Clínica 'Valle Solidario', la ventana de la esperanza frente a la pandemia

Escuchar este artículo

Clínica 'Valle Solidario', la ventana de la esperanza frente a la pandemia

Mayo 11, 2020 - 02:41 p. m. Por:
María José Cabrera Marroquín, integrante del Semillero de Periodismo UAO-El País

Foto de la inauguración del Hospital Universitario Sede Norte, Valle Solidario, donde se atenderán pacientes con coronavirus de la región.

Foto: Jorge Orozco / El País

Hace unos días, el superintendente de Salud Fabio Aristizábal entregó a diferentes entes gubernamentales ocho clínicas de SaludCoop que no estaban en funcionamiento, esto, con el fin de poder mitigar la falta de espacios para pacientes que estén recuperándose del covid-19.

En Cali le fue entregada a la Gobernación del Departamento para su administración la antigua clínica de Saludcoop del Norte, ubicada en la Avenida 2 Norte, y a la Alcaldía, la clínica de Saludcoop del Sur, localizada en el barrio Bretaña. Esto ayudó a aumentar la capacidad de la red hospitalaria de la capital del Valle.

Lea también: “Veinte buses que trasladarán ciudadanos venezolanos a la frontera serán los últimos”: Ospina

La gobernadora del Departamento, Clara Luz Roldán, dejó en manos del gerente del Hospital Universitario del Valle, Irne Torres, la administración de la clínica Saludcoop del Norte. Él, a su vez, puso en marcha la restauración de esta casa de salud y la pudo poner en funcionamiento en un tiempo récord.

Y fue así como el pasado 22 de abril, la clínica, que ahora lleva el nombre de ‘Valle solidario’, entró a operar. Para estar totalmente lista para prestar sus servicios, se invirtieron $385 millones y se necesitaron quince días de trabajo de adecuación.

La casa de salud cuenta con 347 camas para pacientes que padecen del virus y que requieran hospitalización. Es importante resaltar que las personas que podrán recurrir al lugar deben estar afiliadas a una EPS.

“El eslogan Valle Solidario fue una apuesta del Gobierno departamental, donde se refleja esa interacción y despertar de la solidaridad de los vallecaucanos, y así muchos trabajemos mancomunadamente en lidiar con esta pandemia”, destacó Irne Torres.

Para la restauración se unieron muchas firmas vallecaucanas tanto públicas como privadas que quisieron brindar un granito de arena a la nueva Clínica Valle Solidario. Algunas de estas fueron Colombia de PVC, que se encargó del mantenimiento de las puertas y ventanas exteriores e interiores de todo este complejo hospitalario; la empresa El Diamante, que ofreció el aseo y la desinfección; compañías de construcción como Cedicol y CMI que se encargaron de las adecuaciones locativas, y Aires Modernos, firma que instaló o arregló los aires acondicionados.

También algunas universidades decidieron colaborar. Como la Autónoma de Occidente que apoyó enviando estudiantes de ingeniería biomédica, para que, en conjunto con biomédicos del HUV, trabajaran en la recuperación de algunos equipos que eran necesarios para los servicios de cuidados intensivos.

Para poder participar en la recuperación de la antigua clínica de SaludCoop Colombia de PVC envió una carta a la Gobernación ofreciendo un mantenimiento para habilitar las puertas y ventanas del lugar y así tanto el personal médico, administrativo y pacientes evitaran los múltiples accidentes, ya que los casi 500 elementos entre puertas y ventanas estaban en mal estado, contenían materiales sueltos como alambres, clavos y huecos en las superficies.

Solidaridad empresarial

Colombia de PVC, empresa familiar creada en 2008 y gerenciada por Roberto Casas, ofrece soluciones acústicas y térmicas, amigables con el medio ambiente. Sus clientes son variados, pero en estos momentos el sector hospitalario es el que más utiliza el material que produce esta compañía ya que es aséptico, no se desajusta y es termofusionado.

Para esta labor, la empresa dispuso de quince empleados, los cuales trabajaron arduamente durante cinco días, incluyendo un fin de semana, desde las 8:00 a.m. a 4:00 p.m. ya que hasta esa hora era permitido realizar las funciones debido a las restricciones de confinamiento por la pandemia en la ciudad.

“Mi esposo les llevaba comida a los trabajadores para tenerlos animados y así rindieran en el trabajo, porque lo importante era tener una solución rápida en estos momentos que nos incumbe a todos. Es importante resaltar a todas las personas que estuvieron detrás de esto casi las 24 horas, ayudando y organizando todos esos espacios que alguna vez funcionaron”, manifestó Gladys Casas, gerente comercial de la firma.

Los trabajadores estuvieron encabezados por Mosley Añasco, técnico industrial de la empresa y mano derecha de sus propietarios. Hace doce años trabaja en el lugar y es quien controla la calidad en la planta de producción y la instalación del producto como tal.

“Entre nosotros siempre hemos sido solidarios, entonces, por qué no serlo ahora con las personas contagiadas, que necesitan un lugar para recuperarse”, señaló Mosley Añasco.

Todo el equipo realizó esta labor para ayudar a muchas personas, pero de igual manera, sus integrantes anhelan que no sean muchos los que tengan que pasar por esta clínica.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS