Estudian posible restricción al acceso de los caleños a Pance para proteger el río

Escuchar este artículo

Estudian posible restricción al acceso de los caleños a Pance para proteger el río

Febrero 13, 2020 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
Río Pance, imagen de referencia

El río Pance recibe visitantes a diario y los fines de semana es cuando más afluencia de público presenta. En el año se realizan varias jornadas de limpieza y revitalización para recoger los desechos abandonados en el ecoparque.

Foto: Jorge Orozco / El País

El anuncio de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, sobre la posibilidad de restringir el acceso de visitantes al río Pance, abrió un nuevo debate frente a la situación del afluente.

El ingeniero Diego Luis Hurtado, director territorial suroccidente de la Corporación, indicó que se está realizando un estudio para determinar las cargas que recibe el sitio “y poder controlar las personas que llegan a nuestro río, de tal manera que ese sistema se conserve”.

“El cuidado del río Pance debe ser integral, no solamente se debe atender el tema de los vertimientos que generan algunas constructoras, no solamente cuidarnos de una explotación de material de arrastre, también es decirles a los caleños o visitantes que van al río, que tenemos que cuidarlo de los residuos sólidos porque se saca por semana casi que una tonelada de residuos”, dijo Hurtado.

El funcionario indicó que en temporada alta el río Pance puede recibir 15.000 personas en un fin de semana, y normalmente los visitantes pueden estar por el orden de las 6000 personas, entre el ecoparque y la cabecera, que comprende la Vorágine y todo el sector de centro poblado.

“El estudio permitirá definir, de esos 15.000 visitantes en temporada alta, cuál es la cifra correcta que no genere el daño ambiental al río. Es un estudio que van a realizar funcionarios de la CVC y puede tomar unos cinco meses, debido a que hay que hacer el estudio de flora, de fauna, es un estudio integral”, precisó Hurtado.

Lea además: Las amenazas que pueden llevar a la desaparición del río Pance

Asimismo, señaló que este tipo de estudios se han realizado con anterioridad en entornos específicos como el Centro de Educación Ambiental El Topacio, ubicado en la parte alta de Pance, donde se determinó que dicho sitio solo puede ser visitado por 40 personas a la vez, “y una vez se cumpla ese cupo nadie más puede entrar”.

Sobre el control, Hurtado explicó que se requeriría el apoyo de otras autoridades para llevarlo a cabo: “En el ecoparque, que llegan 9000 personas más o menos, hay cuatro entradas. Se podría buscar una vigilancia como la tenemos en El Topacio y coordinar con Tránsito para el acceso de vehículos. Habrá una campaña de educación ambiental para que la gente entienda que hay unos límites y se trata de cuidar el río, se buscarán los mecanismos adecuados, obviamente sin ir a ser injustos con ninguna persona, seguramente habrá un orden de llegada que respetar y unos controles”.

Congestión en Pance

Para el concejal Roberto Rodríguez, quien promovió la acción que declara a Pance sujeto de derechos, la medida es necesaria, teniendo en cuenta el problema de movilidad que se está registrando por las visitas masivas.

“Claro que hay que empezarlo a reglamentar y empezar con los comparendos ambientales, mucha gente está abusando también los fines de semana del río, algunos van a lavar carros, ropas, otros llevan los perros y los bañan en el río, lavan ollas, se meten a hacer sus necesidades al río, entonces hay que tener un tema que es un compromiso de todos”, precisó Rodríguez.

Por su parte, el concejal Terry Hurtado manifestó que, tiempo atrás, fue la CVC quien autorizó la construcción de una bocatoma debido a todo el desarrollo urbanístico que se ha dado en la zona y que causa impactos al río.

“Entonces ahora la responsabilidad por lo que está ocurriendo parece que se la quieren cargar al usuario recreativo del río. Está bien que se hagan estudios de carga, pero lo que no podemos olvidar es que el problema se fue induciendo y ahora los platos rotos se los quieren hacer pagar al que menos tiene que ver en el problema, que es a quien va por motivos recreativos a Pance”, señaló Hurtado.

Entre tanto, Claudia Tabares, coordinadora de la Mesa Ambiental y Cultural de Pance, aseguró que el tema de gestión de residuos sólidos en el corregimiento viene mejorando a través del trabajo de sensibilización que realizan las diferentes organizaciones. Destacó, por ejemplo, que hace 12 años cuando empezaron las jornadas de limpieza y revitalización se recolectaban cerca de cuatro toneladas de residuos y actualmente recogen entre una y media y dos toneladas.

“Si nosotros cerramos la puerta de ingreso a las personas que llegan al parque la ciudad también va a empezar a tener unos problemas de conflicto por el estrés que genera la ciudad y porque este es el mar de los caleños, pero sí es necesario manejar inicialmente unos estudios de capacidad de carga, que no los ha tenido Pance, y también poder tener unos controles al ingreso, sin necesidad de que Pance se privatice, que ese es el otro peligro, la tendencia a esas cosas es a la privatización y sabemos que necesitamos que los diferentes estratos socioeconómicos puedan disfrutar de este patrimonio público”, afirmó Tabares.

Para Juan Carlos Montenegro, habitante de la vereda San Francisco y uno de los guardianes del río Pance, más que restricción se debe continuar con el trabajo de sensibilización a la comunidad para que hagan un buen uso de este espacio ecoturístico y de recreación.
“Limitar a la ciudad con el río, que es el único que está quedando limpio en el momento para disfrutar, sería perjudicar a las personas que de pronto no tienen para entrar a balnearios o a los sitios de recreación donde cobran”, expresó Montenegro.

Frente a la iniciativa de la CVC, Carlos Calderón, director del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, comentó que los resultados del estudio que se está realizando tienen que compartirse y socializarse para que las determinaciones se tomen de manera consensuada, ya que Pance es un territorio donde confluyen varias autoridades ambientales. Asimismo, señaló que dicho estudio no se debe trabajar pensando solo en la restricción, sino en acciones para que el río pueda mantener su máxima capacidad de carga y ser disfrutado por la mayoría de la población.

“Nosotros tenemos que decir vamos a hacer el estudio de carga, pero vamos a tomar las medidas necesarias para que esa carga ojalá se pueda mantener preservando las condiciones de resiliencia del río y garantizando procesos como la gestión integral de residuos sólidos y de control de la contaminación”, precisó Calderón.

Basuras en Pance
Cancelan licencias

Debido a incumplimientos y daños causados al río Pance, la CVC anunció la cancelación de la licencia ambiental que permitía la explotación de materiales de arrastre en la parte baja del afluente.

“De acuerdo a todos los estudios que hemos hecho técnicos y jurídicos, y a la suspensión que en este momento hay de la CVC sobre esta explotación, hemos tomado la determinación de cancelar la licencia ambiental, eso quiere decir que ya no se puede hacer ningún tipo de explotación minera en el río y le estamos ahorrando 12 años de explotación al río Pance (la licencia estaba vigente hasta el 2032”, explicó Marco Antonio Suárez, director general de la CVC.

La licencia para esta extracción se le había otorgado a Juan Raúl Navia Reyes y Alberto José Navia, y estaba autorizada desde 1998 por la Agencia Nacional Minera. La CVC había otorgado licencia ambiental en el año 2004, pero desde septiembre del 2018 la extracción se encontraba suspendida.

“Hubo afectación al lecho del río, no cumplieron con los parámetros establecidos, nos afectaron 11 puntos donde se estaban pasando de la cota máxima de explotación”, añadió Suárez y precisó que se deberá presentar un plan de restauración de los daños realizados al río.

Al respecto, el ingeniero Alberto Navia, uno de los dueños de la licencia, aseguró que ellos mismos solicitaron a la CVC la cancelación de la licencia, debido a la presión que se generó sobre la actividad que realizaban. “El río no tiene daños, nosotros estábamos sacando el material de acuerdo a la licencia ambiental, pero si hay que corregir algo lo corregimos”, expresó Navia.

Lea además: Las amenazas que pueden llevar a la desaparición del río Pance

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS