Escuchar este artículo

"Este año se puede superar el récord de huracanes": CVC

Noviembre 19, 2020 - 12:14 a. m. Por:
 Redacción de El País
Óscar Ramírez

El experto en hidroclimatología de la CVC, Óscar Ramírez, dijo que el fenómeno de La Niña influye en el aumento de los ciclones.

Especial para El País

Óscar Ramírez, experto en hidroclimatología de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, explicó cómo es el comportamiento de los huracanes y por qué estos fenómenos naturales pueden cambiar de rumbo de manera inesperada y así llegar hasta lugares como el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Además, indicó que en estos momentos en Colombia se está viviendo un Fenómeno de La Niña, que podría causar lluvias hasta el primer trimestre del 2021.

Puede leer: Caleña busca a su esposo, quien lleva cinco días desaparecido tras paso del Iota en Providencia

¿Por qué es la primera vez que llega a Colombia un huracán de categoría 5?

El primero de junio de cada año inicia la temporada de huracanes, en la que se empiezan a desarrollar unas perturbaciones de la atmósfera que se forman en el océano, pero dependiendo de las condiciones de la atmósfera y de la tierra van tomando unas trayectorias.

Aquí lo que nos pasó fue que nos ganamos la lotería con el rumbo del huracán y estuvimos demasiado cerca del ‘ojo’ o centro del mismo, que es el que más efectos colaterales tiene en cuanto a daños, y por eso las consecuencias que tuvimos en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Dicen que este huracán fue tan fuerte como el Katrina, que acabó con Nueva Orleans en EE. UU en el 2005...

Así es, Katrina también fue de categoría 5, igual que Iota. Recordemos que el 2005 fue el año que batió el récord en cantidad de huracanes en el planeta y este año podemos superar este tipo de fenómenos.

¿Cuál es el criterio para clasificar los huracanes?

Hay diferentes escalas, pero las más conocida es la velocidad del viento. Por ejemplo, un huracán de categoría 1 tiene vientos de entre 30 km/h y 50 km/h, mientras que la velocidad de uno de categoría 5 debe superar los 122 km/h. Recordemos que primero se empieza por una depresión tropical, que luego pasa a tormenta y posteriormente se convierte en huracán.

¿El cambio climático ha influido en el incremento de los huracanes?

Sí. Los fenómenos macroclimáticos que afectan a todo el globo terrestre influyen directamente sobre los huracanes. Para este caso, un fenómeno macroclimático conocido como Fenómeno de La Niña hace que la superficie del océano se enfríe y que, cuando hay evaporación, al no haber corrientes muy importantes de aire que arrastren la humedad, se va muy rápido hacia la atmósfera, lo que es la cuota inicial de una tormenta tropical que luego pasará a ser huracán.

¿Cómo el huracán puede irradiar el clima en el resto del país?

Los huracanes tienen una influencia dependiendo de qué tan cerca estemos de su radio o de su cono, que es una especie de remolino. San Andrés estuvo muy cerca de ese vórtice y Cartagena relativamente, entonces vemos como son diferenciales los impactos. Esta vez, la humedad se fue hacia el Atlántico norte, por lo que disminuyó la humedad en el centro y zona andina del país.

¿A Cartagena podría llegar un huracán?

Difícilmente. Lo que pasa es que tenemos unos fenómenos más pequeños que pueden tener las características de un huracán y que la gente los ve así porque tienen vientos fuertes o levantan tejas.

Si los huracanes se pueden predecir, ¿qué pasó esta vez que pareció que el fenómeno cogió a los sanandresanos con los ‘pantalones abajo’?

Vuelvo a retomar el ejemplo de Katrina: pese a toda la tecnología y los satélites que tiene Estados Unidos para monitorear los fenómenos climatológicos, el huracán iba con una trayectoria y, de un momento a otro, tomó rumbo hacia Nueva Orleans.

Es lo mismo que pasa ahora, Iota tenía una trayectoria y pensábamos que iba lejos, pero luego se nos fue hacia San Andrés. El Ideam hace un monitoreo constante y serio de estos temas, pero hay veces no se toman la decisiones que se tienen que tomar.

Justamente desde el Ideam están informando que es posible que se forme otro huracán en el sector de San Andrés, ¿cómo ve estas proyecciones climatológicas?

En estos momentos en el Océano Atlántico se está formando una depresión tropical llamada Kappa, que es una tormenta suave. Sin embargo, hasta el momento no un hay consenso de que se pueda volver un huracán. Lo que si está claro es que se está formando muy cerca al continente, específicamente a Nicaragua, y por allí está San Andrés.

Tengamos en cuenta que estos fenómenos se nutren de la temperatura del océano y de la potencia que les da el agua que se evapora. Además, cuando están lejos del continente, tienen mucha posibilidad de coger fuerza, pero la pierden si están lejos del mismo. Entonces, el consenso que hay hasta ahora es que va a ser una tormenta suave, a no ser de que decida coger para otro lado.

Esta temporada de lluvias ha afectado diferentes zonas del país, como Chocó, Antioquia y Cúcuta, pero ¿por qué en el Valle ha sido relativamente tranquila?

El Valle del Cauca cuenta con las cordilleras central y occidental, que funcionan como barreras que retienen cierta parte de humedad que, en esta época, llega al departamento principalmente por el nororiente.

También está claro que en la región esta temporada invernal ha sido atípicas y las lluvias que esperábamos no se han dado. Este déficit lo hemos tenido en todo el departamento, excepto en la cuenca del río Tuluá, donde estamos registrando localmente muchas precipitaciones. Sin embargo, nuestras proyecciones es que a finales de noviembre o principios de diciembre la cosas puedan ponerse críticas en la región.

¿Qué posibilidades tenemos hoy de tener el fenómeno de La Niña?

Tenemos un 95 % de las condiciones de este fenómeno y cuando lleguemos al 100 % es porque se dieron todas las condiciones.

¿Y qué significa eso?

Que vamos a tener lluvias hasta el primer trimestre del 2021.

“San Andrés amaneció con otra cara”

Juan Camilo Hernández, un joven caleño que viajó a San Andrés la semana pasada con su novia para pasar vacaciones, pero que se quedó atrapado allá por la emergencia del huracán Iota, aseguró que la isla hoy luce mejor.

“San Andrés amaneció bastante recompuesta y más limpia. Hay mucha gente de la Armada y ciudadanos recogiendo los escombros con palas y con escobas ”, dijo.

Asimismo, indicó que la mayoría de los huecos que causó el huracán en las calles, ya fueron señalizados. 

“El único pedazo de la isla que sigue con muchos escombros es el sector oeste”, precisó Hernández.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS