Consumo de sustancias psicoactivas, un flagelo que persiste en Cali, ¿cómo combatirlo?

Junio 26, 2022 - 11:00 p. m. 2022-06-26 Por:
Redacción de El País
Droga - Sustancias psicoactivas

Seis de cada diez consumidores (el 62,3 % del total de 11.608 casos) acceden a las SPA entre los 10 y los 28 años, con una media de edad cercana a los 25 años.

El País

Uno de los flagelos que constantemente se ha presentado en Santiago de Cali es el consumo de sustancias psicoactivas (SPA). Según la Secretaría Distrital de Salud, entre 2020 y 2021 fueron notificados 11.608 casos en la ciudad. Adicionalmente, el equipo de Salud Mental ha recibido, solo durante el 2022, 4000 llamados para brindar atención al respecto.

La más reciente Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas (ENCSPA), realizada en el 2019 por el Observatorio de Drogas de Colombia con el apoyo del Dane, indicó que el 10,2 % de las personas encuestadas en Cali ha consumido SPA ilegales, por lo menos en algún momento de su vida, mientras que la media nacional fue del 9,7 % y en el departamento del Valle, el consumo fue del 9,2 %.

Para el estudio, se incluyeron dentro de la categoría de SPA ilegales las sustancias inhalables, Dick, Popper, marihuana, cocaína, basuco, éxtasis, heroína, metanfetamina, LSD, hongos, yagé, cacao sabanero, ketamina, GHB y 2CB.

A nivel nacional, el 71 % de la población entre los 12 y los 65 años encuestada indicó que fumar ocasionalmente marihuana, una de las sustancias más comúnmente escuchadas, generaría un gran riesgo para su salud. A pesar de esto, la marihuana se mantiene a la orden del día, con un 92,7 % afirmando que en algún momento les han ofrecido esta sustancia para el consumo.

Lea además: Polémica por día sin carro en Cali: restaurantes y bares, en desacuerdo con la iniciativa

Asimismo, el 54,9 % de las personas, en los 49.712 hogares que fueron encuestados, mencionó que les sería fácil conseguir marihuana, que se ubicó por encima de la cocaína (33 %), el basuco (32,1 %), el éxtasis (21,6 %) y la heroína (12,2 %).

La temprana edad de inicio del consumo se ha convertido en una de las mayores preocupaciones al respecto. Los datos de la Secretaría de Salud de Cali revelan que el inicio de esta actividad se da cada vez a menor edad. Seis de cada diez consumidores (el 62,3 % del total de 11.608 casos) acceden a las SPA entre los 10 y los 28 años, con una media de edad cercana a los 25 años.

La psicóloga Diana Valencia argumentó al respecto que “ya desde los 10 años estamos atendiendo casos de pacientes con unos inicios exploratorios en el consumo, y es desde los 12 a los 17 años donde más reportes ha habido”.

La especialista manifestó que Cali se ha caracterizado por tener altos índices en esta actividad, “pero con el tema reciente de la pandemia, esto produjo que tuviéramos más acceso a cierta información. ¿Qué quiere decir eso? Que los jóvenes están teniendo más facilidad de usar Internet, y cuando esta no se usa bien llegamos a tener más acceso a información negativa”, como el uso y consumo de las sustancias ilegales.

La psicóloga Valencia también cuestionó la utilización de los vapeadores sin el debido conocimiento e indicó que “hay que trabajar un poco más en la capacidad de respuesta de todas las instituciones y entornos ante esta situación, empezando desde la familia”.

Por otra parte, según la Secretaría de Salud de Cali, el género masculino es el que mayor índice de consumo presenta. 7 de cada 10 casos se dan en hombres, mientras que los tres restantes corresponden a mujeres. De hecho, el grupo poblacional que más consume es el de los hombres entre los 24 y los 28 años, seguido de los adolescentes y jóvenes entre los 12 y los 23 años.

Le puede interesar: Continúa la polémica: ¿Cuál es el futuro de la más de 500 gualas que hay en Cali?

¿Qué se está haciendo para combatir la problemática?

La Secretaría de Salud de Cali ha promovido la iniciativa ‘Tejiendo Sueños’, que consiste en la identificación de los consumidores en la ciudad desde un trabajo en el territorio para brindarles, posteriormente, toda una ruta de atención, apoyo y rehabilitación.

A pesar de los altos índices de consumo en Cali, Miyerlandi Torres, secretaria de Salud, declaró que “los resultados que tenemos hasta el momento son satisfactorios. Se basan en tamizajes, identificación del riesgo y del daño. Estas personas identificadas con riesgo mediano o alto han sido derivadas a las instituciones de salud, donde estamos trabajando con las unidades funcionales en salud mental”.

Este año se han capacitado alrededor de 250 personas para abordar el consumo de SPA en la capital del Valle, con lo que se ha logrado identificar a 158 individuos que están en un mediano y alto riesgo de consumo, los cuales ya se encuentran en tratamiento, según afirmó la Secretaría de Salud.

También se han puesto en funcionamiento unidades móviles que recorren colegios y algunos lugares de la ciudad. Cerca de 17 mil estudiantes en más de 25 instituciones educativas han sido intervenidos y capacitados sobre los riesgos del consumo de estas sustancias, y 240 de ellos han sido remitidos a la red prestadora con riesgo medio o alto de consumo.

Lea también: Top-10: estos son los barrios en donde más dejan basura en Cali

De igual manera, se indicó que se han realizado visitas de revisión a instituciones de salud y fundaciones para verificar que se realice un tratamiento adecuado a estas personas, donde se ha encontrado un 58 % de incumplimiento de exigencias en las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios de Salud (EAPB).

“Esperamos en los próximos días tener el cierre de alrededor de cinco o seis de estas instituciones y fundaciones. Estamos revisando la parte jurídica por el no cumplimiento de requisitos en torno al tratamiento de salud mental, sobre todo alrededor del consumo de sustancias psicoactivas”, aseguró Miyerlandi Torres.

También es recurrente que las personas se dirijan a la dirección de Bienestar Social de la Alcaldía para obtener ayuda frente a sus situaciones de consumo problemático. Frente a esto, María Fernanda Penilla, secretaria de este organismo, aclaró que su dependencia no trabaja de forma directa estos casos.

“Si alguna de las poblaciones que nosotros atendemos y protegemos, como jóvenes, habitantes de calle o mujeres, presenta esta situación, lo que hacemos es activar la ruta para que acuda al sistema de salud y hacer el tratamiento correspondiente que desde esa Secretaría, las EPS y las IPS se ha dispuesto para ello”, indicó Penilla.

Sustancias legales

Las sustancias psicoactivas de consumo legal también perjudican la salud de la población. Estas son el alcohol, el tabaco y medicamentos tranquilizantes.

Las cifras de la más reciente Encuesta de Pulso Social, realizada por el Dane, cuyos resultados corresponden al trimestre marzo-mayo de 2022, dicen que:

El 8,2 % de las personas jefes de hogar y sus cónyuges encuestados en Cali afirmaron haber consumido bebidas alcohólicas o cigarrillos como un mecanismo para sentirse mejor.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS