Escuchar este artículo

Temporada seca se extenderá hasta finales del mes

Febrero 05, 2021 - 11:30 p. m. 2021-02-05 Por:
Redacción de El País
Río Pance en los primeros días de febrero, imagen de referencia

Por ahora no hay riesgo de que en los ríos haya escasez de agua, según advierten las autoridades.

Foto: Aymer Díaz - El País

Entre los 32 y 33 grados celsius oscilarán las temperaturas promedio de Cali para el mes de febrero, que ya se encuentra en la primera temporada seca del año, la más fuerte del régimen climatológico de la ciudad, incluso por encima de la que tiene lugar en junio.

“Por la ausencia de nubosidad y precipitaciones aumentan los rayos ultravioleta, por ende, la temperatura”, explicó Óscar Ramírez, profesional de la Dirección de Hidroclimatología de la CVC, quien recordó que el jueves se registró la temperatura más alta en lo corrido del año, con 33 grados a las 3:00 de la tarde. El experto agregó que “esperamos que esta tendencia vaya hasta mediados de febrero y empiece a decaer en marzo para dar tránsito a la temporada húmeda”.

Y si bien no se puede pronosticar qué temperatura se registrará con exactitud ciertos días y horarios de la semana, Ramírez anotó que se puede afirmar con completa seguridad que no podrán superarse los máximos históricos de febrero, que en 1997 llegaron a 36,7 grados celsius.

Sin embargo, agregó el profesional de la CVC, la temporada tiene influencia del fenómeno macro-climático de La Niña, que consiste en el enfriamiento superficial del Pacífico ecuatorial, lo que implica que puede haber lluvias 20 % o 30 % superiores a lo habitual. Al haber un superávit de precipitaciones, se presentará una alternancia más frecuencia entre días de mucho calor con otros más frescos.

“Nuestro clima está gobernado por la humedad que entra por el Pacífico y la circulación de vientos que se concentran en el noroeste de la ciudad, que en horas de la tarde es conocida como brisa sanfernandina, que se concentra en el noroeste de la ciudad. Eso implica que en los barrios del suroriente haya una sensación térmica más impactante, primero porque los vientos ya no son tan fuertes y encuentran barreras como edificios que obstaculizan su paso”, agregó Martínez.

Además de indicar que también aumentan las probabilidades de incendios forestales, el experto agregó: “La principal fuente de recarga de las cuencas hídricas es la lluvia, pero dado que estamos en una situación de superávit de precipitaciones, los afluentes no presentarán graves dificultades”.

De hecho, la represa de Salvajina, que ofrece el agua para la capital vallecaucana, tiene una reserva del 61 % en estos momentos, “un nivel bueno para esta época del año, además que el paso del río Cauca por la ciudad se encuentra en 280 metros cúbicos por segundo. Esto también es un valor esperado para un mes tan seco como lo es febrero”, indicó Rodrigo Zamorano, secretario para la Gestión del Riesgo de Cali.

El funcionario recordó que febrero es uno de los meses más secos del año, dado que en promedio solo presenta 10 días de lluvias y las lluvias caen con una fuerza de 69 milímetros. A medida que la ola de calor ceda poco a poco, el primer indicador empezará a subir en marzo, con 12 días de lluvias, y abril, con 15, lo que lo convierte en el mes con más precipitaciones junto con octubre.

“Respecto al tema del pronóstico, también tenemos una baja presión que viene por el borde del Ecuador hasta subir por el Pacífico, pero es muy probable que esto sea una incidencia marginal en términos de más lluvias”, agregó Zamorano.

El Secretario de Gestión de Riesgo de Cali agregó que es clave que los habitantes de la zona rural de la capital del Valle no promuevan quemas en los bosques o potreros, como las quemas de basura, dado que en tiempo seco el viento puede arrastrar la pavesa (partícula que se convierte en ceniza) hasta otra zona verde, lo que termina por convertirse en un incendio forestal.

“Es una leyenda que en Cali exista una emisión instantánea que genere una conflagración, pues la temperatura no llega a los 40 grados celsius y tampoco se ha demostrado que el ángulo de inclinación del sol incida en estos hechos de forma directa. Es evidente que siempre hay alguien que provoca estas situaciones, ya sea con o sin intención”, afirmó.

De acuerdo con el funcionario, hasta el momento no se ha podido capturar a ningún pirómano que provoque incendios forestales en los cerros tutelares de Cali, es por eso que indicó que Gestión del Riesgo está dispuesto a recibir denuncias con pruebas que den con la identidad de estas personas. Cabe recordar que usted puede denunciar estos casos con el número de contacto del despacho, 8800135, o en el cuarto piso del edificio de la Alcaldía.

“Es clave que la comunidad esté conectada con los organismos de socorro a la hora de reportar un incendio, como los Bomberos Voluntarios, y que acaten sugerencias básicas como no arrojar colillas de cigarrillos o combustibles en zonas verdes de la ciudad, aspectos detonantes de una conflagración”, aseveró.

Sugerencias

Estas son algunas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud frente al calor:

Lleve ropa ligera y holgada confeccionada con materiales naturales. Si sale al exterior, póngase un sombrero o gorra de ala ancha y gafas de sol.

Utilice ropa de cama y sábanas ligeras, y no utilice cojines para evitar la acumulación de calor.

Beba regularmente, pero evite el alcohol y el exceso de cafeína y azúcar.

Tome comidas ligeras y aliméntese con mayor frecuencia. Evite los alimentos ricos en proteínas.

No deje a niños ni animales en vehículos estacionados.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS