Así es el lento proceso para que el cerro de Cristo Rey resucite

Así es el lento proceso para que el cerro de Cristo Rey resucite

Diciembre 02, 2018 - 07:50 a.m. Por:
Redacción de El País
Así es el lento proceso para que el cerro de Cristo Rey resucite 02

El primer fin de semana de diciembre se realizó una siembra de 600 árboles, con el apoyo de El País, en el cerro de Cristo Rey y su zona aledaña.

Foto: Raúl Palacios / El País

Con cámaras con sensores térmicos para detectar focos de calor, rehabilitación de reservorios de agua y la reforestación de la zona afectada, avanza la recuperación ambiental de Cristo Rey tras el incendio que acabó con más de un centenar de hectáreas de bosque seco de este cerro tutelar de Cali.

La tarea no será sencilla. Es por eso que se han realizado una serie de siembras para recuperar el ecosistema del cerro. Tan solo durante este fin de semana se sembrarán 600 nuevos árboles, con apoyo de El País.


Tras la conflagración del viernes 31 de agosto se perdieron 103.43 hectáreas (equivalentes a sumar las áreas de los barrios El Lido y el Limonar) tanto en el ecoparque Cristo Rey (27.1 ha) como en el predio cerro Los Cristales (84.8 ha), además de cerca de 180.000 árboles del ecosistema de bosque seco tropical con especies como cordoncillo, arrayanes, guamo y nacedero, entre otras.

La fauna local también fue gravemente afectada. Murieron guatines, armadillos, zarigüeyas, iguanas y serpientes, afectando además 13 nacimientos de agua como la quebrada El Venado. En las evaluaciones subsiguientes realizadas por el Dagma en la zona, correspondiente al corregimiento de Los Andes, se estableció una pérdida de $1000 millones en inversiones ambientales realizadas en Cristo Rey desde hace cinco años.

Lea además: ‘Ave Fénix’, el plan de siembra de árboles que busca recuperar el cerro de Cristo Rey

Así es el lento proceso para que el cerro de Cristo Rey resucite 03

Durante el primer fin de semana de diciembre, decenas de caleños se sumaron a la iniciativa.

Diana Hernández - Redes Sociales El País

Roberto Beltrán recuerda la tarde de ese viernes como un día ‘espantoso’. Una de sus peores experiencias en los doce años en los que ha habitado la vereda de El Mameyal, uno de los sectores más afectados por la conflagración que engulló gran parte de este cerro tutelar. Junto con miembros de las cerca de cien familias de este sector, Beltrán había preparado brigadas de incendios y contramedidas para enfrentarse a las llamas; sin embargo, ese día el fuego fue casi imparable.

“Habíamos sembrado la planta de fique como aislante térmico que nos ayudaba mucho a que no se propagara, también teníamos fabricados batefuegos (una herramienta que consiste en un palo de madera con una base de goma rectangular) y cortafuegos (espacios de no menos de diez metros sin vegetación para que el fuego no se propague), pero aun así ocurrió lo que todos conocemos”, contó.

Beltrán reveló que la comunidad está muy comprometida con la restauración ambiental del cerro. “Se está trabajando y estamos entusiasmados con lo que se ha hecho. Creemos que sí se puede. Estamos sembrando especies nativas y hemos recogido más de 500 árboles, también tenemos activadas las brigadas contra incendio”, relató.

La restauración del cerro
Así es el lento proceso para que el cerro de Cristo Rey resucite 01

De acuerdo con Mónica Londoño, líder de conservación de ecosistemas del Dagma, se estima que la recuperación ambiental del cerro Cristo Rey, y su zona aledaña, podría tardar entre 15 y 20 años en restaurarse. “El trabajo hasta el momento ha sido muy positivo y hemos contado con el apoyo de la comunidad. En unas siete jornadas hemos sembrado unos tres mil árboles y lo que teníamos programados eran cuatro mil hasta la última jornada. Pensamos que se va a sobrepasar la meta”, contó.

Sin embargo, el próximo año se detendrá temporalmente el proceso de siembra durante los primeros meses, a la espera de la primera temporada de lluvias. “En enero no podemos sembrar porque se espera el Fenómeno de El Niño y tendremos una temporada de lluvias con precipitaciones menores a las históricas, empezando en marzo o hasta mayo”, reveló la especialista.

Ante esta eventualidad, desde la autoridad ambiental se está estudiando destinar una partida presupuestal para realizar el mantenimiento de los árboles que ya han sido sembrados.

El Dagma está trabajando en un plan denominado Ave Fénix desde el que se están organizando los esfuerzos para la recuperación del cerro. El plan contempla cinco etapas, la primera de ellas consistió en el ‘Abrazo al cerro’, una acción simbólica donde la ciudadanía y diversas organizaciones se comprometieron a proteger los cerros tutelares.

La segunda fase consistió en la caracterización de la zona, con evaluación de flora y fauna afectada y análisis de suelo. La tercera fase fue la planificación de estrategia de rehabilitación. La cuarta fase consiste en el establecimiento forestal, con la preparación del terreno, siembra y mantenimiento. La quinta y última fase es de sensibilización.

Rubén Darío Materón, director general de la CVC, indicó, por su parte, que la Corporación está trabajando en tres frentes para conservar la zona aledaña de Cristo Rey.

“Uno relacionado con el diagnóstico de las afectaciones ambientales y la implementación de herramientas del manejo del paisaje para la zona, otro asociado a la instalación de tres cámaras con sensores para detectar focos de calor y actuar con mayor prontitud durante la emergencia y el tercer frente tiene que ver con la rehabilitación de reservorios de agua que ayuden a recargar los carros de los bomberos y el sistema bambi bucket de la Fuerza Aérea Colombiana”, reveló Materón, quien explicó además que dentro de la campaña Reforestemos al Valle se tienen 10.000 árboles listos para apoyar las labores de siembra en Cristo Rey.

De acuerdo con el Director de la CVC, la propuesta del reservorio es ‘bastante viable’ y “se materializará gracias a que la zona cuenta con varias fuentes de agua que ayudarían en este importante trabajo. Este reservorio, tiene alrededor de 70 años y la idea es restaurarlo para este fin, ya la CVC dispuso los recursos para su recuperación en convenio con Bomberos Cali”. Los recursos aportados por CVC serían ejecutados en convenio con el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cali y ascienden a los $775 millones.

Para la profesora Marcela Navarrete Peñuela, coordinadora del Observatorio de Conflictos Ambientales Urbanos de la Universidad del Valle, además de la importancia desde el punto de vista ecológico del cerro está la fuerte simbología cultural que tiene Cristo Rey.

“Es un referente para los caleños geográficamente y como cerro tutelar. Su importancia radica además en ser un reducto de bosque seco, típico del Valle del Cauca, y perderlo significa perder un ecosistema y un banco genético relacionado con las especies que hace parte de este tipo de bosques”, indicó la académica.

Para Navarrete es importante el trabajo que está adelantando la autoridad ambiental y llamó la atención a la comunidad para que continúe aportando a la recuperación. “Es importante que no solo se hagan siembras de las especies nativas, sino que se debe trabajar con la comunidad para que valoren los servicios ecosistémicos que se brindan aquí, reforzando la educación ambiental ”, aclaró.

Lea además: ‘Ave Fénix’, el plan de siembra de árboles que busca recuperar el cerro de Cristo Rey

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad