Gremio de bares piden atención de Alcaldía tras dos toques de queda extendidos en Cali

Escuchar este artículo

Gremio de bares piden atención de Alcaldía tras dos toques de queda extendidos en Cali

Enero 05, 2021 - 12:00 p. m. Por:
 Redacción de El País
bares

Cali vivirá un segundo toque de queda extendido durante el puente festivo de Reyes Magos.

Foto: José L Guzmán - El País

Uno de los gremios más afectados por la pandemia del covid-19 y las medidas restrictivas que se han tomado para frenar el avance de la misma, son los bares y restaurantes, que en Cali enfrentan una de las peores crisis de su historia.

De acuerdo con Manuel Pineda, presidente de Asociación de Comerciantes y Empresarios de Cali, Acoes, desde el inicio de la pandemia se han cerrado cerca de 550 establecimientos.

"La situación es crítica, vamos para dos fines de semana cerrados y nuestros ingresos dependen en un 90% del movimiento de los fines de semana. Estamos muy preocupados porque a esta altura no sabemos cómo vamos a responder por las obligaciones que tenemos", apuntó.

Puede leer: Cali tendrá toque de queda y ley seca extendido este puente festivo

El gremio ha mostrado su preocupación por las recientes medidas restrictivas decretadas por la Alcaldía de Cali, que impuso un toque de queda y ley seca extendidos para este puente festivo.

"Las medidas que está imponiendo la Administración no son del todo eficientes, porque restringe la movilidad en las noches, pero el verdadero foco de contagio está en el día, porque es donde más personas se mueven. Por ejemplo, en el MÍO o el Centro de Cali, donde miles de personas circulan y muchas de ellas no cumplen con los protocolos de bioseguridad", declaró.

Según el funcionario, en el día entre el 80 y el 90% de la población está en la calle, mientras en la noche se mueve cerca del 10 o 15%, por lo que piden a la Alcaldía que las medida se impongan en el día.

"Otra cosa que no entendemos es la prohibición de venta de licor para los establecimientos formales, que favorece a la clandestinidad. Ya vimos la fiesta clandestina que se armó al norte de la ciudad. Hay que entender que por cada establecimiento formal que se cierra se crean tres clandestinos, que no cumplen con las normas y que la mayoría, por no decir casi todos, pasan de agache porque nadie sabe donde se realizan", dijo. 

Y agregó: "cuando nos prohíben la venta de licor a domicilio empujan a muchas personas a comprar licor de dudosa procedencia, que no solo genera más perdidas para el sector, sino que ponen en riesgo la salud de muchas personas".

Para encontrar una solución al problema, Pineda hace un llamado al Alcalde de Cali para que los atienda, personalmente, en una mesa de trabajo.

"En diciembre pasado hablamos con el gabinete municipal, pero ellos no tienen poder de decisión. Queremos que el Alcalde nos atienda personalmente, nos escuche y podamos encontrar soluciones a está problemática", comentó.

Antes de la pandemia habían 1527 bares y restaurantes, de los cuales 550 se declararon en quiebra.

El presidente de Acoes manifestó que la idea es poder anticiparse a las medidas de restricción y evitar más perdidas, pues al no tener una alerta temprana los dueños de los establecimientos pierden dinero y empleos.

"Queremos que la Alcaldía nos avise con tiempo cuando se vayan a tomar este tipo de medidas porque algunos hacen compras para los fines de semana y ese dinero se pierde cuando se anuncia que habrá un toque de queda extendido", indicó.

Por último, Pineda le pidió a la Administración ayudas para el sector, que en medio de la crisis económica que viven no han recibido ayudas o descuentos que les permita mantenerse a flote mientras la situación mejora.

"La banca no nos presta por que nos califican como de alto riesgo, nos tienen cerradas las puertas. El Gobierno nos está dando la espalda, porque pese a que dijeron que iban llegar ayudas, estas nunca llegaron. Le pedimos a la Alcaldía que nos apoye al menos con descuentos en los servicios públicos, porque son costosos y no hay ingresos suficientes para pagarlos", puntualizó.

Fiestas clandestinas

En cuanto a las fiestas clandestinas que se han reportado, específicamente la última que se reportó en el The Beach Club, donde fueron halladas 300 personas, Manuel Pineda indicó que habló con el propietario y señaló que realizó está fiesta por la crisis económica que enfrenta.

"El propietario de ese establecimiento no está afiliado a Acoes, sin embargo hablé con él y me dijo que tomó el riesgo porque está en una crisis muy grave", apuntó.

De acuerdo con Jimmy Dranguet, subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control, "más de 300 personas estaban al interior de este establecimiento, no usaban tapabocas y no cumplían con ninguna medida de bioseguridad establecida por el gobierno local".

El lugar fue cerrado y se le aplicarán las sanciones respectivas, según el Código de Convivencia y Seguridad Ciudadana.

Para evitar que más establecimientos empiecen a realizar eventos clandestinos, Pineda reiteró el llamado al alcalde Jorge Iván Ospina, para que apoye al sector con descuentos que les permita mitigar la crisis económica. 

Comerciantes piden alternativas al toque de queda

El gremio de los comerciantes organizados del país, Fenalco, le hizo un llamado a alcaldes y gobernadores para que pongan en marcha estrategias diferentes al toque de queda, la Ley Seca y el pico y cédula para combatir el Covid-19, ya que esas medidas golpean las ventas del sector.

Desde que se dio la reapertura de las actividades comerciales, a mediados de junio del 2020, el sector empezó a reactivarse de manera gradual y en octubre las ventas ya habían crecido 3,5% en Cali y 3,0% en todo el país.

Es de anotar que casi en todos los departamentos se presentaron buenos resultados. Aún no se conocen las cifras globales de todo el año, pero se estima que hayan cerrado en cifras positivas.

Para este nuevo año, las expectativas son aún más halagadoras, pero con las medidas que adoptaron los alcaldes y gobernadores entre el 1 y el 3 de enero en ciudades principales las ventas no despegaron.

De acuerdo con Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, esto no es más que la ratificación de que las políticas implementadas desde hace ya casi un año fallaron y que volverlas a repetir, sólo sería la destrucción de nuevos empleos y la muerte para miles de pequeñas empresas que hasta ahora se están reponiendo de meses de inactividad.

“Está demostrado que los confinamientos y otras medidas restrictivas, lo único que causan son enormes consecuencias económicas y sociales a la población colombiana, tal como se evidenció en las cifras de empleo de agosto cuando se implementaron las cuarentenas por sectores”, dijo.

Los comerciantes se preguntan por qué las medidas restrictivas para pretender controlar las crecientes cifras de contagios por Covid-19 se hacen a las empresas formales, que son las que han cumplido con la implementación de los protocolos de bioseguridad, mientras que las campañas dirigidas a la población en general y el comercio informal han brillado por su ausencia.

Ocupación de UCI en Cali es del 97 %

Como crítica califica la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres, la situación actual de disponibilidad de camas en Unidades de Cuidados Intensivos en la ciudad para la atención de pacientes con complicaciones por el covid-19.

En la mañana de este martes la funcionaria manifestó que en la capital vallecaucana ha aumentado la velocidad de transmisión del coronavirus, lo que se evidencia en el aumento de los contagios y de los pacientes que deben ser derivados para su atención en UCI.

"En UCI tenemos 483 pacientes en UCI hasta ayer a las 5:00 p.m. con 497 camas disponibles, es decir, 14 camas libres en este momento, una ocupación del 97 % de las camas para pacientes con covid, una situación crítica para el manejo y la disponibilidad y poder dar traslado a esos pacientes cuando lo requieran", expresó la Secretaria en Blu Radio.

Miyerlandi Torres recordó que en aras de contar con camas en UCI libres para la atención de personas con covid-19 en Cali se llevan a cabo, en su orden, el desescalonamiento de pacientes a cuidados intermedios y a hospitalización; la apertura de camas no disponibles por falta de medicamentos e insumos; y el traslado de pacientes a otros municipios y departamentos cuando no hay disponibilidad en las UCI de la ciudad.

"Teníamos unas camas cerradas por falta de medicamentos y de insumos. La Gobernación logró adquirir 4.000 ampollas de midazolam, anestésicos y relajantes musculares y con esto se ha podido abrir 12 camas más en Cali y estamos esperando que hoy se puedan reabrir otras camas con esta adquisición de insumos", apuntó.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS