¿Cancelarán el semestre?, esto dice el rector de Univalle sobre el paro nacional

¿Cancelarán el semestre?, esto dice el rector de Univalle sobre el paro nacional 

Noviembre 18, 2018 - 07:50 a.m. Por:
Diego Martínez Lloreda y José Luis Carrillo
Édgar Varela, rector de la Universidad del Valle

Édgar Varela, rector de la Universidad del Valle.

Foto: Archivo de El País

Ya son seis las semanas del cese de actividades en las universidades públicas del país, tras el paro convocado por los estudiantes quienes exigen más recursos para la educación superior.

Pese a que los rectores llegaron a un acuerdo con el presidente Iván Duque, el movimiento estudiantil tiene mayores exigencias y esta semana que inicia se reunirán con el Gobierno Nacional para buscar conjurar la crisis.

En medio de este panorama, Edgar Varela, rector de la Universidad del Valle, hace un análisis juicioso de la situación y sostiene que el semestre no será cancelado.

¿Hasta cuándo están suspendidas las clases en Univalle?

Las clases están suspendidas desde hace cinco semanas -esta semana son seis- no por una decisión de la rectoría de la universidad sino porque los estudiantes están en asamblea permanente y decidieron convocar a paro indefinido.

En lo que tiene que ver con el tema de suspensión del acceso a ciudad universitaria de Univalle -sede Meléndez- durante estos días, es una decisión que yo tomé basado en información de los organismos de seguridad del Estado, en relación con una escalada en los hechos de violencia que en las últimas semanas han empañado las movilizaciones estudiantiles.

En las últimas semanas ha habido cinco disturbios provocados por encapuchados que también recorren con cierta frecuencia el campus de ciudad universitaria, en la noche, tirando papas explosivas, intimidando a la propia comunidad universitaria. Además, la otra razón por la que hemos suspendido el acceso son por algunas tomas y bloqueos que han hecho algunos estudiantes a edificios administrativos.

¿Están tomados algunos edificios actualmente?

Estaban bloqueados, pero con la medida de suspensión se ha procedido al desbloqueo. Lamentablemente se han destruido bienes públicos, estructuras de jardinería, de mantenimiento, han sido desmontadas, lo que afectó gravemente el resto de actividades de la universidad, como los posgrados, el trabajo de investigación y los trabajos de extensión con otras universidades.

¿Hasta cuándo estará cerrada la universidad?

Por ahora estamos evaluando la situación, no solo el rector sino el cuerpo directivo para establecer unas reglas mínimas para reabrir el campus, como el no uso de la violencia ni enfrentamientos, que algunos sectores estudiantiles respeten los espacios de la universidad, que no se presenten bloqueos.

Con estas condiciones no tendríamos problemas de reabrir el campus y que la universidad tenga gobierno, que los directivos puedan controlar territorialmente el campus, eso es lo mínimo que uno como rector debe garantizar a la comunidad universitaria.

Lea además: Universidad del Valle retomará actividades administrativas y no se cancelará el semestre

¿Ha contemplado cancelar el semestre?

Nosotros no hemos contemplado la cancelación del semestre. Los rectores, por consenso, vimos que la cancelación del semestre no es una buena opción. Primero, porque tocaría devolver las matrículas y eso es un gasto económico enorme y, además, porque en la mayor parte de las universidades el semestre iba por su séptima u octava semana y son 16, así que ya iba muy adelantado.

Así que las medidas que estamos contemplando en las universidades públicas es suspender temporalmente el semestre con la opción de que se pueda reanudar y en algunos casos suspender los contratos de docencia de hora cátedra para que se puedan luego reanudar, no contemplamos la cancelación. Se espera aprovechar los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero y sacrificar las vacaciones para realizar tres semestres el próximo año.

¿Qué originó este problema en las universidades públicas?

De un lado la Ley 30, que fijó un mecanismo en el que el Estado le transfiere a las universidades la misma plata del año anterior y solo sube de acuerdo a la inflación, mientras que los costos de la educación superior han crecido en los últimos años en 4 puntos, derivado de que los profesores de hoy son más costosos porque están mejor preparados y hacen más investigación.

También la universidad tiene más estudiantes, hoy hay el triple de estudiantes que en 1992, cuando se expidió la Ley 30, y el costo electrónico, la digitalización de los saberes, lo que implica un desfase en lo que cuesta la universidad y lo que el Estado envía.

Las Universidades hemos empezado a crear mecanismos de financiación propia de distintas fuentes, posgrados, asesorías, extensión proyectos de regalías, estampillas, que son imaginaciones institucionales que permiten un manejo cuando existen problemas financieros. Pero ya ese margen se ha agotado no solo en el caso de Univalle sino de todas las universidades.

Yo lamento que los anteriores gobiernos enfatizaron mucho en darle expansión a lo privado como el Icetex. Pero nunca se dijo cuál era la fuente del subsidio para el Icetex, y ocurre que la tercera parte de lo que se le gira a las universidades públicas sin contar el programa Ser Pilo Paga, a pesar de que estos recursos son públicos, van a lo privado. Esto demuestra que hay inequidad en lo que se le gira a lo público versus lo que se le gira a lo privado.

Un estudiante en Univalle, un pilo, vale la tercera parte de lo que vale las mejores universidades del país, siendo la calidad comparable y los costos muy parecidos ya que un docente con doctorado es costoso. El sentimiento de injusticia de los estudiantes es muy grande mientras el estado le da a las universidades privadas y no a las públicas han generado mucho más descontentos. Los estudiantes de hoy son muchos más ilustrados que los de antes, ellos manejan las cifras.

Universidad del Valle - sede Meléndez

¿Qué se acordó entre los rectores y el Gobierno?

El Gobierno no hubiera hecho este acuerdo con nosotros si detrás no hubiera habido las movilizaciones estudiantiles. Estuvimos todos los rectores durante tres horas hablando con el Presidente, en Palacio, donde le explicamos los problemas que teníamos, que no era solo dar más recursos si no resolver el problema estructural de recursos desde la ley.

Lo que acordamos es que a la base presupuestal se le hará un aumento del 3 % para el próximo año y en el año 2020, 2021 y 2022 será del 4 %, que conjuntamente con la inflación, que es algo difícil de calcular, y que según nuestros cálculos puede significar un $1.1 billones en el cuatrienio para la base presupuestal de las universidades. La Universidad del Valle tendrá $70.000 millones más cada año.

También, el Presidente propuso que entre el 2022 y el 2026 se incorporará en el Plan de Desarrollo que se aumente el 4 % , lo que nos da 7 años de incremento y eso sí sería un paso en la solución del problema que significa el compromiso del Gobierno a darnos un presupuesto fijo más allá de la inflación del año anterior.

Por otro lado, el Pesidente se comprometió a que $300.000 millones, desde el 2019 a 2022, irán como recurso de inversión a las instituciones públicas, en el peor escenario $10.000 millones adicionales de inversión para la Universidad del Valle.

En el fondo, lo que acordamos fueron $1.3 billones en el cuatrienio que van a estar para la inversión universitaria, la idea es que esto quede en el Plan de Desarrollo.

El otro punto son las regalías de los gobernadores que serían un billón de pesos, los gobernadores aceptaron que se designen estos recursos para la infraestructura de las universidades. No es un acuerdo como el que queríamos pero existe el consenso de que fue un buen arreglo, hay una deuda histórica adicional que considero que se puede ir resolviendo.

Si ustedes como rectores consideran que el acuerdo fue bueno ¿por qué los estudiantes siguen en su protesta?

Es fácil responder eso, ese acuerdo lo hicieron con los rectores y no con los estudiantes y profesores y era muy importante que el gobierno se sentara a conversar con los rectores a escuchar no solo problemas financieros sino también de otra índole y los estudiantes se sintieron excluidos del acuerdo, esta es mi lectura del asunto.

En segundo lugar estos datos no son fáciles de digerir, son datos densos y es un presupuesto que no se puede dar de un día para otro, es algo que se tiene que programar a largo plazo.

Y hay otros temas como el crédito Icetex, los estudiantes piden condonación de los créditos. Por otra parte, se requiere pedagogía para mostrar que el acuerdo que se hizo con el Gobierno Nacional es bueno, uno no puede interpretar una victoria como una derrota, uno sale con $4 billones en una mesa y hay que mirar que la negociación es positiva y hemos logrado que el Gobierno asuma compromisos económicos reales.

Nuevos programas

¿Qué opina del Plan E, con que el gobierno reemplazó Ser Pilo Paga?

Nosotros no estamos de acuerdo con ese plan y se lo dijimos al presidente Duque en la reunión, le manifestamos que es mejor destinar esos recursos para la educación pública debido a que la rentabilidad es mayor.

Por ejemplo, en los últimos tres años que ha estado el programa Ser Pilo Paga ha tenido 39.000 cupos y en esos mismo tres años, la universidad pública aumentó en 98.000 cupos, tenemos los datos del Ministerio de Educación. Nosotros hemos crecido dos veces la promoción de Ser Pilo Paga sin que nos hayan dado esos recursos.

Por ejemplo, en Colombia no hay control de la matrícula de las universidades privadas. Nosotros como rectores le hemos dicho al gobierno que estamos dispuestos en trabajar en ampliación de cobertura que lleguemos de 31.000 a 40.000 estudiantes, cuando yo llegué a la rectoría estábamos en 26.000 estudiantes. También vamos a arrancar una oferta importante en educación virtual. Soy consciente que debemos comprometernos más como universidad.

Lea además: Universidad del Valle retomará actividades administrativas y no se cancelará el semestre

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad