Preocupación en el Valle por el mal manejo de las aguas residuales; Solo 16 municipios se salvan

Octubre 28, 2022 - 11:55 p. m. 2022-10-28 Por:
Redacción de El País
cali

La bocatoma del acueducto rural de La Unión deja en evidencia la calidad el líquido que llega a los hogares de esa localidad. Este es uno de los municipios que da buen manejo a las aguas residuales.

Foto: Especial para El País

La Contraloría del Valle del Cauca presentó el ‘Informe anual sobre el estado de los recursos naturales y del medio ambiente del Valle del Cauca’ en el que se plantean, a través de tres capítulos, varias alertas sobre el uso que se da, particularmente, al agua en la región.

Una de las mayores preocupaciones que evidencia el documento se basa en el manejo inadecuado de las aguas residuales.

Según la contralora del Valle y presidenta del Consejo Nacional de Contralores, Ligia Stela Chaves, solo 16 de los 42 municipios del departamento tratan las aguas residuales generadas en sus cabeceras municipales, mientras que el resto, al no hacer ningún tipo de control, contribuyen a la contaminación de los ríos.

Asimismo, aseguró que “es insólito que 10 alcaldes de los 37 municipios sujetos de control, transcurridos dos años de su gobierno, certifiquen por escrito que desconocen si cuentan o no con plantas de tratamiento de aguas residuales y/o pozos sépticos en sus territorios, o simplemente no respondieron al requerimiento”.

Lea además: Seis nuevos funcionarios llegaron a la Alcaldía de Cali este viernes luego 'lluvia de renuncias'

Por su parte, la ingeniera Marcela Inés Meneses, directora técnica de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Contraloría del Valle, advirtió que cuando las aguas residuales domésticas se vierten directamente en las cuencas el impacto que esto trae para los territorios es de grandes proporciones, ya que se pone en riesgo el ecosistema sino la salud de las personas.

Otra de las alertas del informe de la Contraloría del Valle gira en torno al estado actual de las concesiones de agua en la región, que son los permisos o autorizaciones ambientales que otorga la CVC para hacer uso del líquido en todo el departamento.

Marco Antonio Suárez, director general de la CVC, manifestó: “como autoridad ambiental se realiza el seguimiento a las concesiones de aguas mediante visitas técnicas en los puntos de captación o en los pozos de monitoreo”.

En el Valle hay 11.017 concesiones de aguas otorgadas (superficiales y subterráneas) distribuidas en usos agropecuario, consumo humano e industrial. De esta cifra, según la Contraloría, el principal destino se da para actividades agrícolas, pecuarias y para riego, y no para el consumo humano como lo estable la normatividad vigente.

Esto podría llevar a que en localidades como Vijes, San Pedro, Zarzal, La Unión, La Victoria, Obando y Toro se registren problemas de escasez, en especial en épocas de verano.

Los municipios deberían, de acuerdo a la Ley, destinar el 1% de su presupuesto para comprar predios ubicados alrededor de las fuentes de agua.

Le puede interesar: Archivan investigación de Alianza Verde contra Ospina por escándalos de corrupción

“Contamos con municipios que tienen sus mayores concesiones para usos diferentes al consumo humano lo que nos podría poner en escenarios críticos si no iniciamos procesos de recuperación de los ecosistemas estratégicos y ejercemos mayores controles a las concesiones, uso racional del agua, entre otras acciones”, resaltó Ligia Stela Chaves.

Frente a este tema, Juan Carlos Rengifo, miembro de la Comisión del Plan de Desarrollo del Ordenamiento Territorial de la Asamblea del Valle y quien ha liderado varias comisiones de medio ambiente, destacó que el informe que rinde la Contraloría es responsable y eso evidencia falencias que se tienen en el departamento frente al cuidado de los recursos naturales. No obstante, “hay varios temas estructurales que hacen que el resultado no pueda ser diferente”.

Por ejemplo, según el diputado, los recursos destinados por la Nación son muy limitados (el 1% del total del presupuesto de cada municipio) y no alcanzan para cubrir las necesidades, “esto nos pone ante un panorama de voluntad política de los mandatarios para que prioricen temas medioambientales cuando pueden tener otros problemas ya identificados. Además, hay falencias en las políticas públicas de los municipios para trabajar, entre otras cosas, la reconversión de la agricultura y la ganadería que son unos de los grandes contaminantes”.

Algunos casos de referencia

cali

En Cartago, gracias al buen manejo de sus aguas residuales, varias especies de fauna han podido retornar a espacios donde antes era imposible estar por los fuertes olores que se generaban a causa de los contaminación que llegaban a sus aguas.

Foto: Especial para El País

Ulloa y Cartago son dos de los municipios vallecaucanos que según la Contraloría Departamental realizan gestiones apropiadas para la conservación de los recursos naturales, especialmente para el cuidado del agua.

Por ejemplo, la empresa Emcartago ha tenido resultados en el tratamiento de aguas residuales a partir del uso de la biotecnología. Juan Manuel Betancourth, especialista en Gestión del Medio Ambiente, explicó que este un trabajo que realizan desde hace cinco años y que permite, a través del uso de bacterias, degradar las materias orgánicas de las aguas residuales sin que esto implique inversiones costosas. Además, “ha servido para que al menos 10 especies migratorias hayan retornado a nuestros ecosistemas”.

En Ulloa, entre tanto, las plantas de tratamiento de aguas residuales evitan que las quebradas reciban contaminantes, lo que favorece la fauna y la flora. “Enfocamos esfuerzos en la educación, así como al monitoreo al sistema de tratamiento y redes de alcantarillado”, precisó Julieth Alexandra Velásquez, gerente de Serviulloa.

La directiva también indicó que para mantener los resultados positivos que hoy en día destacan al municipio es necesario enfrentar el reto financiero, "toda vez que para sostener el sistema de tratamiento se van requiriendo inversiones importantes, ya que la población humana sigue en constante crecimiento, así como los hábitos de consumo. Por estas acciones, y las decisiones que se tomen, el recurso hídrico, como fuente vital, tendrá un impacto positivo o negativo".

Lea también: Emergencia por lluvias en el Valle: hay más de 4500 personas afectadas en Dagua y Buenaventura

¡Algunos datos!

Marco Antonio Suárez, gerente de la CVC,   explicó que para verificar el cumplimiento de las obligaciones a cargo de los usuarios del recurso hídrico en el Valle se adelantan acciones que permiten corroborar que el aprovechamiento es eficiente y garantiza la oferta y disponibilidad de las fuentes hídricas para todos los vallecaucanos.

Asimismo, Suárez resaltó la importancia de las plantas de tratamiento de aguas residuales en los municipios, e indicó: "El pasado 18 de octubre entregamos la Ptar de Yumbo, que ya se encuentra en operación con excelentes resultados. Gracias a esta infraestructura 96 toneladas de contaminantes dejaron de llegar al río Cauca cada mes. Además, se adelanta la construcción de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales de las cabeceras municipales de Jamundí, Buga, Florida, Argelia y el corregimiento de Zanjón Hondo – Buga".

Según el Gerente de la CVC se avanza en la contratación para la construcción de otras Ptar en El Dovio y Zarzal, así como para los corregimientos de El Carmelo, Buchitolo, Villagorgona y San Joaquín, en el municipio de Candelaria. “En algunos casos, la obra incluye la construcción de colectores para llevar las aguas residuales hasta la planta de tratamiento”.

Con lo anterior se busca potenciar el cuidado del recurso hídrico en más municipios del Valle del Cauca y corresponder a la mitigación de alertas como las emitidas por la Contraloría Departamental.

VER COMENTARIOS