¿Qué ha desatado la violencia en los colegios de Cali, tras el retorno a clases?

Marzo 28, 2022 - 11:55 p. m. 2022-03-28 Por:
Por Daniel Molina, reportero de El País
Violencia que se presenten en los colegios de Cali

La Policía de Infancia y Adolescencia de Cali habilitó una línea telefónica llamada ‘patrulla’ escolar (3176949818), que atenderá las situaciones de violencia que se presenten en los colegios de la ciudad.

Fuente: 123rf

En el video que se difundió por redes sociales el pasado 3 de marzo, dos estudiantes del colegio Inem Jorge Isaacs de Cali, vestidas con sudaderas rojas y camisetas blancas, se lanzaban golpes mientras una multitud de sus compañeros las rodeaba como imitando las cuerdas de un ring.

La publicación no solo se volvió viral —generó más de 22.000 visualizaciones en Twitter— sino que puso sobre la mesa un tema que viene preocupando a la ciudadanía: las riñas que se presentan en los colegios de Cali.

Este mes también se dieron enfrentamientos de alumnos de colegios como La Buitrera y Lancaster, mientras que ayer circularon imágenes de un conflicto entre estudiantes en el barrio Nueva Floresta, que terminó con la intervención de las autoridades.

Según la teniente Adriana Corrales, jefe de la Policía de Infancia y Adolescencia, cada semana se reportan entre cuatro y cinco problemas relacionados con violencia en instituciones educativas en Cali.
“Nosotros acompañamos el regreso a las clases que se dio el 31 de enero y a partir de la tercera semana se incrementaron los casos”, sostuvo.

Lea aquí: Los 'dolores' que aquejan a los habitantes de la Comuna 22, al sur de Cali

¿Qué está pasando?

José Darwin Lenis, secretario de Educación municipal, piensa que esta problemática se está viviendo a causa de un cúmulo de situaciones que han venido afectando a la sociedad en general, como el encierro por la pandemia del Covid-19 y el estallido social de abril y mayo del año pasado.

“Esa afectación emocional ha tenido repercusiones que vienen dificultando la convivencia, entonces ahora nos toca redoblar esfuerzos y articular a diferentes secretarías para que todo vuelva a la normalidad”, dijo.

De acuerdo con Lenis, en lo que va del año se han identificado conflictos en colegios de seis comunas —3, 5, 9, 11, 20 y 21— a causa de la falta de tolerancia entre los estudiantes.

Solangellie Arango, rectora de la Institución Educativa Inem, sede Jorge Isaacs (donde se presentó la riña ya mencionada), sostiene que el cambio de las aulas a la virtualidad deterioró la salud mental de niños y jóvenes, generando incertidumbre.

“Entonces ahora que regresaron a la presencialidad, lo han hecho con un mar de miedos. Si lo vivido en el último tiempo nos ha afectado como adultos, entonces piensen en lo duro que ha resultado en el plano social y emocional para los estudiantes”, analizó.

Por su parte, Jorge Silva, rector del colegio La Buitrera, institución en la que también se presentó una riña, piensa que los colegios deben mejorar su manera de “trabajar el tema de las emociones con los muchachos, aunque esta es una problemática que también incluye a las familias. Hay poca tolerancia, y si esto sigue, se pueden generar situaciones complejas”.

La familia, fundamental

Adriana Quiñónez, psicóloga del Comce (Comité de Convivencia Escolar), dice que la familia es el primer lugar en el que una persona debe sentirse aceptada, y es precisamente desde allí donde se debe fomentar el respeto.

“Hay diferentes factores que influyen, por ejemplo, en el acoso escolar. Uno de ellos es que desde nuestras casas, hermanos y padres pueden poner sobrenombres o burlarse de alguien, y esa es una conducta que potencialmente la persona puede replicar en el colegio”, argumentó.

Mabel Rojas, también psicóloga, indicó que las conductas violentas que se están presentando se deben a situaciones y emociones que los alumnos vivieron a nivel familiar durante la cuarentena, y que no están solucionadas.

“Al regresar a la presencialidad los estudiantes canalizaron todo el estrés y las emociones reprimidas. Si algo nos enseñó el encierro es que hay familias que no se conocían y en las que hay conductas violentas, y las peleas se deben a esa mala gestión emocional”.

Para Rojas, “desde la familia se deben identificar esos problemas no resueltos y hacer un acompañamiento de verdad, con más vínculos afectivos reales y menos pantallas”.

Las estrategias

El secretario de Educación, José Darwin Lenis, aseguró que desde su dependencia se vienen realizando diferentes actividades, como articulaciones con las secretarías de Salud, Deporte y Cultura para mostrarles otras posibilidades lúdicas y recreativas a los alumnos; así como también acciones como intervenciones con las familias, requisas a las afueras de los colegios y diferentes jornadas de reconciliación en las instituciones.

“En una de esas jornadas pudimos ver cómo las dos niñas del Inem que se pelearon se abrazaron y reconciliaron”, contó Lenis.

Por otro lado, la teniente Adriana Corrales aseguró que la Policía de Infancia tiene un ‘top’ de los colegios que más han tenido casos de violencia, en el que incluyen a instituciones como Hernando Navia Varón, Eustaquio José Palacios, Monseñor Ramón Arcila, Antonio José Camacho, Luz Haydee Guerrero y Santa Librada.

De acuerdo con Corrales, “nuestro grupo tiene diferentes estrategias de prevención, vigilancia y control, una de esas es el ‘Plan Padrino’, un grupo de 23 oficiales que tienen línea directa con las instituciones que son prioridad”.

La Teniente, además, explicó: “Tenemos un grupo especial que se encarga de hacer actividades de prevención en problemáticas como consumo y violencia intrafamiliar”.

Dentro de las estrategias que se realizan en los colegios, llama la atención la empleada por el rector Carlos Arturo Morales en el colegio José María Carbonell, donde se aplica la ‘Mediación escolar’, en la que, por medio de mesas de diálogo, los mismos alumnos resuelven sus conflictos desde el 2010.

“En los últimos 12 años hemos hecho en total 300 actas de mediación, y ninguno de esos conflictos se volvió a repetir”, afirmó Morales.
“Solucionar los problemas de convivencia, hizo que nos concentráramos en lo académico, y la institución ha progresado mucho”, señaló.

Hablan los estudiantes

Juan José Guerrero, contralor escolar hasta el año pasado de la institución José María Carbonell, asegura que la problemática actual se debe a que “hay un modelo educativo que no se replanteó” a pesar de todos los cambios que ha vivido la sociedad últimamente.

“No se puede pretender que tras una pandemia y un estallido social la educación siga igual. Las relaciones interpersonales cambiaron y si no se replantea el modelo, vamos a seguir teniendo brotes de violencia”, afirmó.

Una visión similar tiene Harrison Santiago Villamil, estudiante de grado once del Inem Jorge Isaacs.

“En el encierro y en el paro nos cargamos de una energía que no liberamos. Ahora las interacciones son diferentes, porque no somos tolerantes con nada y la verdad es que nadie nos habla sobre qué es un psicólogo y dónde encontrarlo. Acá en el colegio solo hay uno para miles de alumnos”, expresó con desazón.

Riña en Nueva Floresta

La Policía Metropolitana de Cali entregó detalles de la riña que se presentó ayer entre estudiantes de una institución educativa en el barrio Nueva Floresta, oriente de la ciudad.

Al hacer presencia en el lugar, los uniformados, según el comunicado, procedieron a intervenir el conflicto entre los alumnos, que habrían agredido física y verbalmente a los policías.

Según el reporte, en el operativo se realizó la captura de una persona de 19 años por la lesión en el rostro a un uniformado.

En el video que circula en las redes, hay un sujeto que aparece realizando disparos al aire. La Policía investigará con el fin de identificarlo.

VER COMENTARIOS