Trancones en el sur: estudian alternativas por cambios viales y el regreso a clases en colegios

Escuchar este artículo

Trancones en el sur: estudian alternativas por cambios viales y el regreso a clases en colegios

Agosto 28, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Avenida Cañasgordas

Los trancones en vías como la Avenida Cañasgordas suelen extenderse desde la Carrera 100 hasta la 127, en horas pico. Pese a que en la zona se ha habilitado cicloinfraestructura, esta aún no es muy utilizada por los ciclistas.

Jorge Orozco / El País

El regreso a clases de los colegios y las universidades, sumado a los cambios viales que aún confunden a algunos conductores y la ejecución de obras de infraestructura son algunos de los factores que siguen generando congestiones en el sur de Cali, para las cuales residentes de la zona y voceros de colegios piden implementar estrategias que agilicen la movilidad.

Hugo Erazo, quien habita en Bochalema, señala que en ese sector hay 35 conjuntos residenciales con 17.000 residentes y alrededor de 4000 vehículos, situación a la que se suma la población flotante, que termina colapsando el tráfico en la zona.

“Hoy estoy tardando una hora y veinte minutos solo en salir de Bochalema, ir hasta el retorno de la Carrera 85, porque han cerrado los retornos de Jardín Plaza y la Fundación Valle del Lili; y volver a tomar la vía Panamericana para poder ir a llevar a mi hija al colegio y seguir a trabajar a Jamundí. Hoy, para llevar a la niña a estudiar, que es en el Sur y tiene que entrar a las 6:30 a.m., estoy saliendo a las 5:10 a.m., eso quiere decir que tengo que levantarla a las 4:00 a.m. para poder hacer todo ese recorrido; esto no es justo”, indica Erazo.

Lea también: Cobro por parqueo regulado ya despierta dudas en otros barrios de Cali

El vecino reseña que se han propuesto a las secretarías de Movilidad e Infraestructura medidas de bajo impacto para mejorar el flujo. “Propusimos que se habilite el paso de lado a lado por la vía Cali - Jamundí en la Carrera 109 y poner un paso semaforizado, pero dicen que esto es una pérdida de plata; propusimos que pongan ‘paleteros’ (personas que regulen el tráfico) pero también se negaron. Ni rajan ni prestan el hacha y, mientras tanto, el barrio sigue embotellado y no vemos soluciones”, asegura.

Lorena Sandoval, residente de La María, manifiesta que en los últimos días “hay un flujo demasiado alto de vehículos y ya no se puede ni salir de la casa. Si se vara un carro o hay un choque, es el caos total porque todas las vías alternas están congestionadas, incluso los callejones que hasta hace meses no los recorría nadie ya viven llenos de carros”.

Entre tanto, Paola Corzo, habitante del barrio Ciudad Jardín, comenta que los cambios viales en las calles 13 y 16 con Carrera 100, donde desde hace dos semanas se suprimieron los giros a la izquierda para agilizar la movilidad, “lo único que han logrado es generar más trancones para entrar y salir del barrio. Antes, en las mañanas, para salir a trabajar me tardaba quince minutos en salir a la Avenida Pasoancho, pero ahora en el trancón estoy perdiendo hasta 50 minutos para recorrer menos de un kilómetro, es insólito”.

La presidenta de la Asociación de Colegios Privados del Valle, Elsy Jordán de Córdoba, señala que desde las instituciones educativas del Sur se han implementado varias estrategias para mitigar la crisis de movilidad que afronta este sector de la ciudad, como adelantar los horarios de ingreso a clases (entre 6:30 a.m. y 7:00 a.m.) para evitar las congestiones en horas pico y promover el transporte escolar, en lugar de los viajes en vehículo particular.

“Le pedimos a la Alcaldía que nos habilite carriles exclusivos o preferenciales para los buses escolares en determinadas horas, ellos nos asignaron una ruta por las vías internas de la Comuna 22 y estamos esperando implementar esa ruta para ver cómo nos va y si encontramos una solución. Los colegios hemos hecho de todo para que las cosas funcionen”, indica Jordán, quien pide “mayor colaboración” de los agentes de tránsito para agilizar el flujo vehicular en puntos críticos, como la glorieta de Ciudad Jardín, en la Carrera 105 con Calle 14 (Lago de la Babilla), y en la Carrera 100 con calles 13 y 16.

Ante esto, el subsecretario de Movilidad Sostenible, Henry Martín, comenta que ya se está diseñando una ruta que priorice el tránsito de los estudiantes de colegio “para que lleguen rápido y sin el desgaste del cansancio por los trancones. En la ruta alterna habrá presencia de nuestros agentes para tener flujo unidireccional en una franja horaria, que está por definir. En principio, se generaría un corredor con atajos que parte desde Pepe Ganga y termina en la Carrera 127 con Calle 11, casi al frente del colegio Lauretta Bender; en la mañana sería solo en sentido Norte - Sur, y a la inversa en horas de la tarde”.

El funcionario indica que, en principio, dicha ruta sería exclusiva para los vehículos de transporte escolar, aunque se evalúa si también podrían usarla aquellos padres de familia que compartan su vehículo para transportar dos o más estudiantes. “Si van dos niños por automóvil ya estaríamos disminuyendo en 50 % el uso de vehículos, algo que ayudaría bastante a mejorar la movilidad en el Sur”, asegura Martín.

El Subsecretario de Movilidad Sostenible señala que otra estrategia apunta a que Metrocali genere una ruta que parta desde la estación Universidades y sirva a los administrativos y profesores, con una frecuencia de 15 minutos.

El dilema de compartir el carro 

  • Pese a que una de las estrategias más mentadas por las autoridades para mitigar el caos del Sur es el denominado ‘carpooling’ o compartir el carro, aún hay conductores que se rehúsan a practicar esta iniciativa por el temor a ser sancionados por transporte ilegal.
  • Ese es el caso de Luis González, quien es estudiante de la Universidad Javeriana, y dice negarse a esta estrategia porque “los guardas siempre están mirando si pueden cazar ‘piratas’ y, si bien uno lo único que haría sería llevar compañeros sin cobrarles, ellos no creen eso y pueden terminar poniendo una multa; eso le pasó a un amigo”.
  • En ese sentido, el subsecretario de Movilidad Sostenible, Henry Martín, advierte que para que no existan casos de ‘piratería’ se están generando comunidades cerradas al interior de los colegios. “Lógicamente, cuando hay funcionarios, administrativos y estudiantes, van identificados. Allí seguiremos haciendo controles, por lo que no tiene porqué haber ningún problema”.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad