"Tratan de boicotear la voz de la juventud": Directora del Icbf tras mesas en Cali

Mayo 16, 2021 - 07:55 a. m. 2021-05-16 Por:
José Luis Carrillo Sarria / Editor de Cali
Lina María Arbeláez, directora del Icbf

Lina María Arbeláez, directora del Icbf.

Icbf

Mientras la situación se ponía pesada en el coliseo María Isabel Urrutia y una joven con capucha gritaba: “Nos están atacando y como no hay garantías nos vamos y el que se quede no representa a nadie”; Lina Arbeláez, directora del Icbf, trataba de tranquilizarla: “No es cierto, no es cierto, no hay intervenciones de la fuerza pública en este momento”.

El diálogo se salió de control. Los jóvenes se pararon, al igual que los representantes del Gobierno Nacional y la Alcaldía en medio de gritos, arengas y personas encapuchadas que corrían por el auditorio.

Arbeláez es una de las representantes del alto Gobierno, en las mesas de negociación con los jóvenes; como caleña dice que le duele la situación, pero a la vez es una convencida que hay liderazgos positivos para sacar la ciudad adelante y advierte que terceros no pueden ser la voz de los jóvenes.

¿Cuál es el propósito de las mesas de diálogos entre ministros y funcionarios de primer orden Nacional con los jóvenes de las protestas en Cali?

Aquí lo que busca el presidente Iván Duque es que se abran los canales de escucha para entender, saber y leer las realidades de los jóvenes, más allá de unos actores que siempre hablan en nombre de ellos. Hemos logrado entrar a los puntos de concentración de los jóvenes en Cali. Hemos estado en Puerto Resistencia, Siloé, Portada al Mar, Paso del Comercio. Hemos hablado con ellos allá, hemos encontrado nuevos liderazgos que quieren una transformación de Cali, pero también hemos encontrado situaciones difíciles de entender, y aquí no estoy tratando de dividir, pero muchos de los jóvenes tienen miedo, porque saben que hay presencia de otros actores que no hacen parte de ese movimiento orgánico juvenil que inició esas protestas pacíficas y legítimas. Hoy estamos dialogando.

Entonces, ¿qué fue lo que pasó el jueves, en medio de una situación tan tensa, en el Coliseo María Isabel Urrutía, cuando los jóvenes se retiraron de la mesa?

Alguien en medio de las conversaciones se puso a decir que estaban matando a los jóvenes en los puntos de concentración, mientras estábamos reunidos y eso no era cierto... He notado que esta desinformación está operando mucho. Mirá, yo estuve en uno de los puntos de concentración y alguien se puso a decir: “Ya viene el Esmad, ya viene el Esmad, nos van a atacar”. Inmediatamente, llamé y me dijeron que no estaba pasando nada.

¿Entonces hay personas tratando de boicotear estos diálogos?

Están tratando de boicotear el diálogo, alguien está tratando de boicotear la voz de la juventud. Y lo digo como caleña, porque me duele todo esto, porque hay unos liderazgos increíbles de unos pelados que están listos para construir y tenemos que oírlos y construir con ellos...

"Se han abierto 20 mesas de diálogo a lo largo del país. Creo que es una demostración férrea y clara de que nuestro Presidente cree en la juventud".
Lina Arbeláez,
directora del Icbf.

Puede leer: Alertan de falsas retransmisiones con videos viejos de protestas en Cali

¿Y cuáles son las principales peticiones de los jóvenes caleños en las mesas de negociación en las que usted participa?

Hay muchas peticiones, muchas de carácter local. Por ejemplo, algunos representantes de primera línea de Calipso dicen: “necesitamos que nos arreglen una cancha que hay detrás de este punto para fomentar el buen uso del tiempo libre y que no haya consumo -de droga-”, esta es una petición a la Alcaldía, es de carácter local. Por otro lado, hay peticiones más estructuradas en el tema de educación, por eso el Presidente toma una decisión para la educación gratuita de los estratos 1, 2 y 3 en las universidades públicas. También hay una necesidad de generación de empleo, porque hay muchos jóvenes que ni estudian ni trabajan. Hay necesidad de generar nuevas estructuras para el desarrollo de sus talentos y potencialidades, a través del medio ambiente, las tecnologías de la información, la cultura, estos esquemas que evidentemente se pueden construir. Algunos de primera y segunda línea piden seguridad y la gran pregunta es ¿seguridad de quién y por qué?

Uno de los cuestionamientos que hacen los jóvenes de estas charlas es que el Alcalde, la Gobernadora y los Ministros hablan por grandes espacios de tiempo y la participación de los jóvenes es limitada...

Eso hace parte de las informaciones falsas, porque los jóvenes son los que han liderado las mesas. Son los mismos jóvenes los que han citado a estas mesas, con las condiciones de ellos. Te reitero: si ellos piden garantías creo que deben ser para todos, nosotros estamos negociando sin capuchas y desarmados. Quizá estamos armados de empatía y de reconocer que, como Estado, es decir, toda la sociedad, le ha fallado a la juventud.

De todas las peticiones que han hecho los jóvenes en Cali ¿cuál se puede materializar con el apoyo del Gobierno?

La más fuerte es la petición de educación pública gratuita, a la cual ya se le dio solución con el anuncio del Presidente, educación gratuita para estratos 1, 2 y 3 en instituciones públicas. Creo que es una demostración férrea y clara de que nuestro Presidente cree en la juventud, asimismo, quiere transformar con y desde la educación.

Lea también: Mininterior explica qué pasó en reunión con jóvenes en Cali y reitera voluntad de diálogo

¿Qué otros temas se han tocado en las mesas?

Un tema que hemos trabajado con los jóvenes de Siloé, donde nos han dejado claro que son voceros de sus comunidades, es la búsqueda de detonar los talentos que existen en los territorios, ellos nos han demostrado que están dispuestos y listos para trabajar. Aprovechando la creación de la dirección de adolescencia y juventud del Icbf, que es la primera vez en la historia que se crea una institucionalidad con recursos de la nación más de $157.000 millones asignados para la juventud de manera directa, para programas que logren transformar las realidades en el territorio.

¿El Presidente les dio a ustedes herramientas para responder a estas peticiones o solo tienen capacidad de mediadores con los jóvenes?

El Presidente no solo nos ha dado la facultad de escuchar y negociar, sino de construir soluciones. Se han abierto 20 mesas de diálogo a lo largo del territorio: en Villavicencio, Arauca, Cúcuta, Envigado, Popayán altos funcionarios del gobierno están hablando con los jóvenes. Está la Ministra de Transporte y la Ministra de Educación, quien nos ha dado a cada uno la capacidad de negociar y de construir soluciones. Además, ha sido reiterativo que las mesas no solo se presentan en esta coyuntura, sino que serán mesas permanentes de aquí hasta la finalización de su gobierno, para construir lo que él ha denominado “El gran pacto por la juventud”.

"Hay más de $157.000 millones asignados para la juventud de manera directa a través para programas que logren transformar las realidades en el territorio"
Lina Arbeláez,
directora del Icbf.

¿Cómo ha sido su gestión durante la mesa de negociación con los representantes del paro?

Lo primero es decirte que llegamos desde el martes de la semana pasada, por instrucciones del Presidente; la doctora Susana Correa, directora de Prosperidad Social; el doctor Wilson Ruiz, ministro de Justicia; la doctora Ana María Palao, alta consejera para las Regiones; el Consejero Nacional para las Juventudes y yo. También han estado presentes el ministro y viceministro de Defensa, el ministro del Interior. Con esto, lo que busca el Presidente es crear canales de escucha, para poder entender y saber la realidad de los jóvenes, más allá de las mediciones que nos dan otros actores que siempre hablan en nombre de ellos.

¿Cómo identificar los liderazgos positivos de los jóvenes en medio de todo este caos?

Creo que los liderazgos positivos saltan a la vista. Son ellos los que nos piden hablar en los mismos puntos de concentración y fuera de ellos.

Vea además: Así es como los caleños se están uniendo por la recuperación de la ciudad

Como funcionaria y como caleña ¿Por qué cree que se dio este estallido social en Cali?

Creo que el Presidente y todos nosotros hemos reconocido que aquí le hemos fallado como sociedad a la juventud. Como sociedad me refiero a el gobierno local y nacional, el sector privado; no hemos creado un espacio donde se escuche a los jóvenes. Hay unos fenómenos de desigualdad que necesitamos transformar. Creo que este es un espacio para crear soluciones y transformar realidades. Ese es el mandato del Presidente a través de estas mesas construir un pacto con, por y para la juventud.

¿Qué ha sido lo más duro para usted en toda esta situación?

Ver a mi ciudad sumida en todo este caos, que no es justo. Ver esos liderazgos que necesitan mayor organización. Saber que mi ciudad necesita esta transformación social. Ha sido muy difícil ver a los jóvenes sufrir de lado y lado, como hay odio, rabia, hay que bajar ese enceguecimiento por la ira para poder sentarnos a hablar. Ha sido doloroso ver cómo hay personas que quieren alimentar el odio y la rabia.

¿Qué realidades de los jóvenes ha logrado evidenciar en los puntos de concentración?

En los puntos se pueden ver a muchas personas, por ejemplo, quienes tienen problemas de consumo de sustancias psicoactivas, por eso muchos de ellos han pedido programas para trabajar estas problemáticas. Hay otros jóvenes muy estructurados y con liderazgo, pero también hay otras corrientes que no representan a los jóvenes. Lo pudimos ver en el Coliseo María Isabel Urrutia, donde personas ya entradas en edad, que se dedican a difundir desinformación, como que no dejamos hablar a los representantes en la mesa, es mentira porque nosotros no hemos hablado, ha sido un espacio de escucha. Por ejemplo, en Siloé se dio un diálogo muy bueno, porque fueron los jóvenes quienes hablaron y donde nosotros hablamos bajo la moderación de ellos, con sus tiempos.

"Si los jóvenes piden garantías en las mesas creo que deben ser para todos, nosotros estamos negociando sin capuchas, desarmados",
Lina Arbeláez,
directora del Icbf.

¿Cuál es su compromiso como caleña para que esto no se quede como una anécdota y en un año vuelva a pasar lo mismo?

La propuesta que se ha hecho desde el Gobierno son unas mesas permanentes, lograr que la juventud caleña tenga estos espacios de transformación política, de escucha y de transformación, de ellos y para ellos. El Gobierno Nacional está aquí para esto. Mi compromiso es lograr que en mi territorio y en mi ciudad, no se sigan apagando vidas: no se apaguen sueños. Que los jóvenes sean parte de la solución para construir.

¿Usted cree que los jóvenes están siendo instrumentalizados?

Sí creo y lo digo con todo el dolor del alma. Es necesario reconocer que sus marchas son legítimas, sus reclamos son legítimos, si la protesta es de los jóvenes ¿por qué hay tantos adultos a su alrededor? ¿Por qué no dejamos a los jóvenes ser quienes tomen las riendas?

No deje de leer: Más de 27 mil jóvenes vallecaucanos se beneficiarán de gratuidad educativa

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS