'Hacer caminos' una columna de opinión de Fabiola Calvo Ocampo

'Hacer caminos' una columna de opinión de Fabiola Calvo Ocampo

Marzo 07, 2019 - 11:45 p.m. Por:
Fabiola Calvo Ocampo - especial para El País
Fabiola Calvo, socióloga.

Coordinadora de la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género.

Foto: Archivo de El País

Crece el anhelo por la igualdad en derechos para las mujeres y con ello aumentan las voces, las marchas, las acciones no solo de mujeres sino también de hombres que han tomado conciencia de la urgencia de un
cambio en las relaciones entre géneros.

Ellos y nosotras vivimos dentro de un sistema que hemos heredado pero que tenemos la oportunidad de transformar.

El patriarcado y el machismo como componente suyo, afecta tanto a mujeres como a hombres reconociendo que la peor parte la llevan las mujeres puesto que los hombres han ejercido su poder (o su podercito) con ellas, las han discriminado, controlado, sometido. La lucha para las mujeres ha sido larga y tortuosa, de siglos, paso a paso, hasta que de tanto insistir, reunirse, teorizar, han conquistado escenarios que no les hubiesen concedido antes.

Y es lamentable que se “conceda” lo que les pertenece, pero esta palabra expresa que hay unas relaciones de poder que tienen los varones desde tiempos inmemoriales. Digamos mejor que conquistamos derechos. Quienes queremos visibilizar a las mujeres en la historia siempre decimos la primera mujer que participó en política, la primera futbolista, la primera que… Esto significa que hemos sido excluidas y a punta de esfuerzo, no exento de dolor, seguimos abriendo brecha.

En Colombia recordamos a Policarpa Salavarrieta por su compromiso con la causa libertaria pero fueron muchas mujeres las que aportaron; recordamos a Betsabé Espinel, quien dirigió la primera huelga de mujeres de la industria textil en Colombia; María Cano recorrió pueblos haciendo política enla década de los 20 y 30.

¿Cuántas mujeres quedan sin nombrar? Pero pensamos en la Revolución Francesa en 1789 podremos recordar a Olimpia de Gouge, la mujer que participó junto a otras miles pero que no lograron quedar incluidas en la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano. Ella que redactó luego los Derechos de la Mujer y la Ciudadana, fue llevada a la guillotina en 1793. “Si la mujer puede subir al cadalso, también se le debería reconocer el derecho de poder subir a la Tribuna”, dijo la francesa.

Los derechos han sido conquistados uno a uno, con aporte de mujeres de aquí y de allá y los logros de un lado nos aportan a otras pero aún no tenemos igualdad en derechos por el anquilosamiento cultural, el conservadurismo de políticos machistas y la falta de un mayor número de mujeres conscientes d en los cargos de decisión.

“Hombre, ¿eres capaz de ser justo? Una mujer te hace esta pregunta”. Así comienza la Declaración redactada por Olimpia, y en esta capacidad de ser justos, los hombres necesitan construir su propia búsqueda, las mujeres empezamos y no nos van a parar. Necesitamos encontrarnos de tú a tú, con diferencias pero en igualdad de derechos.

Lea además: ¿Hay exclusión laboral de mujeres en Cali?, reviva el debate en la Mesa Ciudadana de El País

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad