Galería Santa Elena: conozca el panorama tras dos semanas de reapertura

Escuchar este artículo

Este es el panorama de la Galería Santa Elena tras dos semanas de reapertura

Junio 24, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Redacción de El País

La galería Santa Elena estuvo cerrada por nueve días para realizar labores de limpieza y desinfección.

Foto: El País

“Todavía vivimos con el estigma del covid y debemos trabajar para superarlo”. La galería Santa Elena, la más grande de Cali y la séptima en Colombia, ya completa dos semanas de retomar su actividad comercial luego de que estuviese cerrada a inicios de junio por tratarse de una zona roja del Covid-19.

Hoy la galería no es la misma. No hay pequeños castillos de basura ni de comida descompuesta, la vía pública está más despejada para los transeúntes y los nudos viales que acostumbraban a formarse sobre la Calle 23 se han aligerado notablemente.

“Es el comienzo para obtener nueva cara”, comentan con optimismo algunos trabajadores de esa galería que reúne casi 13 manzanas. Otras voces (o quizá las mismas en una doble interlocución) insisten que las pérdidas económicas continúan por “el estigma del covid”: buena parte de los compradores han optado por abastecerse en otras partes de la ciudad.

“La galería ha sufrido una evolución positiva, por ejemplo, en la cuestión de embellecimiento y organización”, asegura Carlos Mario Zapata, supervisor de un local de cárnicos, mientras señala en frente suyo, hacia la Calle 23.


Esa es la arteria principal de la galería, hoy con una señalética que hace más organizado el descargue de mercancía y un flujo más cómodo de los vehículos particulares que cruzan la zona. Zapata continúa:
“Y aunque con el paso del tiempo se vuelve más agradable para el consumidor, todavía hay ese temor de contagiarse de coronavirus. Y es por eso, al menos en nuestro caso, hemos tenido pérdidas del 60 % en la venta al detal”.

Lea también: Alcaldía desmiente información sobre cierre y militarización de Cali durante 15 días por covid-19

Una opinión similar se oye dentro de la plaza de mercado, por ejemplo, de la boca (cubierta por un tapabocas) de Liliana Bedoya, vendedora hace 23 años de legumbres y plantas medicinales: “Así tenga fama de desorganizada, esta es la mejor plaza, porque aquí llega la mayor cantidad de productos (20.000 toneladas de alimentos cada mes). Y la gente se está yendo a mercar a otros lados”.

El crecimiento de casos por Covid-19 en el barrio Santa Elena ha descendido ligeramente desde que fue reactivada la galería. Por hacer alguna comparación, entre la semana del 26 de mayo y el 2 de junio (día de cierre del sector) se presentó un incremento de 21 casos, mientras que entre el 13 de junio y anteayer hubo un ascenso de 14 contagiados por coronavirus. Sin embargo, el barrio se ubica como el tercero más afectado por la pandemia en la ciudad, con un total de 98 casos confirmados por la Secretaría de Salud.

Pero controlar la expansión del virus en esa y otras zonas aledañas afectadas como El Jardín, Aguablanca o Cristobal Colón no es el único reto de las autoridades. Si bien se adelantaron labores de reconstrucción total de las carreras 29, 29a, 30, 31 y 31a para una vida útil de al menos 10 años, todavía hay franjas en las que poco o nada ha cambiado, como lo es Puerto Mango, que queda sobre la Calle 19 entre carreras 29b y 31, por la condición deteriorada de la vía. Y a esto se suma la meta a largo plazo de reorganizar los más de 2000 vendedores informales para liberar el espacio público.

“Está bastante bien que nos estemos organizando, pero los puestos que nos asignaron son más pequeños, de 1,5 x 1,5 metros, por lo que no vendemos tanto como antes. Antes podía tener ganancias de $1.500.000 en una noche, ahora alrededor de $800.000”, comenta Manuel Narváez, vendedor informal de fruta.

Uno de los mecanismos recién creados para cumplir el pacto entre el Municipio y los líderes de la galería fue un comité interinstitucional que se reúne cada ocho días para evaluar el proceso constantemente.

“La proyección es desocupar el espacio público por completo y por eso no solo vamos a reubicar a los vendedores informales al interior de plazas de mercado, sino también ofrecerles proyectos productivos”, aseguró Harrison Martínez, subsecretario de Servicios productivos y Comercio Colaborativo

El funcionario también aseveró: “Es hora de que las personas regresen a comprar a la galería y sus alrededores, los cuales ya han asumido medidas de bioseguridad para hacer frente a esta coyuntura”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS