participar en el certamen, los cuales están compuestos por 19 universidades de siete países. El evento iniciará a las 8:00 de la mañana y tendrá lugar en el campus Meléndez de Univalle.

El Solar Decathlon se abrirá al público del 1 al 15 de diciembre.

Entre las instituciones que participarán en el Solar Decathlon se cuentan la Universidad Javeriana, el Politécnico de Torino, la Universidad Federal Santa Catarina, la Universidad Nacional de Ingeniería de Perú, entre otras. 

De los trece equipos participantes, cinco tienen su base en Cali. El País presenta las propuestas caleñas para pensar en vivir de forma más amigable con el planeta.

Chameleon House

Casas amigables medioambiente

Esta vivienda, como el camaleón, se adapta a las condiciones del contexto. La propuesta de Univalle está diseñada para reemplazar el sistema de carpas de emergencia y puede armarse en tres días.

Lea también: Así será 'Navidad en Mi Cali Bonita', el alumbrado navideño de 2019

La casa está compuesta por tres módulos, siendo el central en el que se concentran los servicios (cocina, baño, sistema de recolección de aguas lluvias, reciclaje de aguas, sistema fotovoltáico), cuenta con tres habitaciones diseñadas para cinco personas. “Esta es una estructura que puede reconfigurarse para pasar de casa a centro de salud. Las tecnologías con las que estamos cubriendo la vivienda son capaces de abrirse si está haciendo mucho calor, para generar ventilaciones cruzadas, o de cerrarse completamente y generar confort térmico si las condiciones son frías”, comentó Adriana López, coordinadora del proyecto, quien señaló que el prototipo ronda los $300 millones.

Minga

Casas amigables medio ambiente

La Universidad Javeriana de Cali unió fuerzas con la Universidad Federal Santa Catarina y el Instituto Federal Santa Catarina para generar una propuesta de ‘cohousing’, es decir que hasta dos familias podrían vivir dentro de la misma vivienda.

La propuesta es bioclimática, está construida con madera laminada, cuenta con cuatro módulos en los que se distribuyen cuatro habitaciones y dos baños y cuenta con aire acondicionado en los espacios íntimos. Una de las características de la casa es que dentro de los muros de las paredes se utilizan empaques Tetrapak reciclados como estrategia para aislar el calor.

Ana Ordóñez, líder del proyecto, contó que la construcción de la casa se completa en diez días. “Esta es una propuesta que se aterriza dentro del marco económico, social y ambiental, por lo que la casa se acomoda a los cambios que las familias requieren y las nuevas composiciones de vivienda y local comercial del mercado, pues mientras más adaptable es la vivienda, más sostenible es en el futuro”, señaló.

Aeter

Casas amigables medio ambiente

En esta propuesta se incorporan materiales reciclados que aportan a la reducción de la huella de carbono, como es el caso de polímeros en paredes, puertas y ventanas. Asimismo, el equipo de la Universidad Santiago de Cali integrará a la vivienda un sistema fotovoltáico de paneles solares de alta eficiencia energética y un sistema que permitirá calentar el agua para la ducha y precalentarla para la preparación de alimentos, reduciendo el uso de energía eléctrica o combustibles fósiles no renovables.

Entre tanto, el diseño arquitectónico de la casa está planteado para que se incremente la ventilación natural; de esta forma, se aumenta la extracción de calor y se reduce el consumo de energía eléctrica por el uso de aire acondicionado. En esta vivienda también se instalará un sistema de captura, almacenamiento, tratamiento y distribución de aguas lluvias para uso en baterías sanitarias, jardines, lavado de pisos y ropa

Vrissa

Casas amigables medio ambiente

La idea planteada por el Sena es una vivienda de interés social para Buenaventura. Es una casa de 81 metros cuadrados, con tres habitaciones que sirven como espacios multifuncionales, pues no cuenta con muros sino que las divisiones espaciales las hacen los muebles.

Cuenta con ventilación con celosías de madera; está equipada con un sistema de autonomía energética, abastecimiento de agua y tratamiento de aguas grises y negras, y cálculo de huella de carbono. “Este es un apartamento diseñado para edificios de cinco pisos y puede crecer o decrecer, paralelo a la evolución de la familia, desde los 60 hasta los 81 metros cuadrados. Esto se logra porque hay un área semilla que permite adicionar módulos habitables (estructuras metálicas con superficies en madera) que, como si fuera un Lego, permite adicionar o sustraer volúmenes y aumentar o reducir áreas del apartamento”, dijo Luis Rodríguez, líder del proyecto, quien señaló que el apartamento se arma en doce días.

Tuhouse
Casas amigables con el medioambiente

El prototipo de las universidades Autónoma y San Buenaventura se centra en la flexibilidad arquitectónica, pues los módulos que integran el apartamento son ajustables a las necesidades de quienes lo habiten y permiten la ampliación de áreas en determinados espacios. El apartamento, que se construirá con concreto pretensado, está equipado con un sistema de energía solar y equipos para reutilizar las aguas grises de la lavadora, la ducha o el lavamanos para las descargas de los inodoros.

“Una de las cosas novedosas es que incluimos una cubierta verde con capacidad para huerta, lo que genera seguridad e independencia alimentaria para los propietarios de la vivienda”, dijo Isabella Tello, coordinadora de ‘Tuhouse’.

El proyecto, que está diseñado para albergar a cinco personas, cuenta con accesibilidad para personas con movilidad reducida. La adaptabilidad se remite también al mobiliario, pues cuenta con una cama que se puede transformar en pared, por ejemplo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad